Coronavirus
Fecha de publicación: 2020-07-04

Transformación digital: Las empresas deben experimentar cada día

El experto Ramez Naam cree que la nueva era del desarrollo estará marcada por la capacidad de las compañías de usar la tecnología en sumo de lo de negocio.

Por María José Núñez Chacón – estrategiaynegocios.net

El mundo vive tiempos de constante cambio, con un crecimiento exponencial en la innovación tecnológica, la cual se presenta de forma más orgánica en aquellas compañías que se arriesgan y no tienen temor de experimentar, pese a la gran posibilidad del fracaso.

Encuentre nuestro especial Coronavirus: Entre en este link

Precisamente, para que una empresa logre introducirse eficientemente en la nueva era del desarrollo deberá implementar y adaptar la tecnología a su modelo de negocio, siempre con la mirada puesta en la innovación.

Así lo destaca en entrevista con E&N, Ramez Naam, futurólogo y director de Apex Nanotechnologies, la primera compañía del mundo dedicada a las herramientas de software para acelerar el diseño molecular; quien visitó Costa Rica en el marco del pasado Singularity University Summit.

El experto está convencido de que el éxito de las compañías está relacionado con lo rápido que innovan, cuán adaptables son a los cambios y como lo aprovechan para hacer nuevos negocios.

Las empresas latinoamericanas deben tener tolerancia al fracaso y poder el miedo a experimentar, fracasar y volver a intentarlo.

¿Cómo pueden aprovechar las empresas y los gobiernos la nueva ola de desarrollo tecnológico para impulsar sus negocios?

Tiempo de transformarse: Reboot empresarial

Los gobiernos aún tienen mucho que aprender y que implementar de la inteligencia artificial y los avances tecnológicos, sobre todo, deben entender que probablemente se van a equivocar, pero definitivamente deben iniciar el camino de experimentar con la tecnología.

Empresas como Google, Microsoft, Amazon están realizando muchos experimentos constantemente, de hecho, corren miles de experimentos por día para ver qué les va a funcionar.

Lo segundo, que tanto empresas como gobiernos pueden hacer, es pensar en la forma de utilizar los datos que tienen disponibles, recolectar información y enfocarse en que la data esté limpia y ordenada, pues esos factores determinarán el comportamiento futuro.

¿Tienen las empresas latinoamericanas el avance suficiente en el uso de las nuevas tecnologías, o aún existe rezago?

Lo que puedo ver es que las empresas de Latinoamérica están experimentando con las tecnologías, por ejemplo, Costa Rica tiene una amplia experiencia en esta materia, y está exportando tecnología a través del sector de dispositivos médicos y servicios.

Estas tecnologías, que tanto en Costa Rica como Latinoamérica están desarrollando, tienen mucho que ver con creación de software que ayuda a otras compañías. Hay avances tecnológicos, pero no es tan importante si estamos atrás o adelante, porque esa brecha ya se está cerrando con la creación de tecnologías disruptivas, el asunto es que tanta capacidad tienen de adaptarse a ellas para aprovechar la oportunidad de brincar al futuro.

¿Hacia dónde nos dirige la nueva ola de la transformación digital, sobre todo para empresas y gobiernos?

Los negocios se mueven más rápidamente que los gobiernos. No obstante, hay una buena oportunidad para los gobiernos, pues tienen mucha data e información que les permitiría servir mejor a las personas.

Hoy corresponde hacer filas, llenar formularios y seguir todo un sistema de tramitología, pero si los gobiernos logran montarse en la transformación digital, será un gran avance para los países de la región.

Los servicios pueden cambiar, ser más eficientes, contar con información más certera y satisfacer realmente las necesidades de los ciudadanos.

En la nueva era de las tecnologías exponenciales, ¿cuál es el camino que deben seguir las empresas para ganar la carrera en los negocios?

Las compañías tienen que atreverse a cambiar y aunque la disrupción en este momento no sea su modelo de negocio, entender que la transformación es el futuro; deben que arriesgar y tener el coraje de basarse en algo nuevo.

¿Qué industrias sí están logrando esta inserción?

Definitivamente la industria tecnológica es la está llevando la batuta de la transformación; sobre todo porque estas empresas tienen las agallas. Por ejemplo, al principio Netflix tomaba un DVD y lo ponía en los correos de todo el mundo. Cuando se atrevió e hizo una disrupción de su negocio; allí su valor en la Bolsa se cayó a la mitad, pero al poco tiempo se elevó exponencialmente, porque tuvieron el coraje para hacer la transformación.

Ahora bien, la tecnología se ha planteado como una promesa de mejora biológica en las personas, ¿cómo podría esto cambiar el mundo?

Con la mejora biológica y la modificación de la secuencia genética lograremos transformar mucho, no sólo en términos de enfermedades, sino que, si secuenciamos los genomas, podremos encontrar curas y atacar de lleno las epidemias, como el Coronavirus o el Ébola.

¿En qué estado se encuentran los procesos de mejora biológica en este momento? Vamos bien avanzados en la secuencia de genomas, sin embargo, aún no hemos logrado editarlos para evitar que se propaguen.

De esta forma, el Coronavirus fue detectado sumamente rápido -en pocos días-, pero todavía está pendiente lograr editar esos genomas de manera rápida, económica y segura. A esta tecnología todavía la falta tiempo, pero sí hay empresas que están trabajando en el proceso.

¿Qué papel debe jugar la ética en la mejora biológica?

Esta es la gran pregunta. Hay tres cosas que debemos garantizar, éticamente hablando, debemos saber que el procedimiento es seguro; toda la data disponible debe estar clara y enseñarle a la gente lo que se está haciendo; la transparencia es esencial.

RELACIONADAS