Empresas & Management
Fecha de publicación: 2018-07-19

El buen ambiente laboral, ¿conquista más que un buen sueldo?

El sentido de pertenencia es esencial para fidelizar a la plantilla, es el compromiso de los empleados al que aspiran las organizaciones.

Por Expansión

El ambiente y la motivación en el trabajo son los aspectos más relevantes para el 40% de los trabajadores, pero el sueldo continúa siendo el gancho definitivo para conseguir una plantilla motivada y fiel.

Algunas organizaciones convierten la felicidad laboral en su bandera para fidelizar y conseguir el mejor talento. El concepto, aunque gastado de tanto usarse, puede ser un imán definitivo si es la consecuencia de un ambiente laboral sano.

El Índice de Medición de Empleados (IMEA) elaborado por Alares refleja que el 40% de los profesionales considera este aspecto como el más relevante, pero no tanto como el sueldo que es fundamental para el 63%.

Curiosamente, este último porcentaje coincide con el de personas que mencionan el salario en primer lugar para elegir una empresa, según el Employer Brand Research 2018 de Randstad. En este caso, la conciliación ocupa el segundo lugar entre sus preferencias.

Alares lleva prestando servicios para la conciliación a empresas desde 2005 y conoce de primera mano las consecuencias de un buen entorno laboral. Con las conclusiones de este índice en la mano, confirma que dando por hecho que la retribución es lo que más preocupa a los españoles, tras haber vivido una crisis y sus consecuencias, "la felicidad laboral resultante de poder conciliar la vida laboral con las personal, y de encontrarse a gusto en su puesto de trabajo, es lo que más preocupa a los trabajadores".

El 85% de los entrevistados valora de manera muy positiva que su compañía ayude en este punto.

El sentido de pertenencia es esencial para fidelizar a la plantilla, es el compromiso de los empleados al que aspiran las organizaciones.

Se supone que un profesional comprometido vale por dos, en el sentido de que está dispuesto a dar más de manera voluntaria sin pedir nada a cambio porque cree en los valores de la compañía y también sabe para qué trabaja, es decir, de qué manera su actividad contribuye al crecimiento de una organización de la que se considera parte.

El bienestar laboral está estrechamente relacionado con este sentido de pertenencia. Según IMEA, el 79% de los empleados declara que el compromiso que su compañía demuestra con la comunidad y las acciones de mejora de la sociedad son determinantes a la hora de ser leales a su empresa.

Es precisamente esta lealtad la que buscan las organizaciones que aspiran a convertir a sus profesionales en embajadores, es decir, en la principal herramienta para atraer talento.

El buen ambiente laboral, ¿conquista más que un buen sueldo?

RELACIONADAS