Centroamérica & Mundo
2016-04-14

    Lecciones aprendidas de un líder nivel 5

    Un líder nivel 5 es aquel que además de tener cualidades como ser efectivo, buen comunicador, competente y de alta capacidad ejecutiva, tiene un alto grado de humildad y una voluntad feroz.

    Por: Hugo Díaz*

    El mes pasado, el mundo perdió a un líder de aquellos pocos que logran mucho sin preocuparse por quien se lleva el mérito. Giancarlo Ibargüen fue Rector de la Universidad Francisco Marroquín en Guatemala de los años 2003 a 2013. Su área de impacto fue mucho más allá de lo académico. Desde antes de ser Rector e incluso después de serlo, influyó en miles de jóvenes para llevar a cabo proyectos de diversa índole que han tenido impacto no sólo en la sociedad guatemalteca sino a nivel mundial. Personalmente, tuve la fortuna de tenerlo como mentor desde mi época como estudiante y luego tuve el honor de ser invitado por él para ser parte de proyectos como el UFM Acton MBA y el Antigua Forum.

    Según Jim Collins, un líder nivel 5 es aquel que además de tener cualidades como ser efectivo, buen comunicador, competente y de alta capacidad ejecutiva, tiene un alto grado de humildad y una voluntad feroz. Sin duda, Giancarlo tenía todos estos atributos e incluso iba más allá.

    Hoy quiero compartir tres grandes lecciones que fui absorbiendo a raíz de mi interacción con él y que reflejan características de un liderazgo capaz de lograr lo que para muchos es considerado imposible:

    1) Una persona estará motivada a llegar muy lejos cuando encuentre la combinación entre una misión cautivante y su llamado personal

    Existen innumerables libros sobre estrategias de motivación de personal, así como, consultores que se dedican por completo a esta tarea. Sin embargo, Giancarlo no necesitaba estas estrategias, él era un visionario comprometido con la misión de difundir los principios éticos, jurídicos y económicos de una sociedad de personas libres y responsables. Su pasión y compromiso con esta misión lo convirtió en un imán para atraer personas cautivadas por la ideas de la libertad. Al ayudar a dichas personas a encontrar un llamado personal alineado con una misión afín, construyó un ejército de "guerreros de la libertad", cada quién contribuyendo desde su área con sus mejores talentos y motivados más allá de un trabajo, por una misión personal. éste es un tremendo ejemplo de un líder que inspira a otras personas a actuar guiando con su ejemplo y ayudándoles a escuchar esa voz interna que les llama a seguir una misión más allá de lo que una sola persona puede lograr.

    2) En situaciones de conflicto, enfócate en el debate de las ideas y evita los ataques al carácter de las personas

    El conflicto entre personas es frecuentemente una de las tareas más difíciles que un líder enfrenta. Giancarlo era un maestro en el manejo de conflictos, sabía cómo hacer sentir a las personas escuchadas y elevar el diálogo al nivel de las ideas, tratando a las personas con respeto en todo momento y sin atacar su carácter. Dicha cualidad hacía que hasta la persona más agresiva y en busca de conflicto, se calmara y saliera de la discusión con un ánimo renovado. ¡Qué talento tan valioso y tan escaso! La clave parece estar en desarrollar un nivel de paz interna que permita evitar el miedo a la confrontación y concentrarse en demostrar el aprecio por la persona a la vez que se eleva el valor del diálogo y debate de ideas de una forma sana y constructiva.

    3) Al buen entendedor, pocas palabras

    Escuché a Giancarlo citar esta famosa frase una vez y me quedó muy claro como lo aplicaba en su vida y cómo con su ejemplo ayudaba a los que le rodeaban a hacer lo mismo. Además, sabía abstraer y sintetizar de una forma excepcional. Una vez estaba clara la misión, no había necesidad de muchas palabras y éstas eran más que todo de aliento o de guía cuando se le solicitaba. Un líder de este nivel, puede delegar con confianza porque transmite claridad. No necesita estar presente para que su equipo sepa lo que tiene que hacer y cuando hay necesidad de comunicación, ésta es concisa y relevante, pero a la vez amena. En resumen, un líder que es buen entendedor saber escuchar y comunicarse con mucho más que palabras.

    Todo lo anterior es sólo una pequeña muestra de la grandeza del liderazgo de un hombre cuyo legado sin duda perdurará por muchas generaciones. Mi deseo es que todos los que lo admiramos, honremos su memoria siguiendo su ejemplo y buscando ser líderes multiplicadores como él.

    Director UFM Acton MBA in Entrepreneurship

    |

    12 ejemplares al año por $75

    SUSCRIBIRSE