Centroamérica & Mundo
2022-03-07

Mujeres que marcan la historia de Centroamérica

Violeta Barrios de Chamorro, de Nicaragua (1990-1997); Mireya Moscoso, de Panamá (1999-2004); Laura Chichilla, de Costa Rica (2010-2014) y Xiomara Castro, de Honduras (2022), levantaron a sus países en los momentos más difíciles de su historia

Por E&N

Las expresidentas Violeta Barrios de Chamorro, de Nicaragua (1990-1997); Mireya Moscoso, de Panamá (1999-2004); Laura Chichilla, de Costa Rica (2010-2014) y Xiomara Castro, de Honduras (2022), llegaron al poder en momentos cruciales para Centroamérica y lograron cosas impensables en la región como la pacificación, un sostenido crecimiento económico y seguridad.

Foto: Estrategia y Negocios

Violeta Barrios. Presidenta de Nicaragua 1990-1997.

Primera mujer presidenta de Nicaragua, Centroamérica y América. Su sorpresiva victoria frente al líder sandinista y entonces gobernante Daniel Ortega, fue el inicio de la más reciente etapa democrática en el país centroamericano y el renacer de la economía local tras la llamada "década perdida".

El Gobierno de 'Doña Violeta', como popularmente se le llama, promovió la tolerancia en un país que venía de una guerra interna, así como las libertades públicas, un legado de su esposo, el héroe nacional Pedro Joaquín Chamorro (1924-1978).

Según los analistas locales, su forma "maternal" de gobernar fue clave para disolver los rencores heredados, luego de diez años de guerra entre el gobierno sandinista y la Contra. Fue llamada la "presidente de la paz".

Doña Violeta, quien orgullosamente decía que era ama de casa, logró varias hazañas en el país: decretó la suspensión del servicio militar obligatorio y la recuperación de armas en manos de civiles.

Se concentró, durante todo su mandato, en la pacificación del país, en encauzar la nación hacia el crecimiento económico, en reducir la deuda externa e impulsar la profesionalización de las Fuerzas Armadas y la Seguridad. A sus 95 años permanece retirada de la política.

Foto: Estrategia y Negocios

Mireya Moscoso. Presidenta de Panamá 1999-2004.

Viuda y en el exilio, regresó a su país, para trabajar hasta convertirse en la primera presidenta de Panamá con el 42 % de los votos. Fue la dignataria que recibió de Estados Unidos la entrega oficial del canal interoceánico, uno de los hitos más trascendentales de la historia panameña.

Aunque había sido la primera dama del tres veces mandatario Arnulfo Arias, el camino hacia la Presidencia lo inició de cero, ya que debió fundar el Partido Arnulfista en 1990, que la llevaría a ocupar el cargo histórico.

Como empresaria, Moscoso, conocida cariñosamente como "la doña", demostró que estaba preparada para el cargo.

Bajo su Gobierno se modernizó el sistema administrativo, impulsó la educación y desarrolló programas sociales que tuvieron impactos en la calidad de vida de los panameños.

En 2021 dijo a E&N: "Aspiro a que más mujeres se atrevan a correr y que se apoyen las unas a las otras, que no se descalifiquen y que sean sus mejores aliadas, algo que no recibí durante mi inicio en la política".

Con 75 años todavía se mantiene activa en la vida cultural y empresarial de Panamá.

Foto: Estrategia y Negocios

Laura Chinchilla. Presidenta de Costa Rica 2010-2014.

Desde joven, la primera mujer presidenta de Costa Rica, se caracterizó por ser una activista por la democracia.

Un viaje al resto de países de Centroamérica siendo una veinteañera marcó su vida, y la hizo decidirse por dedicarse a la política y al servicio público, lo que le valió para contribuir de forma activa en la profesionalización y modernización de la policía costarricense.

Antes de ser la primera presidenta de Costa Rica, fue la primera ministra de seguridad pública, también fue ministra de justicia, congresista y vicepresidenta.

Como jefa de Estado mejoró la posición económica de Costa Rica., contuvo el deterioro del seguro social, y redujo la inseguridad ciudadana.

Bajo su mandato, la contención de la inflación, alcanzó niveles históricamente bajos. Para el 2013, cerró en 3.68%, las tasas más bajas de los últimos 42 años en el país.

La economía costarricense, por otra parte, creció a una tasa promedio de 4.4%, siendo los factores más exitosos las políticas de promoción de inversiones y la promoción de las ventas externas del país.

Sus buenas prácticas de gobierno le permitieron a Costa Rica ingresar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en temas de gobernanza de Internet y conducta empresarial.

Hoy, a sus 62 años, es una líder internacional en temas de liderazgo de la mujer, democracia, derechos humanos, libertad, y desarrollo sostenible.

Foto: Estrategia y Negocios

Xiomara Castro. Presidenta de Honduras desde 2022.

Caracterizada siempre por su liderazgo y determinación, Castro, de 62 años, se convirtió en la primera mujer en llegar a la Presidencia de Honduras, un país con más de 9 millones de habitantes.

Sus características la llevaron a encabezar diversas manifestaciones para que el gobierno de su esposo, Manuel Zelaya, fuera restituido tras el llamado "golpe de Estado" de 2009 luego de tres años en el poder.

No lo logró, pero su relevancia la llevó a ser candidata presidencial en las elecciones de 2013 y 2017, que perdió ante Juan Orlando Hernández, aunque se convirtió en diputada. En 2021, sin embargo, ganó las elecciones, frente a Hernández, bajo la alianza Partido Libre y Refundación. Ella obtuvo más del 50% de apoyo popular en las urnas.

Conocida por su apoyo a la causa de los niños y las mujeres, el día de su investidura Castro fue acompañada por la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, y fue la primera figura presidencial en recibir la "vara alta", un símbolo que representa autoridad para los indígenas de Honduras, y que le fue entregado por Berta Zúñiga, hija de la ambientalista Berta Cáceres, asesinada en 2016.

Castro, licenciada en Administración de Empresas, ha prometido, para Honduras, establecer un gobierno de reconciliación y de justicia; gobernar "a través de los gobiernos locales, alcaldes y diputados"; no más abusos del poder; despenalizar el aborto; reducir las comisiones que cobran los bancos a los receptores de remesas; luchar contra la corrupción creando para ello una comisión internacional contra la corrupción con apoyo de la Organización de Naciones Unidas (ONU); más educción; más salud; seguridad y generar nuevas plazas de empleos.



12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE