Centroamérica & Mundo
2015-12-08

Rousseff exige que el proceso que definirá si será enjuiciada sea 'rápido'

La mandataria afirmó que el país 'no puede quedar esperando' por una decisión.

Por Agencias

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, exigió hoy que el proceso que definirá si será sometida a un juicio con vistas a su destitución concluya 'lo más rápido posible', pues el país 'no puede quedar esperando' por una decisión.

En una rápida rueda de prensa, Rousseff abogó porque el Congreso nacional suspenda el receso que tiene previsto entre los próximos 22 de diciembre y 2 de febrero, de modo que avance el complejo proceso para determinar si debe responder a un juicio político. 'Creo que no debería haber receso, pues vivimos un momento en que no tenemos el derecho de parar al país hasta el 2 de febrero', dijo la mandataria, quien consideró 'justo y legítimo' que las Cámaras legislativas descansen durante las fiestas de fin de año.

Sin embargo, apuntó que 'el Congreso puede volver a funcionar a inicios de enero, retomar su actividad y juzgar todas las cosas que están pendientes'.

Rousseff insistió en que las maniobras fiscales que el Gobierno realizó para maquillar sus resultados del año pasado, que según los órganos de contraloría del Estado fueron 'irregulares' y continuaron en 2015, no bastan para iniciar un proceso de destitución.

De todos modos, subrayó que esas cuentas deben ser sometidas a un análisis y ser aprobadas o rechazadas por la Cámara de Diputados y el Senado, lo cual aún no ha ocurrido ni con los resultados del año pasado ni con los del actual ejercicio.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE