Empresas & Management
Fecha de publicación: 2018-12-05

Las empresas líderes en RSE de Centroamérica enfatizan educación, apoyo a comunidades e inclusión

Son empresas centroamericanas que han sido reconocidas y galardonadas a nivel nacional, regional e internacional por sus buenas prácticas.

Por Roberto Fonseca
Colaboraron: María José Núñez y Velia Jaramillo

Son empresas líderes en Responsabilidad Social Empresarial (RSE). Sus programas están orientados a mejorar la calidad de la educación, a incrementar la productividad, enfrentar el cambio climático, fomentar la conservación y recuperación de áreas verdes y ríos o desarrollar políticas laborales de inclusión y equidad.

Lea más: RSE en Centroamérica: Empresas que le ganan la batalla a la pobreza

Fundación Ficohsa, por ejemplo, ha recibido reconocimientos a partir del año 2002 y desde entonces, sus programas de responsabilidad social -vinculados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)– siguen cosechando premios otorgados por organizaciones, instituciones y organismos nacionales y latinoamericanos.

También la multinacional Cargill, con su programa insignia “Nutriendo el Futuro”, que desarrolla
en cuatro países centroamericanos, en alianza con CARE Internacional a lo largo de una década, se ha erigido con premios en Honduras, Nicaragua y a nivel de América Latina.
Asimismo, cbc, la empresa multilatina nacida en Guatemala fue galardonada en la primera edición del reconocimiento Empresa Inclusiva, otorgado por el Ministerio del Trabajo, en conjunto con CentraRSE), como una de las empresas más inclusivas de Guatemala por sus acciones de inclusión y desarrollo de las mujeres dentro de la empresa.

Lea también: ¿Qué es el Índice de Pobreza Multidimensional empresarial (IPMe) y cómo se usa en Centroamérica?

Fortalecer la educación

En la región, las empresas Cargill, Ficohsa y Samsung, entre otras, están orientando sus programas de RSE y de RSC a desarrollar y fortalecer la educación de calidad, en centros de educación preescolar, primaria y de secundaria, en los países de la región y en
El Caribe.
Cargill, con su programa “Nutriendo el Futuro”, que se ejecuta en cuatro países de Centroamérica, ha impactado de manera positiva a cerca de 30.000 niños y niñas de la región.
Blanca Villela, gerente regional de RSE y Comunicaciones para Cargill Centroamérica, informó que el programa se desarrolla en más de 90 centros educativos de Honduras, Costa Rica, Nicaragua y Guatemala, en los cuales se brinda formación en nutrición a estudiantes, maestros y padres de familia.

“Nuestro programa de RSE, “Nutriendo El Futuro” está alineado con el Objetivo de +Desarrollo Sostenible #2 de “Cero Hambre”, promovido por las Naciones Unidas y con el cual impulsamos diversas acciones en toda la región en alianza con la organización sin fines de lucro, CARE Internacional, con quien este año estamos celebrando 10 años de trabajo en conjunto”, indicó Villela.
En el caso de Fundación Ficohsa, Karla Simón, su Directora, aseguró que el programa “Educando Nuestro Futuro” ha beneficiado a la fecha a más de 118.900 niños y niñas en 149 centros educativos de Honduras, Guatemala, Nicaragua y Panamá.

“Los esfuerzos se han dirigido a contribuir específicamente al cumplimiento de las metas del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 4: Educación de Calidad, garantizando una educación inclusiva y equitativa, promoviendo oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”, refirió Simón.

FOTO SAMSUNG 4-CR_ASC_2(800x600)

Por su parte Samsung, en su compromiso por contribuir a un futuro mejor, impulsa las aulas Smart School, los clubes de Samsung Smart Skills, y el concurso Soluciones para el Futuro, como sus tres proyectos bandera para fortalecer la educación en la región. Las aulas Smart School suman 42 en 13 países de América Latina y El Caribe, beneficiando a una población escolar de 14.000 niños y niñas cada año, entre los que están estudiantes de Panamá, Nicaragua, Honduras, Guatemala, El Salvador y Costa Rica.
El 82% del estudiantado beneficiado estuvo “de acuerdo” o “muy de acuerdo” en que su desarrollo académico mejoró con el uso de los equipos digitales de esas aulas.

Apoyando a las comunidades
Tomando en cuenta que de Centroamérica salen alrededor de 360.000 sacos de café, que adquiere anualmente la multinacional Nestlé, y que la enfermedad de la Roya del Cafeto amenazaba con mermar los ingresos y el sustento de miles de pequeños productores y de sus familias, la firma suiza decidió emprender el Plan Nescafé® a partir del 2013, en El Salvador, Honduras, Nicaragua y Guatemala.
En total, se estima que el Plan Nescafé® ha entregado un total acumulado de 14.000.000 plantas resistentes a la roya, beneficiando a más de 7.000 pequeños caficultores de las principales zonas cafetaleras del istmo, logrando incentivar el cultivo de este rubro, incrementando la calidad del café producido y generando una sólida mejora de la industria cafetalera.

Por otra parte, el Aeropuerto Internacional de Tocumen en Panamá y el bufete Arias, a nivel regional y en El Salvador, también desarrollan programas de RSE orientados a comunidades vecinas o rurales. En el caso de la terminal aérea, denominada el Hub de las Américas, se ha enfocado en el programa Basura Cero, que impulsa en el corregimiento de Tocumen, al este de la capital panameña, a fin de contribuir al medioambiente y a la salud pública. Mientras, la firma Arias se ha enfocado en la comunidad de Tacuba, en el departamento de Ahuachapán, donde han contribuido a celebrar los matrimonios civiles y eclesiásticos de parejas con pocos recursos.
Por su parte la firma Dinant, presente en Honduras desde hace más de 55 años, ha incorporado a unos 3.000 pequeños productores independientes integrados a su cadena de valor, y ha colaborado en el desarrollo de negocios inclusivos en ciertas comunidades étnicas por medio de la producción de aceite de Palma de Corozo. Además, mantiene dos Centros de Conservación de Vida Silvestre.

RELACIONADAS