Empresas & Management
Fecha de publicación: 2018-07-13

Gerentes de proyectos y profesionales en lenguaje: el híbrido perfecto

Conocer las destrezas comunes que existen entre ambos y aprovecharlas de forma correcta harán que la ejecución de proyectos sea exitosa.

Por María José B. Serrano, lingüista y gerente de proyectos de Darwin by Lionbridge.

La evolución constante del ámbito laboral requiere que tanto empleadores como empleados estén dispuestos a experimentar. Día a día tenemos disponibles, en nuestras organizaciones, nuevas tendencias que provienen de la demanda del consumidor. Es por eso que los desafíos que se presentan a las empresas y a los profesionales son cada vez mayores y el marketing digital no escapa a esta realidad. El tener que reinventarse a diario nos exige no solo estar a la vanguardia en tecnología y mercadeo sino también, como se hace en Darwin by Lionbridge, en servicios de lenguaje.

Empecemos por definir qué es un profesional del lenguaje o lingüista: es aquella persona que estudia las ciencias del lenguaje, lo que le permite ocuparse en, por ejemplo: interpretación, filología, investigación académica, traducción, etc. Nuestro objetivo hoy es concentrarnos en la traducción, y específicamente en cómo se involucra con la gerencia de proyectos.

Pero… ¿de qué hablamos cuando decimos que conectamos globalmente a las marcas con las personas a través del lenguaje y la tecnología? ¿Cómo somos capaces de hacerlo? Localización es la respuesta. Localizar un producto o algún servicio es adaptar algo que ya existe para un mercado o audiencia meta específicos. Y aquí es donde entran los Project Managers (Gerentes de proyectos) quienes pueden ser traductores con amplia experiencia en las siguientes competencias:

1. Comunicación: Un traductor como Project Manager debe no solo ser experto en transformar un mensaje escrito de un idioma a otro sino también en habilidades de comunicación, en todas sus diferentes formas, ya que es clave para negociar con los clientes y planear con las diferentes personas involucradas. Una estrategia de comunicación abierta y eficaz es fundamental para que la gestión de proyectos de traducción sea exitosa.

2. Trabajo en equipo: Ya que mencionamos que son varias partes trabajando en un solo proyecto, a pesar de que se tiene la idea de que los traductores no trabajan en equipo esto no es siempre cierto. Al contrario, desde las aulas se enseña a los futuros profesionales a trabajar con editores, más traductores, con los clientes, entre otros. Ya que siempre se recomienda que la traducción sea revisada con objetividad por otras personas, y a practicar la retroalimentación. Es por eso que la experiencia al realizar traducciones es de gran valor al construir equipos de trabajo.

3. Control de calidad: Un buen traductor está calificado para garantizar la calidad de los proyectos, y además de los proveedores. La experiencia le sirve para reconocer el trabajo de otros traductores y la calidad del mismo, y así poder escoger a quienes se adapten mejor a las necesidades del cliente. Asimismo, la calidad del producto o servicio no se refleja solo al final del proceso sino en todas sus fases y un traductor ya que está familiarizado con el trabajo puede prever cuáles son los retos que se podrían presentar y como eliminarlos o enfrentarlos. Y un buen Project Manager conoce todas las fases de la traducción, los programas, los estándares de calidad, etc., entonces podría encargarse de cualquiera en caso de ser estrictamente necesario o de reasignarlas y además tomar decisiones técnicas con el cliente.

4. Investigación: Tal vez una habilidad poco conocida de los traductores es su capacidad de investigación, antes de iniciar cualquier traducción el primer paso siempre es investigar: sobre el tema, la audiencia, los autores, los clientes, etc.

Es decir que las habilidades de comunicación, trabajo en equipo, control de calidad e investigación que debería tener cualquier Project Manager se potencian en el área de localización, pues son las mismas que los traductores adquieren con la experiencia académica y profesional. Por su parte, el objetivo de los Project Managers es organizar una interacción provechosa entre todas las partes, y que si fluye deja como resultado la satisfacción del cliente, los proveedores y el equipo interno. En Darwin el lenguaje hace la diferencia y es por eso que el puesto que describimos es una realidad, el foco hacia el futuro será crear más recursos híbridos como estos donde la gerencia de proyectos y múltiples destrezas nos conecten más y mejor.


Acerca de Darwin by Lionbridge

DARWIN es un HUB DIGITAL 360º que conecta globalmente a las marcas con las personas a través del LENGUAJE y la TECNOLOGÍA. Es una compañía global de marketing digital en donde el lenguaje hace la diferencia. Dentro de su ecosistema 360º brinda a sus clientes servicios de conceptualización creativa, hasta traducción e interpretación, comunicación y matriz digital, cubriendo todas las etapas: idear y crear; producir y globalizar; y adaptar y medir resultados. Entre sus partners se encuentran: GOOGLE, AMAZON, CLARO, MICROSOFT, NESTLÉ, CISCO, etc. Su equipo de expertos trabaja desde Costa Rica y Panamá junto con equipos internacionales en desarrollos relacionados con el lenguaje, inteligencia artificial y realidad aumentada. DARWIN es una división de la multinacional Lionbridge.

RELACIONADAS