Centroamérica & Mundo
2022-05-01

Panamá: 88 de cada 100 cigarrillos consumidos son de contrabando según estudio

En 2016 el 60,8% de los cigarrillos que se consumían en las calles de Panamá eran ilegales; en 2018 la incidencia subió al 73,4%; en 2019 incrementó al 79,9% y en 2021 alcanzó el 87, 9% según la firma Nielsen

Por La Estrella de Panamá

El Estudio de Mercado de Cigarrillos Ilegales realizado en Panamá en 2021 por Nielsen (Líder global en conocimiento de audiencias, datos y analítica), arrojó los preocupantes resultados de que 87.9 de cada 100 cigarrillos consumidos en Panamá son de contrabando.

La mayoría de estos cigarrillos provienen de India y Corea del Sur.

Estos cigarrillos son fácilmente identificables ya que las cajetillas no incluyen las advertencias sanitarias obligatorias establecidas por el Ministerio de Salud (MINSA), y en su lugar tienen las de otros países (Caribe, Nicaragua- donde no tienen o tienen muy poca distribución) que sirven de fachada para su envío y distribución desde la Zona Libre de Colón, en la provincia de Colón.

El estudio también reflejó que el 96,5% de los cigarrillos que se consumen en la ciudad de David, provincia de Chiriquí, son de contrabando, seguido por el corregimiento de Las Cumbres en Panamá Norte, donde los cigarrillos de contrabando representan el 91,5% del mercado.

Mientras que, en Tocumen, los cigarrillos de contrabando representan el 88% del mercado, el 87,7% y el 84,6% de los cigarrillos consumidos en Ciudad de Panamá y San Miguelito, respectivamente, son de contrabando.

Las marcas Jaisalmer, Timeless Time y Pine representan el 92% del consumo no pagado.

La primera es fabricada por Godfrey Phillips (India), y las otras dos por Korea Tobacco & Ginseng Corporation, KT&G (Corea del Sur), y según las estadísticas de comercio internacional, provienen de Asia hacia la Zona Libre de Colón.

La incautación de cigarrillos ilícitos debido al esfuerzo articulado de las autoridades, encabezadas por la Directora General de Aduanas para enfrentar el problema, es otra prueba de la creciente incidencia del contrabando.

En 2016, el estudio de Nielsen mostró que el 60,8% de los cigarrillos que se consumían en las calles de Panamá eran ilegales, en 2018 la incidencia subió al 73,4% y en 2019 el estudio mostró que el 79,9% del mercado de cigarrillos en Panamá no pagaba impuestos.

Al menos US$17.2 millones dejaron de percibir en 2020 las organizaciones criminales dedicadas al contrabando de cigarrillos, según ha dicho Alejo Campos, Director Regional de Crime Stoppers.

Panamá: 88 de cada 100 cigarrillos consumidos son de contrabando según estudio

Los operativos

En total de los operativos, el año pasado, se incautaron más de 115 millones de cigarrillos (sticks) ilegales, lo que representa un valor de venta en el mercado de más de US$17.2 millones y que supondría una pérdida de impuestos no percibidos para el Estado panameño por más de US$8,6 millones.

Campos resaltó que en Panamá se ha estado desarrollando un arduo trabajo y sobre todo en las fronteras, donde las unidades del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) y Aduanas, trabajan para lograr desestabilizar a los que buscan el beneficio con este ilícito.

Aunque no se ha visto una condena en firme, Campos recomendó que debe haber un cambio en el Código Penal, para que los que sean aprehendidos con las cajas de cigarrillos por debajo de los US$500 mil, sean procesados penalmente y no sea una simple multa.

Esto se basa en que en este tiempo de pandemia se ha incrementado el ingreso al país de distintas marcas de cigarrillos provenientes de Asía y América del Sur con destino a Honduras, Belice, El Salvador y otros países que transitan por puertos panameños y las Zonas Libres.

Campos reiteró que todo el dinero que se genere con el contrabando de cigarrillos, financia el trasiego de drogas, pandillas, el blanqueo de capitales y otros delitos.

Panamá: 88 de cada 100 cigarrillos consumidos son de contrabando según estudio

El consumo

El consumo de tabaco con humo en Panamá, según la Encuesta Nacional de Salud de Panamá 2019, fue de 3% a nivel nacional, con porcentajes similares entre sexos (3.1% hombres, 2.9% mujeres) e indicadores más elevados en el área urbana 3.8% (versus 1.8% indígena), y las regiones de Chiriquí 7.7%, Panamá Oeste 6.4% y Guna Yala 4.4%.

Para este producto, la prevalencia de consumo en los últimos 30 días fue de 0.9% a nivel nacional, con mayores estimadores puntuales en Panamá Oeste 3.2%, Panamá Metro 1.8% y Guna Yala 1.2%.

En cuanto al cigarrillo electrónico, la prevalencia de consumo de vida fue de 0.7% en todo el territorio nacional.

En todo el país, 4% de los menores habían escuchado sobre cigarrillos electrónicos, con mayor conocimiento en las regiones de Guna Yala 16.3%, Panamá Oeste 6.5% y Chiriquí 5.5%.

El Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud en conjunto con la Contraloría General de la República y el Ministerio de Salud, en las conclusiones informaron que realizarán los análisis futuros examinados el consumo de tabaco en la población de 13 a 15 años de modo que podamos realizar comparaciones con el Global Youth Survey.

La prevalencia de vida de consumo de productos de tabaco fumado fue mayor en los hombres que en las mujeres, fue más baja en el grupo de 15 a 19 años y más elevada en el grupo de 60 años y más, con 4.4% y en 11%, respectivamente. El área rural superó la prevalencia de vida de consumos de productos de tabaco con humo y Bocas del Toro registró la cifra más elevada con 17.3%.

La mediana de la edad de inicio de fumar productos de tabaco con humo fue de 18 años, con un primer y tercer cuartil situado en 16% y 20%, respectivamente. las mujeres y el área indígena tuvieron una mediana un año superior a la mediana del país. El grupo de 15 años a 19 años tuvo una mediana de edad de inicio en 16 años.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE