Empresas & Management
Fecha de publicación: 2018-09-27

Buffett gana US$1.300 millones con apuesta automotriz china

Las acciones del multimillonario en la empresa de BYD han subido un 500 por ciento desde que las compró hace 10 años.

Por Bloomberg

¿Cómo le ha ido al rey de la inversión de comprar y mantener en China? Nada mal, basándose en una apuesta que hizo Warren Buffett hace una década.

El 26 de septiembre de 2008, Berkshire Hathaway acordó comprar lo que ahora equivale al 24.59 por ciento de las acciones negociadas en Hong Kong de BYD. Esas acciones del que hoy es el mayor fabricante de vehículos de energía alternativa de China se han disparado más del 500 por ciento desde entonces, convirtiendo una inversión de 232 millones de dólares en una participación con un valor aproximado de mil 600 millones de dólares a precios actuales. Las acciones de Berkshire han subido sólo un 146 por ciento en el mismo período de 10 años al cierre del martes.

La apuesta de Buffett, realizada dos años antes de la salida a bolsa de Tesla y mucho antes del giro de la industria automotriz hacia los autos eléctricos, ha convertido a BYD en el activo más valioso del inversionista multimillonario en una empresa que cotiza en bolsa con sede fuera de Estados Unidos.

La empresa china ha resistido las bruscas oscilaciones en el precio de sus acciones y se transformó de un fabricante de baterías de teléfonos celulares a un fabricante de automóviles y monorraíles a medida que evolucionaban las necesidades de transporte de China.

"BYD ha registrado un rápido crecimiento durante la última década", dijo la empresa de Shenzhen en un comunicado. "El encanto personal incomparable del señor Warren Buffett y la acción práctica han brindado un fuerte apoyo al desarrollo de BYD".

El alza que ha registrado BYD en la última década es la cuarta más grande en términos de dólares entre las 27 compañías del Índice Mundial de Fabricantes de Automóviles de Bloomberg, detrás de la china Geely Automobile Holdings., Tesla y Maruti Suzuki India.

Y BYD no es la ganancia inesperada más grande de Buffett en China, donde es venerado por su habilidad para las inversiones y ha sido apodado el "Dios de las acciones" por los medios estatales. Berkshire obtuvo un beneficio cercano a tres mil 500 millones de dólares en 2007 a partir de la venta de sus acciones en PetroChina, después de haber anunciado inversiones por 488 millones de dólares en el productor de energía en 2003.

RELACIONADAS