Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2014-06-10

“He fallado, maté a mi esposa y mis hijas”: dijo Sonny Medina al 911

Escuche la grabación con la que las autoridades confirman que el hondureño mató a su familia y luego se suicidó.

Florida, Estados Unidos.

“Buenos días, buenas tardes, no sé, estoy confundido un poco. Me llamo Enrique Medina y estoy llamando porque quiero que vengan a la casa, por favor. Hay una emergencia”, dijo Sonny Enrique Medina al llamar al 911 en Estados Unidos después de haber asesinado a su esposa María Navas (29), su hijastra Allison Navas (10) y sus hijas Sophia (6) y Mia Medina Navas (2) en San Carlos Park, Florida, la madrugada del domingo pasado.

Los oficiales del 911 le preguntaron por qué tenían que ir a su casa, Medina respondió: “porque he fallado a todo...he fallado a todo”. Enseguida el operador le preguntó por su dirección. “Eh, hay Dios mío, perdón”, dijo Medina.

Tras varios segundos de silencio, el operador preguntó al hondureño si estaba tratando de hacerse daño, a lo que respondió que no. Sin embargo, el traductor al español del 911 le volvió a preguntar si estaba tratando de hacerse daño y volvió a responder que no.

“Quiero que venga alguien y vea mi casa y que hablen con mi hermano y que lo lleven fuera de la casa porque él va a ver una cosa muy fea. Entonces, no vale la pena y tristemente, tristemente, es muy tarde para cambiar mi mente”, dijo el hondureño al 911, llamada revelada en News Press y transcrita por LA PRENSA.

Sus últimas palabras

Tal y como informó ayer LA PRENSA, el hondureño se suicidó después de asesinar a su familia; no obstante, antes de hacerlo llamó al 911 y pidió un traductor al español para la llamada de emergencia que duró 13 minutos con 18 segundos.

Los operadores insistieron en preguntarle si se quería hacer daño. “No, tristemente hay mucha gente lastimada y muerta. Fallé a todo, a todos los principios y tristemente no quiero que mi hermano abra la puerta del cuarto. Fallé a todo y ya no puedo echarme para atrás”, dijo Medina.

El operador del 911 le preguntó enseguida por qué no quería que su hermano abriera la puerta. “No quiero porque él está en la sala, está dormido y no quiero que entre al cuarto cuando venga la Policía.

A mi hermano no le voy a hacer daño, tristemente yo le hice daño a la gente, están aquí en mi casa mi esposa y mis hijas y lamentablemente yo no quiero que él mire esto”, relató el hondureño a los oficiales.

El oficial le pregunta enseguida a qué se refiere cuando dice que le hizo daño a su esposa, a lo que Medina responde que está muerta y en inglés les comenta que está fuera de sus capacidades en ese momento, que ha herido a mucha gente y que lo único que desea es que su hermano no vea lo que hizo y asegura que su pariente está bien.

Más detalles

El hondureño dio más detalles de la masacre en su llamada al 911, asegurando que su esposa e hijas estaban sangrando mucho. “¿Pueden llamar a mi mamá, por favor?, el teléfono está en el teléfono mío ok”, agregó Medina.

“¿Quiénes están muertos?”, le pregunta el operador del 911. Medina responde: “Todo mundo, mi esposa y mis hijas, lo siento mucho, yo también voy a estar muerto para cuando vengan; pero lo que quiero es que a mi hermano lo saquen de aquí porque él estaba borracho”, dijo.

De nuevo el 911 le pregunta si su esposa está muerta. “Sí está muerta, la callé, la callé, ¿no entiende? Mi esposa y mis hijas, cabrón. Vengan tranquilos sin hacer escándalos, saquen a mi hermano de la casa, que no mire el desorden y yo y mi esposa y todos los demás van a estar muertos ok, por favor”, expresó Medina.

Agregó que su hermano llegó de visita y no se merecía ver lo que había hecho. “La callé ok, la callé y suena muy ridículo esto, pero me siento tan estúpido, ok. Por favor saquen a mi hermano de aquí, que no merece esto. La callé y punto y aparte., ok”, expresó. Enseguida el operador le pregunta si tiene una arma con él y Medina respondió: “Hasta pronto, adiós”.

Esas fueron las últimas palabras del hondureño, aunque los operadores insistieron en decirle que la Policía iba en camino, él colgó. El 911 devolvió la llamada al número de Medina en varias ocasiones y este ya no contestó. Medina, originario de Honduras, mató la madrugada del domingo a su esposa y sus tres hijas, luego se suicidó. Familiares y amigos aún están incrédulos sobre lo sucedido en San Carlos Park.

RELACIONADAS