Empresas & Management
Fecha de publicación: 2017-06-20
El inmigrante griego Konstantino Dimitrakis fundó una fábrica de esponja, que en 1975 se convirtió en la fábrica de camas Olympia en Guatemala.
Galeria  Ver Fotogalería

Más de un millón de centroamericanos compran una cama Olympia cada año

Millones descansan cada noche en camas fabricadas por Grupo Diveco, el líder centroamericano de la industria del sueño.

Por Velia Jaramilo, eyn.net

Los orígenes de Camas Olympia se remontan a la década de los 70´s, cuando el inmigrante griego Konstantino Dimitrakis fundó una fábrica de esponja, que en 1975 se convirtió en la fábrica de camas Olympia en Guatemala. Muy pronto la empresa puso la mirada en el mercado regional.

Comenzó a exportar en la década de los 80 al mercado salvadoreño, y en 1995 adquirió una vieja planta en Tegucigalpa, Honduras, que renovó y convirtió en su segunda fábrica. “Salir de Guatemala era complejo. No muchas empresas de Guatemala lo hacían”, recuerda Pano Dimitrakis, presidente de la empresa e hijo del fundador.

Los emprendedores tenían claro que su mercado estaba en toda la región. Tras afianzarse en Guatemala, donde generan más de 500 empleos directos y unos 200 empleos subcontratados, su expansión a Centroamérica se dio pausada, pero sin tregua. “Encontramos una oportunidad en Honduras, y modernizamos la planta. Ya conocíamos bien nuestro negocio, pero nos tomó un tiempo entender el mercado hondureño, conocer a los distribuidores. Hoy Honduras es nuestro segundo mercado. Tenemos una planta en Tegucigalpa con 350 colaboradores”, contó Dimitrakis.

Luego, Camas Olympia llegó al mercado nicaragüense; en el 2005 montó un centro de distribución y posteriormente una ensambladora que produce para ese mercado. En 2004 incursionó en el mercado costarricense, al abrir un centro de distribución en San José con el objetivo de comercializar la marca Olympia y en el 2009 adquirió la marca local de colchones Luxor, con más de 90 años en el mercado.

Grupo Diveco es una empresa regional que suma más de 2.000 empleados. Cuenta con varios puntos de distribución ubicados estratégicamente, desde donde abastece a más de 4.000 puntos de venta desde Guatemala hasta Costa Rica. De acuerdo a Dimitrakis, en el mercado centroamericano se producen unos 600.000 colchones cada año, y Camas Olympia es la marca más vendida, con una participación de más del 55%.

“La expansión regional ha sido resultado de trabajo en equipo, con base en una relación ganar-ganar, que se ha consolidado a través de aliados comerciales en toda la región”, dijo Dimitrakis. El empresario contó que un motor importante de-trás de la decisión de expandirse fue la regionalización de sus clientes, las principales cadenas de retail “Al tener ellos centros de distribución y puntos de venta nosotros fuimos acompañándolos”. Desde sus plantas en Guatemala –en donde produce sus camas pre-mium- y Honduras, gra Panamá desde las distintas plantas, dependiendo del modelo y el segmento al que vamos”, explicó.

“A donde llegamos queremos elevar la categoría, ofrecer productos con beneficios y de mejor calidad a los consumidores”, apuntó Dimitrakis. Por ello, Grupo Diveco invierte en sus centros de manufactura, instalando maquinaria que cumple con los más altos estándares de calidad mundial.

Este modelo de producción y distribución “nos da flexibilidad, porque para nosotros la calidad es importante, hay mucha innovación y no es fácil estar en el tiempo y ser competitivo”, expuso el directivoupo Diveco abastece al mercado regional.

Camas para los centroamericanos

Además de su permanente inversión en tecnología e innovación, la compañía desarrolla investigación propia, apuesta al diseño y adopta las últimas tendencias globales en la industria en la cual compite.

Grupo Diveco trabaja con un sistema integrado, y en sus plantas se produce el alambre, el acero, la madera, las espumas. “Para la tela tenemos relación con muy buenas empresas proveedoras, porque el colchón entra por la tela, por la textura. Para dar esa consistencia de producto nos aseguramos de que la calidad viene integrada”, dijo su presidente.

“Nuestro producto no es de moda, es de primera necesidad, calculamos que en Centroamérica el producto se cambia cada ocho a diez años. Es un mercado de 600.000 colchones al año”, estimó.

En cuanto a sus canales de venta, Dimitrakis explicó que “todos los grandes retailers centroamericanos distribuyen Olympia: Walmart El Gallo más Gallo, Elektra, La Curacao, Simán, Agencias Way. También un mercado interesante de pequeños distribuidores en los pueblos de cada país, empresas pequeñas que juntas son relevantes. Para nosotros todos los clientes son número uno, cuidamos mucho el tema de servicio, rapidez, entrega”, hizo notar Dimitrakis.

El ¡aHHHHH! Del Descanso

Para Grupo Diveco, es muy importante la consistencia que se logra a través de la calidad y de entender cuáles son las necesidades del descanso en la región. “La industria del descanso ha cambiado mucho, porque hay muchas opciones y Centroamérica ha crecido, entonces hay que segmentar. Es muy importante ofrecer una calidad perdurable porque nuestro producto es de largo plazo, es algo que el consumidor compra y espera un retorno del valor en una cantidad de años. El consumidor duerme de ocho a diez horas, entonces aprecia un producto con buenas cualidades, con beneficios”, explicó Dimitrakis.

“Entre más alto el segmento, más beneficios se le pueden dar al producto, desde el soporte del colchón hasta lo visual; tenemos soportes de diferentes tipos, calidades, el consumidor lo que quiere sentir al llegar a su cama es ¡aahhh que rico descanso!, ese feeling, al momento de acostarse, hace la diferencia”, señaló.

Grupo Diveco desarrolló en alianza con socios una cadena de tiendas propias: las tiendas especializadas Sleep Gallery, sofisticadas boutiques en ubicaciones premium que promueven la categoría y los beneficios del descanso. En las 15 tiendas Sleep Gallery que funcionan en Centroamérica, los fanáticos del buen sueño encuentran “el paquete integral del descanso, ahí vendemos accesorios de colchones, almohadas, protectores, pies del colchón, sabanas con hilos.

El futuro de la industria camina por ahí, en Estados Unidos la venta de colchones se genera en un 50% en tiendas especializadas”, apunta Dimitrakis. Grupo Diveco avanza ya por esa ruta.

Oferta para todos los gustos

En 1986, Camas Olympia introdujo los modelos Pillow Top y Double Pillow Top; con capas de enguantado extra para mayor confort. Otros productos de su portafolio son sus marcas propias Blü Comfort, Buen Día y Luxor.

Diveco posee la franquicia de Serta para Centroamérica, así como de las marcas globales Therapedic y King Koil. La innovación se traduce en telas frescas, una línea de colchones anti-mosquito y camas a las que se les aplica una terapia del olor, cuyos colchones huelen a eucalipto o a vainilla.

Sus productos incorporan telas dry, que absorben la humedad, colchones de latex natural que brindan frescura o colchones ajustables, categorías que vienen creciendo conforme el mercado evoluciona. Atienden desde la demanda más sofisticada de descanso, hasta el mercado popular.

RELACIONADAS