Coronavirus
Fecha de publicación: 2020-08-01

Lecciones del covid-19 en la Universidad

Silvia Castro es rectora de la Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (Ulacit) desde hace dos décadas, accedió al cargo con apenas 27 años.

Por estrategiaynegocios.net

Desde entonces, lidera una de las principales universidades de Costa Rica, y hoy lo hace enfrentando un reto total, guiar los pasos de la institución en un mundo post COVID-19.

Puede leer: Aumentan acuerdos entre gobiernos y laboratorios para vacunas contra covid-19

¿Cómo ha afectado la pandemia a las universidades?

Depende de las universidades. Hay unas que estaban preparadas y otras que no. Las que teníamos más experiencia en educación virtual hemos salido adelante con mayor aplomo; lo que hemos hecho es fortalecer esas áreas de ventaja.

Hay otras universidades que a estas alturas todavía no han podido virtualizar y eso obedece a que no tenían ni siquiera plataformas instaladas, ni mucho menos a su profesorado capacitado, sus estudiantes no tenían acceso a herramientas tecnológicas, acceso a Internet en muchos de los casos, dependiendo de las zonas en las que estuvieran ubicados. Eso ha sido una labor titánica para esas instituciones.

¿Cómo ha cambiado en Ulacit el modo de operar, estos meses?

Absolutamente. En cuestión de dos semanas, cuando ya se estaba anunciando la cuarentena, trasladamos la totalidad de los cursos a online; los que quedaron sin poderse pasar son los cursos clínicos, en los que se atiende pacientes, y por razones evidentes en clínicas odontológicas no se puede dar ese servicio.

Pero fuera de eso, empezamos a utilizar simuladores con orientación práctica, y en los demás se llegó al aula híbrida o invertida, es el modelo de transformación del proceso de mediación pedagógica que estamos haciendo en la Ulacit, con integración de herramientas.

Tuvimos que facilitar un laboratorio de Video Casting Studio, cuyo propósito es que los profesores puedan preparar esos materiales, para poder incorporar a sus cursos.

Esto implica haber transformado todos los procesos desde monitoreo del desempeño del docente.

¿Varían las carreras?

Ampliamos la oferta de carreras. La universidad no ha frenado sus operaciones, sigue adelante con todas sus proyecciones, entendiendo que entramos en un new normal y tenemos que adaptarnos y responder a esos requerimientos de esos próximos cuatro años. Tenemos muy claro esa realidad y que tenemos que poder salir adelante como país y sacar a los estudiantes adelante también, haciendo estos cambios.

¿Cuáles han sido las principales enseñanzas de esta pandemia?

Tendría que decir que de pronto uno posterga decisiones que sabe que debe tomar, por razones que obedecen a la cotidianidad, y que una cree que tienen más tiempo para poderlas implementar.

La lección para mí es: tenemos siempre que estar al frente. Eso es lo que nos ha dado a nosotros esta ventaja comparativa en este momento, en el que estamos haciendo algo que, de pronto para el contexto, era de futuro. Nadie lo estaba haciendo, el mismo ente estatal estaba resistiéndose a esto, complicando muchísimo los procesos de virtualización en las universidades; y ahora se ha salido de su control.

Y las que apostamos a estar más en la movida de los tiempos, somos las que estamos pudiendo reaccionar como el país lo necesita.

¿Qué viene? ¿Qué prácticas se van a quedar?

Todo se queda, nada se va. Lo primero que nosotros decidimos cuando empezamos a diseñar un nuevo plan estratégico, porque cogimos el anterior y lo botamos, lo destruimos, dijimos: “Borrón y cuenta nueva, esto ya no sirve”. Vamos con un nuevo plan post Covid, y el criterio que utilizamos para definir las acciones de ese plan es qué de esto se mantiene a lo largo del tiempo. No vamos a invertir en algo que es solo para la emergencia, sino decir de qué manera sacamos ventaja de esta situación tan complicada y tan lamentable para tantísimas personas, pero nosotros tenemos que ver en qué forma convertimos esto en una ventaja

RELACIONADAS