Empresas & Management
Fecha de publicación: 2017-10-24

Google invierte en Airbnb, Stripe, Uber, Slack y Lyft

La firma también cuenta con un catálogo de inversión extenso que comprende las que podrían ser las próximas grandes corporaciones de tecnología.

Por Expansión

Las apuestas que hace Google van más allá de sus “moonshots” o proyectos futuristas que buscan desarrollar coches autónomos o aumentar los años de vida de los humanos.

La firma también cuenta con un catálogo de inversión extenso que comprende las que podrían ser las próximas grandes corporaciones de tecnología.

A través de sus brazos de inversión, como GV (antes Google Ventures) y CapitalG (anteriormente Google Capital), la empresa fundada por Larry Page y Sergey Brin ha destinado recursos en una gran variedad de compañías de diversas industrias.

Algunas de ellas son, por ejemplo, Airbnb, Glassdoor, Stripe, Uber, Slack y recientemente Lyft.

La misión en el caso de CapitalG es “hacer inversiones impulsadas por el rendimiento” que estas pudieran entregar. En este sentido, este brazo de inversión destina recursos a firmas en etapas más maduras.

Una de sus más recientes inversiones es la que destinó a Lyft, el servicio de transporte bajo demanda que se coloca como uno de los principales competidores de Uber en Estados Unidos y Canadá.

CapitalG invirtió en Lyft 1,000 millones de dólares lo que impulsó la valuación de la empresa de transporte a US$11,000 millones.

Pero también ha destinado recursos a firmas como Outcome Health, que es una plataforma de información médica para apoyar a doctores y especialistas de la salud a entregar mejores diagnósticos. En esta compañía, la división de Google invirtió en mayo pasado. El monto no fue revelado.

En 2016, CapitalG invirtió en Airbnb US$850 millones y en 2015, en Glassdoor US$70 millones.

GV y CapitalG reportan al segmento de “otras apuestas” que el año pasado generaron ingresos por 809 millones de dólares.

Para Eugenio Perea, fundador de la company builder y fondo de inversión PerSe Capital, las inversiones tienen también otros objetivos.

Uno de ellos es estar cerca del talento emergente para hacerse de él si es necesario.

“Lo que hace Google es algo que se le conoce como acqui-hiring. Estás adquiriendo talento para quedarte con la experiencia. Se trata de tener acceso al mercado de talento”, explica Perea.

En el caso de CapitalG, el gigante de internet pone a disposición de las startups en las que invierte empleados de alto perfil, entre los que destacan el mismo CEO de Google, Sundar Pichai.

Pero otra intención de destinar grandes cantidades de dinero a nuevas empresas de tecnología tiene que ver también con poder controlar el nacimiento de compañías que la pudieran “tumbar”, tal y como Google lo hizo con otras empresas en su momento.

“Si tomas control de todo el camino a través del dinero, y vaya que dinero tienen, puedes tomar el control del proceso de emprendimiento de nuevas empresas. Antes de que llegue el nuevo Google y te mate, tú ya tomaste control de éste”, refiere el inversionista.

En el caso particular de Lyft, tras la inversión, David Lawee, socio de CapitalG y vicepresidente de desarrollo corporativo de Google, se unió a la junta directiva de Lyft.

“Larry Page no quiere quedarse en sus laureles como lo hizo Microsoft o IBM, y que lleguen otros niños de Silicon Valley y tumben su imperio”, agrega Perea.

Google es la segunda mayor empresa del mundo. Su capitalización de mercado es de más de 671,000 millones de dólares al momento de redactar esta nota.

RELACIONADAS