Centroamérica & Mundo
2018-08-01

Jóvenes y con poco dinero para empezar: el perfil de los 3.1 millones de emprendedores en Guatemala

Un 74,5% de los emprendedores guatemaltecos tiene entre 18 y 44 años de edad, en un entorno que los desafía por la falta de financiamiento, la inseguridad y el poco valor agregado, reveló este miércoles el Monitor Global de Emprendimiento GEM 2017-2018, publicado por el Centro de Emprendimiento Kirzner de la Universidad Francisco Marroquín.

Por Prensa Libre

Los resultados señalan que Guatemala tiene grandes potencialidades de emprender un negocio, sobre todo la población joven. El estudio también midió cuáles son los obstáculos para poner un negocio sobre todo en el tema de seguridad y brinda una hoja de ruta para la formalizacion de los pequeños y medianos emprendimientos. La muestra que abarcó ciudad de Guatemala, ciudad de Quetzaltenango y Antigua Guatemala, determinó que en Guatemala existen 3.1 millones de emprendedores y un potencial de 4.5 millones de personas que perciben oportunidades.

El informe reveló que nueve de cada diez guatemaltecos considera el emprendimiento como una buena opción de carrera, mientras que siete de cada diez opina que ser emprendedor le da reconocimiento social.

El estudio entiende a un emprendedor como esa persona entre 18 y 64 años de edad que es propietario y participa en la administración del negocio. De acuerdo con el GEM, la población emprendedora en Guatemala es de 3.5 millones y el 92% de los encuestados dijo iniciar un negocio. Los datos también revelaron que el 53.6% de los emprendedores son hombres, y un 46.4% son mujeres.

La muestra dice que Guatemala ocupa la quinta posición de 54 países del Monitor Global de Emprendimiento. El costo para emprender un negocio es de Q6 mil 363 y 4.5 millones de personas perciben oportunidades para crear uno.

Jóvenes al poder

Más de la mitad (53,9%) de los emprendedores tiene entre 25 y 44 años de edad, mientras que un 20,6% se ubica entre los 18 y los 24 años, lo que confirma el grueso de población joven que se dedica a actividades emprendedoras.

En cuanto a formación, el 28.3% asegura tener el nivel diversificado completo. El 60% de los emprendedores iniciaron con una baja inversión, contemplada por debajo de los Q10,000 (US$1.333).

Uno de los desafíos que tienen los emprendimientos en Guatemala es la especialización y el valor agregado. Un 75.2% de los emprendimientos TEA (Tasa de Emprendimiento Temprana) se ubica en actividades de consumo (ventas al detalle, ventas de comida, ventas de ropa, ventas de fruta y verdura), lo que, según el estudio, califica dentro del poco valor agregado a la economía.

Además un 76,2% de los emprendimientos se ubica dentro de la aldea, comunidad, pueblo o municipio del emprendedor. Esto revela una "pobre infraestructura y medios para conectar mercados", señaló el estudio.

Un 15,9% lo hace en transformación (talleres de mecánica, zapaterías, artesanías, sastrerías, herrería, construcción, carpintería y molino); un 8% a servicios para empresas (mantenimiento de computadoras, servicios contables, fotocopias, publicidad, asesoría jurídica) y un 0,9% al sector extractivo (granja de animales, manejo forestal, pesca, elaboración de piedrín).

Poca generación de empleo

En cuanto a empleo generado , un 42.4% de los emprendimientos establecidos no genera ningún empleo, mientras que un 52.1% genera de 1 a 5 empleos, lo que evidencia además una "pobre generación de empleo" desde el punto de vista del estudio.

La inseguridad y la informalidad siguen siendo desafíos para este segmento de la población. En el primer rubro, robos, asaltos y extorsión afectan a un 12% de la muestra, mientras que el 73,2% de los emprendedores se mantiene en la informalidad, por motivos de que no ven beneficio (37%), nadie lo hace (31,7%), o no sabe cómo hacerlo (14,1%).

A nivel global, los mayores retos a nivel de país apuntaron a acceso a fuentes de financiamiento y políticas de gobierno, rubros en los que el país ocupó la posición 54 dentro de los 54 países evaluados, mientras que el país tuvo un notable puesto en aspectos como educación técnica y superior para emprendedores, al ocupar la posición 13 de 54.

Mónica de Zelaya decana de la Facultad de Ciencias Económicas de la UFM, resaltó que a pesar de tropiezos como la falta de acceso al crédito por el sistema financiero y los problemas de inseguridad, Guatemala mantiene una alta tasa de Emprendimiento en América Latina. Lo que se necesita son políticas de apoyo tanto del sector público y privado para atender a este segmento productivo.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE