Centroamérica & Mundo
2022-10-25

Honduras debe prepararse por recesión de EEUU en 2023

Organizaciones globales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, advierten de una nueva crisis económica en los países más desarrollados, lo que afectaría a países como Honduras.

Por estrategiaynegocios.net

Honduras, una vez más, experimentará un nuevo golpe en la economía si Estados Unidos entra en un escenario de recesión en 2023, tal como lo han pronosticado expertos y organizaciones globales como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

De interés: Cepal: desempeño económico de Centroamérica desacelera

Por depender de la economía estadounidense, Honduras sufriría una depresión por la caída de las remesas, exportaciones de materias primas y productos terminados y reducción de los flujos de Inversión Extranjera Directa (IED), según economistas.

Wilfredo Díaz, economista hondureño radicado en Costa Rica, advierte que la recesión impactaría no sólo en el ámbito económico, sino en el social y migratorio, dado a que en Estados Unidos las instituciones relacionadas con estos temas tendrían menos presupuesto.

“Estados Unidos es el principal socio comercial de Honduras, por ende, si tiene una recesión, se verá afectado este canal comercial. Específicamente, puede existir una reducción en las exportaciones hacia Estados Unidos. Hemos visto que con el aumento de inventario en Estados Unidos, han cerrado algunas de las fábricas de capital extranjero, maquilas, en Honduras. Hay una baja en la demanda. Tendríamos dos efectos: uno, por el canal comercial de las exportaciones y, dos, en salida de capital, habría reducción de producción y reducción en la generación de empleo”, explicó.

Para Díaz, la recesión inevitablemente socavaría el mercado laboral de Estados Unidos, cuya tasa de desempleo comenzó a registrar un mejor desempeño luego de que los casos y las muertes de Covid-19 descendieron. En enero de 2021, la tasa de desempleo era de 6.4% y en septiembre a 3.5%, según cifras del Departamento del Trabajo.

“Si hay una recesión en Estados Unidos, posiblemente, esto aumentará significativamente el desempleo en ese país, por lo tanto puede ser que las remesas se vean afectadas. Si bien es cierto, uno puede decir que las remesas provienen de la parte informal (los trabajos que realizan nuestros compatriotas son muy básicos y de primera necesidad), al haber menos empleo, por ende, se generaría menor flujo de remesas. Eso tendría implicaciones importantes en el consumo dentro del país. Eso reducirá la demanda interna del país y causaría menos crecimiento”, argumentó.Remesas e inversión

Remesas e inversión

Gran parte de las familias que dependen de las remesas, al observar una merma en sus ingresos, estarían corriendo el riesgo de caer en situación de pobreza, dijo.

El año anterior, según el Banco Central de Honduras (BCH), a pesar de la crisis desatada por la pandemia, Honduras recibió US$7.370 millones en remesas, 28.3 % más que en 2020 (US$5.741 millones).

“Finalmente, una recesión en Estados Unidos puede generar en el corto y mediano plazo una mayor restricción en los movimiento de capital. Si hemos estado viendo una reducción de la IED podemos suponer que habrá una reducción mayor de estos flujos principalmente de Estados Unidos con los efectos de desempleo que esto puede generar”, dijo Díaz.

El año anterior, después de varios años de registrar una caída aparatosa, Honduras comenzó a recuperar el flujo de IED. Cifras del Informe de Inversiones en el Mundo 2022 de UNCTAD indican que en 2021 alcanzó $700 millones, contra US$498 millones (2019) y US$419 millones (2020).

Ricardo Castañeda, economista senior del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) para El Salvador y Honduras, aclara que aún la recesión no es real y “son estimaciones”.

“Es importante destacar que para los países de Centroamérica, incluido Honduras, lo que ese está proyectando para el próximo año es un menor crecimiento económico, pero no una recesión. Ahora bien, si se llegara a concretar ese escenario de una recesión a nivel mundial, particularmente en Estados Unidos, esto obviamente tendría consecuencias en las economías centroamericanas y particularmente Honduras porque Estados Unidos es uno de sus principales socios comerciales”, dijo.

Recientemente, el FMI y el Banco Mundial (BM) advirtieron sobre un latente riesgo de recesión en las economías más desarrolladas, como la de Estados Unidos. Castañeda coincide con Díaz en el pronóstico de un posible declive en las remesas “que son uno de los pilares de la actividad económica y de la economía en su conjunto”.

“Una recesión económica agrega mayores dificultades a los países de Centroamérica. Recordemos que vienen de un shock causado por la pandemia y de otro shock por los aumentos de precios provocado por el conflicto entre Rusia y Ucrania. A esto habría que agregarle, esta posible recesión, lo que hace que el escenario sea muy complicado”, dijo.

“La inversión pública será importante para que la economía no caiga por la recesión”, Ricardo Castañeda, economista de ICEFI.

Castañeda plantea que la situación financiera endeble de países como Honduras “los hace que no estén preparados” para enfrentar estos choques.

“Es por eso la importancia de las discusiones de los proyectos de presupuesto para 2023 en dos grandes aspectos: uno, para que protejan a grupos vulnerables. Los shock de la pandemia y el aumento de precios tienen implicaciones en la pobreza, desigualdad y seguridad alimentaria. Es fundamental que desde el presupuesto se proteja a los más pobres y por otro lado la inversión pública se vuelve un factor clave para que el impacto económico no sea tan alto. En un contexto en el cual la inversión privada tiende a disminuir, lo que permite a las economías que no caigan, es la inversión púbica”.

Para Johana Almendárez, presidenta de la Organización Hondureña Integrada Francisco Morazán Miami, Florida, la situación actual en Estados Unidos “es difícil por malas decisiones tomadas por el Gobierno, pero en medio de estos pronósticos, organizaciones como esa están apoyando a los hondureños que huyen de limitaciones económicas hacia Estados Unidos para que puedan encontrar un trabajo”.

Puede leer: Avianca aumentará la conectividad entre Guatemala y Honduras

“Una recesión reducirá las remesas, afectará el consumo interno y el crecimiento del país”, Wilfredo Díaz, economista.

“Hemos tenido entrevistas con varios empresarios para conocer las oportunidades de empleo, a los hondureños que llegan les ayudamos con abogados expertos en asuntos migratorios y criminales”, dijo Almendárez

Con información de La Prensa

Instagram

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE