Centroamérica & Mundo
2022-11-16

Guatemala: Sistema de salud pública podría colapsar ante incremento de casos de influenza

La temporada de influenza se da entre octubre y febrero, y la enfermedad puede llevar a la hospitalización al causar una neumonía severa.

Por estrategiaynegocios.net

Con las bajas temperaturas típica de esta temporada, los casos de influenza suelen aumentar, un comportamiento que no se dio durante la pandemia, pero este año se observa un incremento. El Ministerio de Salud no refleja un repunte significativo en sus reportes, pero médicos en el sector privado ven alza en pacientes pediátricos cuando faltan las semanas más críticas de la circulación del virus.

De interés: Centroamérica alcanza los 175 casos de viruela símica

El pasado 7 de noviembre las autoridades sanitarias emitieron una alerta para prevenir a la población y a los servicios sanitarios por el incremento que pueda darse. Esta es una enfermedad respiratoria de alto contagio, y afecta la nariz, garganta, bronquios y los pulmones, en los casos más severos.

Desde 2019 hasta el 2 de noviembre de este año el Sistema de Salud Pública registra 4 mil 461 casos, y el grupo más afectado son los niños de dos meses hasta 4 años, en el que se concentra el 35.2% de los enfermos, según el reporte oficial.

Seis de cada 10 de los casos ocurrieron en el 2019, y con la pandemia del covid-19 comenzó a notarse un descenso en las cifras, pues durante el primer año las atenciones se redujeron a la mitad. En el 2021 el reporte es de únicamente 71 casos, y este año al 12 de noviembre se cuentan 198.

Pero los números no muestran el impacto que está teniendo la enfermedad en la actualidad. De acuerdo con la infectóloga pediátrica Alicia Chang, presidenta de la Asociación Guatemalteca de Enfermedades Infecciosas (AGEI), desde octubre pasado en los servicios de salud hay más casos de niños que consultan por problemas respiratorios ocasionados por el virus. “No estábamos viendo mucha actividad del virus en los dos años anteriores, pero este año sí”, refiere.

Vigilancia

El virus de la influenza está presente durante todo el año en Guatemala, señala el médico Antonio Paredes, coordinador de vigilancia epidemiológica del Ministerio de Salud. Este año se reporta un incremento de casos comparado con los años 2020 y 2021, pero es “moderado”. No se descarta que de diciembre a febrero el comportamiento sea al alza.

La falta de pruebas que diagnostican la enfermedad es una de las razones de los números bajos en el Sistema de Salud Pública, ya que se debe realizar un test PCR específico para influenza para detectarlo, el costo es elevado y es en el sector privado y en hospitales como el Roosevelt y el General San Juan de Dios los que podrían procesarlo. El virus no se detecta a través de las pruebas de covid-19.

Según Paredes, con la pandemia el Laboratorio Nacional de Salud dejó de procesar pruebas que no fueran de coronavirus, es hasta este año de nuevo se retoma la vigilancia epidemiológica de otros virus respiratorios.

Los hospitales centinela en donde se realizan la prueba de la influenza a los pacientes son los hospitales General San Juan de Dios, Infantil de Infectología y Rehabilitación, Nacional de Cobán, en Alta Verapaz, y Nacional de San Marcos, los resultados permiten establecer el comportamiento del virus en el país.

En alerta

Salud emitió la alerta preventiva por influenza en la primera semana de noviembre, y Chang refiere que los hospitales pueden llegar a congestionarse con población pediátrica en estos meses, pues los servicios ya están cargados con enfermos del virus sincitial respiratorio, parainfluenza y ahora influencia, por este último la estancia en los hospitales puede ser de varios días, y si llegan pacientes con otros padecimientos la atención se complicaría.

“Cualquier virus de temporada, que aumenta la incidencia de casos respiratorios que necesitan hospitalización puede desestabilizar el sistema”, señala la infectóloga pediátrica, y que a diferencia del covid-19, que provoca más complicaciones en los adultos, la influenza aumenta la cantidad de hospitalizaciones en la población pediátrica y en personas de mayor edad.

Vacunarse es importante

Debido a que el virus tiene una elevada capacidad para modificarse, cada año la vacuna es actualizada, es por eso, que las personas deben inocularse todos los años, y los países tienen acceso al biológico a partir de septiembre, previo a la temporada de la circulación del virus.

Puede leer: Guatemala: Sistema de salud pública podría colapsar ante incremento de casos de influenza

En los servicios de salud pública hay disponibles 400 mil vacunas contra la influenza para la población pediátrica y 500 mil para los adultos, que se aplicaran a población vulnerable, que son niños y niñas entre 6 y 35 meses de edad, personas con enfermedades crónicas, mujeres embarazadas, adultos mayores de 60 años, personal de salud y socorristas.

Instagram

Con información de Prensa Libre

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE