Empresas & Management
Fecha de publicación: 2018-10-15

Macy's, JC Penney y Victoria's Secret, otros grandes amenazados por el e-commerce.

Pese a que las minoristas tradicionales reportaron aumentos en sus ventas en diciembre de 2017, la mayoría hizo previsiones débiles para 2018 por la competencia de Amazon.

Por estrategiaynegocios.net

Puede que los minoristas tradicionales hayan tenido un mejor desempeño al esperado durante la temporada navideña de 2017, pero muchas tiendas departamentales todavía están tratando de descifrar cómo competir con el ciclón bomba que es Amazon.

Macy's y JCPenney reportaron un crecimiento en las ventas en tiendas iguales en noviembre y diciembre del año pasado. Esa es la buena noticia. Pero también reiteraron que para el cierre de 2018 sea débil.

Se espera que las ventas caigan hasta 1% en JCPenney respecto y que bajen entre 2.4% y 2.7% en Macy's.

Además de eso, Macy's dijo el año pasado que planeaba cerrar 11 tiendas a principios de 2018.

Y el panorama es aún peor para L Brands, el dueño de Victoria's Secret, Pink y Bath & Body Works.

Es claramente un momento desafiante para estos minoristas debido a la intensa competencia. Los consumidores siguen gastando, después de todo. Solo que están incrementando sus compras en línea y en tiendas advenedizas de moda y más baratas.

Últimamente, Amazon se ha enfocado más en sus propias líneas de ropa de marca privada y también tiene varias asociaciones dentro de tiendas con el rival de Macy's y JCPenney, Kohl's.

Walmart también ha realizado varias adquisiciones de empresas de comercio electrónico, como Jet, ModCloth, Bonobos y ShoeBuy.

El auge de los minoristas de moda rápida como Zara, Uniqlo y Forever 21 también está presionando a Macy's, JCPenney y L Brands.

Esto simplemente demuestra que lo peor aún no ha terminado para las atribuladas minoristas. Es por ello que las acciones de Target, Sears y Nordstrom también han sido golpeadas.

La caída en bancarrota de Sears Holdings y de la caída de Toys R´ Us este año son una muestra de que las grandes minoristas aún deben buscar fórmulas para sobrevivir a una competencia más feroz que se apoya del comercio electrónico.

Con información de CNN Money.

RELACIONADAS