Centroamérica & Mundo
2022-03-22

Guatemala: Persiste el desabastecimiento de medicamentos en Hospital General

A cinco semanas de que los médicos endurecieran las mediadas de hecho por falta de medicamentos básicos y esenciales en el Hospital General San Juan de Dios, la crisis no está resulta del todo. El abastecimiento camina lento.

Por Prensa Libre

“Sí han entrado medicamentos, y vemos un cambio desde el inicio del movimiento. Han entrado antibióticos, analgésicos, antihipertensivos y otros productos que hace más de un año no teníamos. Lo vemos con buenos ojos y el beneficio directo es para los guatemaltecos”, dice Napoleón Méndez, jefe de la Emergencia de adultos del Hospital General San Juan de Dios.

Luego de que los médicos se declaran en asamblea permanente y que salieran a las calles para señalar la escasez de fármacos, los productos han ido ingresando, pero entre los facultativos persiste la incertidumbre para cuánto tiempo les alcanzarán, pues los medicamentos se han adquirido a través de compras directas, que, si bien el mecanismo agiliza el proceso, no permite adquirir en grandes cantidades, tal como un hospital de la magnitud del General necesita.

De acuerdo con Zulma Calderón, defensora de la Salud de la Procuraduría de los Derechos Humanos, las denuncias por desabastecimiento en el hospital siguen. Solo la semana pasada cuatro personas denunciaron la escasez del medicamento Trastuzumab contra el cáncer, situación que interrumpe el tratamiento de los pacientes oncológicos.

Esperan abastecimiento sostenido

Aunque faltan algunos medicamentos, “que el hospital esté abastecido con los medicamentos mínimos realmente favorece los procesos de curación de los pacientes. Fue complicado porque la gente tenía que salir a comprarlos, ya que no habían, y esto trajo repercusión en el tratamiento de los pacientes”, indicó el jefe de la Emergencia.

El médico espera que el flujo de medicinas continúe en el hospital, pues lo que piden los facultativos es un abastecimiento permanente y garantizado en el tiempo, y esa fue la petición que llevaron la semana pasada ante el presidente Alejandro Giammattei, que los atendió en su despacho junto al ministro de Salud, Francisco Coma, y el director del hospital, Gerardo Hernández.

En dicha reunión salieron con el ofrecimiento por parte del Ejecutivo de que se presentará una iniciativa de ley al Congreso de la República que permita abastecer con medicina a todo el Sistema de Salud Pública de manera constante y robustas como necesitan los hospitales.

Lea además: Personal médico del San Juan de Dios marcha hacia Casa Presidencial y llevan una propuesta para solucionar la crisis hospitalaria

“Tiene que haber alguna otra solución más que compras directas, que permita al sistema abastecerse para la alta demanda de pacientes que tenemos ahorita, porque la emergencia sigue llena, es una cantidad de gente que viene con múltiples enfermedades. La necesidad de insumos es alta en estos hospitales”, dijo Méndez.

De la reunión con Giammattei no salieron con un compromiso por escrito, todo fue de palabra, pero los médicos están a la espera de que se cumpla lo hablado. Por el momento sostienen reuniones periódicas con las autoridades del hospital para verificar porcentajes de abastecimiento, plantear soluciones inmediatas, como la compra de equipo para distintas unidades del centro asistencial.

“Vamos a seguir vigilando, y si es necesario vamos a levantar de nuevo la voz, y seguiremos haciendo todo lo que está en nuestras manos para que la gente reciba la atención que merece”, expuso el médico.

Debe ser constante

Calderón menciona que, si bien han ingresado medicamentos al Hospital General, no son todos los que se necesitan ni todos son esenciales, pero el mayor inconveniente es la manera en que se están abasteciendo, a través de compras directas lo que es insostenible, pues se compra más caro y solo permite adquirir una cantidad limitada de producto.

“El hospital tiene que manejarse en el contexto de una planificación y ese plan de compras debe ir en función de todas las enfermedades que manejan y de la cantidad de pacientes que atienden”, refirió la defensora de la PDH.

Agregó que en este momento lo que en el hospital se debería estar trabajando es el plan de compras del próximo año, y a estas alturas se ve difícil “poder enderezar el barco en el San Juan de Dios”.

¿Compras directas?

Desde enero el Hospital General San Juan de Dios dejó de cargar datos al sistema de gestión de inventarios que desarrolló la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa) para alertar del posible desabastecimiento en los hospitales, por lo que es incierto saber cuál es el nivel de medicamentos que tiene el nosocomio.

Se intentó conocer el porcentaje de abastecimiento que tiene en estos momentos el hospital, pero tras varias llamadas telefónicas no se logró contactar a su director, quien en varias ocasiones ha señalado que uno de los inconvenientes a los que enfrentaron para adquirir fármacos es que los eventos se caían o declaraban desiertos por la poca capacidad del mercado de medicamentos para proveer a los hospitales.

La medida temporal que el hospital ha tomado es abastecerse a través de compras directas, lo que no refleja un problema en el mercado nacional como Hernández dijo en su momento, más bien pareciera ser un asunto de mala gestión, así lo señaló Carmen Salguero, de Fundesa, pues esta es una cadena de problemas que empieza por las fallas en la planificación y en la ejecución de las compras.

“Un hospital de este tamaño y tan importante, no se puede abastecer a punta de compras de menor cuantía”, mencionó, ya que en el portal Guatecompras se ve cómo en últimas semanas el General ha estado fraccionando las compras, a pesar de que la ley de adquisiciones lo prohíbe.

Así es como se están abasteciendo, dijo Salguero, por lo que es probable que no tengan problemas de falta de medicamentos por unos meses. A su criterio es oportuno que el Hospital General se apoye en el Ministerio de Salud para realizar compras por volumen para beneficiar también al resto de nosocomios de la red pública.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE