Centroamérica & Mundo
2022-09-20

Respeto a la soberanía y cese a conflictos, los mensajes de los presidentes centroamericanos en la ONU

El mandatario salvadoreño, Nayib Bukele, llamó, de nuevo, ‘obsoleto’ al formato de reuniones de la ONU, en donde además exigió respeto a las grandes potencias para con los países en desarrollo.

Por estrategiaynegocios.net

En el primer día de sesiones de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), tres presidentes centroamericanos hicieron su aparición para abordar diferentes temáticas que afectan a la región.

Puede leer: Presidente de Chile pide en la ONU libertad de presos políticos en Nicaragua

Los mandatarios, que tomaron como máximo 20 minutos ante los presentes, hicieron diversos llamados a la comunidad internacional, además de hablar sobre los logros obtenidos en el último año durante sus respectivas gestiones.

Este es un resumen de lo que manifestaron los mandatarios:

Xiomara Castro pide “respeto” a la soberanía nacional

La presidenta de Honduras, Xiomara Castro, tomó el estrado la tarde de este 20 de septiembre.

Por unos 15 minutos, Castro habló sobre los retos y desafíos que enfrenta su administración gubernamental, así como las acciones ejecutadas para ayudar a los más pobres en estos momentos de alza de precios y enfermedades.

Otros temas abordados por la presidenta hondureña fueron Derechos Humanos, migración, democracia electoral, política internacional, pobreza, desigualdad, combate al narcotráfico y corrupción.

“Es imposible entender a las hondureñas, hondureños y las grandes caravanas de emigrantes sin reconocer este contexto de cruel sufrimiento por el que nos ha tocado atravesar. Pero la democracia electoral no es suficiente para obtener el bienestar material y espiritual de nuestro pueblo. Trece años de dictadura tutelada por la comunidad internacional, nos llevó al país a multiplicar su deuda pública por seis veces, y alcanzar la tasa del 74 % de pobreza, la más alta en la historia de Honduras”, indicó.

De interés: Brasil dispuesto a acoger a religiosos católicos perseguidos en Nicaragua

En su participación, la mandataria tomó un momento para pedir a la comunidad internacional “respeto” en cuanto a la soberanía nacional y las decisiones sobre las relaciones políticas del país centroamericano con otras naciones.

“Tomo esta tribuna para exigir que se nos respete, queremos vivir en paz, no sigan tratando de desestabilizar a Honduras; y dictarnos sus medidas o escoger con quienes debemos relacionarnos”, sentenció.

Giammattei llama a combatir cambio climático y migración irregular

Alejandro Giammatei, presidente de Guatemala, dijo en su discurso ante la Asamblea General de la ONU que ante la misma voluntad que se asumieron los retos de la pandemia de COVID-19, se pudo demostrar que se puede salir delante de los problemas por medio de la unión de los pueblos.

Además, pidió a los países más industrializados para hacer esfuerzos para combatir los efectos del cambio climático que ponen en peligro importantes reservas de biodiversidad y, además, agudiza la inseguridad alimentaria y la migración.

“El proceso migratorio irregular es un fenómeno multicausal, las personas emigran en búsqueda de mejores oportunidades y servicios. El factor económico y los efectos del cambio climático son lagunas de las principales causas”, dijo el mandatario guatemalteco.

Giammatei también hizo un llamado al resto de los gobiernos del área centroamericana para trabajar en conjunto con un enfoque homologado para el combate al tráfico de personas y la legislación necesaria para atender la migración irregular.

En otros temas, el presidente hizo alocución en su discurso al cese del conflicto armado en Ucrania mediante el diálogo para alcanzar la paz y pidió reconocer el derecho de China-Taiwán de ser reconocido oficialmente como un miembro de la ONU.

Bukele pide respeto a las decisiones de las naciones y llama “obsoleto” al formato de la ONU

Por su parte, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, también participó en el primer día de sesiones de la Asamblea General de ONU. Su participación fue una de las breves de la jornada.

Al iniciar su discurso, describió a El Salvador como una nación segura y como “la tierra del surf, del café, del bitcoin y de la libertad. Casi todo lo anterior es fácilmente verificable”, indicó. Sin embargo, la última palabra fue el hilo conductor de su discurso.

“La libertad, la que añora mi pueblo y que añoran todos los pueblos del mundo, es una palabra que se dice muy fácil, pero necesita perseverancia para que sea verdadera. La libertad de escoger hacia donde vamos y cómo lo queremos lograr, la libertad de trazar nuestro camino como seres humanos, pero para ser libres depende de cómo nos ven los demás y cómo nos vemos a nosotros mismos... Por lo tanto, además de decidir que queremos ser libres, es requisito indispensable que los poderosos respeten nuestra libertad”, manifestó.

Utilizando una historia en donde hay un vecino pobre y un vecino rico, donde el primero no se alegra de la prosperidad del segundo y lo quiere mandar, pidió que se respete la libertad de cada uno de los países. “Será de gran ayuda que los países poderosos nos ayuden, pero si no quieren, que no estorben”.

Bukele dijo que la Asamblea de la ONU es “obsoleta”, como lo dijo hace tres años, pero indicó que llegó por una razón, dar voz a los países en desarrollo.

“Hace tres años estuve aquí, en este mismo podio, en las Naciones Unidas, en este tiempo les dije que este formato era obsoleto y ahora , tres años después, nos damos cuenta que lo es aún más, pero tal vez aún sirva de algo... Estas Naciones Unidas no se crearon para someter, sino para relacionarnos, para trabajar juntos y para buscar soluciones a los problemas del mundo, pero con el respeto absoluto a la soberanía y autodeterminación de cada país”, apuntó al finalizar su participación.

El mandatario fue acompañado de su familia, además de sus funcionarios.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE