Empresas & Management
Fecha de publicación: 2018-10-26

Bruselas autoriza a Sony tomar el control de la discográfica EMI

Sony alcanzó en mayo un acuerdo para la adquisición por US$2.300 millones de aproximadamente un 60% del capital social de EMI Music Publishing en poder de Mubadala Investment.

Por elEconomista.es

La Comisión Europea ha autorizado este viernes la operación mediante la cual Sony se hará con el control de la discográfica EMI al concluir que no provocará distorsiones en el mercado único y, en especial, que no dará al conglomerado japonés un mayor poder de negociación con plataformas digitales.

Sony alcanzó en mayo un acuerdo para la adquisición por 2.300 millones de dólares (2.021 millones de euros) de aproximadamente un 60% del capital social de EMI Music Publishing en poder de Mubadala Investment, el fondo de inversiones estatal del emirato de Abu Dabi. La firma japonesa ya controlaba de manera indirecta el 39,8% de la discográfica.

La Comisión Europea descartó en un primer momento problemas sobre la competencia en la provisión de servicios de edición a autores y en la explotación de derechos fuera de línea, pero tenía dudas en el caso de la explotación de derechos en línea. En especial, dudaba de si la adquisición de EMI hubiera aumentado el poder de negociación de Sony con las plataformas digitales.

Además de ser propietaria de derechos de publicación de canciones, Sony posee derechos de grabación a través de su división Sony Music y las plataformas online necesitan una licencia de ambos para poder ofrecer sus servicios.

El Ejecutivo comunitario ha evaluado, por tanto, si Sony podría amenazar con no conceder ambos derechos con el objetivo de poder conseguir mejores acuerdos en sus negociaciones con dichas plataformas.

Sin embargo, Bruselas ha desestimado finalmente esta hipótesis, sobre todo porque "cualquier estrategia para obtener menores términos de las plataformas digitales (...) habría sido también del interés de Mubadala" antes de vender su participación en EMI, por lo que la operación "no cambia la situación actual".

Además, la Comisión Europea ha concluido que los autores podrían responder a este comportamiento amenazando con abandonar Sony si la firma japonesa intenta degradar el valor de sus derechos de edición en beneficio de su división de publicación.

La tercera y última razón de Bruselas para desestimar su hipótesis inicial es que la posición de Sony con respecto a los proveedores de música digital no se incrementará "significativamente" en comparación con la situación actual.

Por todo ello, los servicios de Competencia del Ejecutivo comunitario han concluido que la transacción no plantea problemas en ninguno de los mercados afectados del bloque comunitario y ha dado 'luz verde' a la misma sin condiciones.

RELACIONADAS