Empresas & Management
Fecha de publicación: 2018-07-07

Iberia prevé aumento de 6% en asientos en vuelos con América Latina en 2018

La aerolínea española Iberia prevé un crecimiento este año de 6% en la capacidad de asientos en sus vuelos con América Latina, informó en Panamá el director de ventas para América Latina de la compañía, Frédéric Martínez.

Por Luis Alberto Sierra, estrategiaynegocios.net

En entrevista en la capital panameña, el ejecutivo destacó que América Latina es la primera región del mundo en la operación de Iberia, y que seguirá apostándole a esta parte del mundo ante el mayor interés de los latinoamericanos en viajar a Europa.

Reconoció que la eliminación hace alrededor de año y medio del requisito de visa para los colombianos y peruanos interesados en ir a Europa está generando oportunidades para la aviación comercial, sumado al hecho que este es un viaje que los latinoamericanos ven ahora más accesible económicamente.

Martínez compartió su visión al presentar en Ciudad de Panamá los nuevos planes de la empresa para Centroamérica, entre ellos la inclusión en cada vuelo entre Ciudad de Panamá y Madrid 21 asientos del tipo “Premium Economy”, o para clientes que viajan en clase Economy, pero que están dispuestos a pagar un poco más y recibir servicios adicionales.

La aerolínea anunció además un nuevo programa denominado “On Busines”, y que ofrece descuentos de 5% a 10% y otros beneficios para viajeros y que de las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) puedan viajar a Europa.

Iberia vuela diariamente a Panamá y a San José (Costa Rica) y cuatro veces a la semana a Guatemala, con una parada en San Salvador, y tiene previsto que la frecuencia del vuelo a Guatemala pase a ser diaria a partir de próximo primero de octubre, según destacó la aerolínea durante la presentación.

Martínez precisó que los tres vuelos adicionales que habilitará la empresa a Guatemala harán de regreso una parada en Managua, antes de viajar a Madrid, lo que explicó que les permitirá consolidar un poco su liderazgo en la región y como respuesta a una demanda que está creciendo.

Señaló que hay acuerdos de código compartido que le permiten a Iberia volar en la región a Honduras o a otros lugares. Martínez detalló que América Latina en términos de producción, lo que es mide en la aviación comercial considerando el número de asientos multiplicado por el número de kilómetros, representa el 52% de los asientos que “producen” en la compañía.

Explicó que Iberia opera 250 vuelos semanales a 19 ciudades en la región, lo cual dijo que es el reflejo del foco que tiene la empresa en América Latina, y el reflejo de la especialización de la empresa.

El director de ventas de Iberia detalló que los principales aumentos en la capacidad de asientos en los vuelos de la compañía se han dado este año en México, que tiene 20 vuelos por semana a Madrid; en Santiago de Chile, que está en 10 vuelos semanales desde este comienzo de mes; y que Buenos Aires va a pasar de 14 vuelos a la semana a 17 vuelos a la semana en noviembre.

Se suma a este crecimiento el aumento programado en los vuelos de Iberia a Guatemala, subrayó la fuente, además indicar que la empresa aumentará en julio próximo la frecuencia de sus vuelos a Rio de Janeiro (Brasil).
“Es un hecho que el transporte cuando hay crecimiento crece más rápido que el PIB (Producto Interno Bruto) regional, pero nuestra apuesta es particularmente ambiciosa”, apuntó el ejecutivo sobre las expectativas de Iberia en América Latina.
Explicó que la apuesta de la aerolínea es ambiciosa en la región, en donde está creciendo por encima del Producto Interno Bruto (PIB) regional -con aumento de alrededor de 2%-. Consideró que la recuperación económica en Brasil y una mejor salud económica en Argentina y en Chile han sido otras de las razones que han incidido en el comportamiento del mercado.
“Hay además una demanda de los consumidores latinoamericanos, que se atreven más a ir de vacaciones a Europa, lo que venían antes lejano, costoso y complicado”, añadió. Concluyó que el de la región es un mercado en crecimiento con altibajos, que les obliga a hacer ajustes, como ocurrió en la crisis de 2016 en Brasil.

Martínez reconoció por otra parte como una oportunidad el establecimiento de relaciones diplomáticas entre Panamá y China -el 13 de junio de 2017-, considerando la ruta entre Madrid y Shanghai que abrió Iberia hace menos de dos años. “Nos quisimos claramente ubicar en el eje América Latina-China”, afirmó.

RELACIONADAS