Centroamérica & Mundo
2022-11-04

Financiación para adaptación al cambio climático fue de US$29.000 Millones en 2020

Informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente señala que las corrientes internacionales de financiación se encuentran entre 5 y 10 veces por debajo de las necesidades estimadas.

Por estrategiaynegocios.net

Las naciones deben aumentar drásticamente la financiación y la implementación de medidas diseñadas para ayudar a las comunidades vulnerables a adaptarse a la tormenta de fenómenos climáticos extremos, señala un reciente informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

De cara a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático 2022 (COP27), se publicó el “Informe de la Brecha de Adaptación 2022: Progresos insuficientes y excesivamente lentos – La incapacidad de adaptarse al cambio climático pone al mundo en peligro”, en el que se concluye que los esfuerzos globales en la planificación, financiación e implementación de las medidas de adaptación no están a la par con los riesgos cada vez mayores.

“Las necesidades de adaptación en los países en desarrollo se dispararán hasta por un valor de US$340.000 millones anuales en 2030. Sin embargo, el apoyo a las medidas de adaptación actual es inferior a una décima parte de esa cantidad. Las personas y comunidades más vulnerables están pagando el precio. Eso es inaceptable”, afirmó el António Guterres, Secretario General de la ONU.

El informe señala que más de ocho de cada diez países cuentan con al menos un instrumento nacional de planificación de la adaptación, al tiempo que “están mejorando e incorporando más medidas de inclusión”.

Un tercio de los 197 países Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) ha incorporado objetivos cuantificados y sujetos a plazos en materia de adaptación.

De interés: Organizaciones sociales: Acciones de la COP27 resultarán insuficientes

Asimismo, alrededor el 90 % de los instrumentos de planificación analizados en las investigaciones tienen en cuenta el género y los grupos desfavorecidos, como los pueblos indígenas.

Sin embargo, “la financiación necesaria para convertir dichos planes en acciones reales no está a la par”. Las corrientes internacionales de financiación para la adaptación en los países en desarrollo se encuentran “entre 5 y 10 veces por debajo de las necesidades estimadas y esta disparidad sigue aumentando”.

Las corrientes internacionales de financiación para la adaptación en los países en desarrollo alcanzaron los US$29.000 millones en 2020, según lo informaron los países donantes, lo que supone un aumento del 4 % con respecto a 2019.

Los flujos financieros combinados para la adaptación y la mitigación en 2020 se registraron en al menos US$17.000 millones por debajo de los US$100.000 millones prometidos a los países en desarrollo.

Se necesita “una aceleración significativa” si se quiere lograr la duplicación de los flujos financieros para 2025 con respecto a 2019, como lo insta el Pacto Climático de Glasgow.

Puede leer: Caficultura de Centroamérica bajo estrés

Las necesidades anuales estimadas de adaptación “varían en un rango de US$160.000 millones a US$340.000 millones de aquí al año 2030”, asimismo en un rango de US$315.000 millones a US$565.000 millones de aquí al año 2050.

La implementación de las medidas de adaptación “está aumentando, con especial atención en materia de agricultura, agua, ecosistemas y los sectores intersectoriales”; sin embargo, este incremento “no está a la altura de las repercusiones del cambio climático”.

Si no se logra un cambio radical en apoyar las medidas de adaptación, “estas podrían verse superadas por la aceleración galopante de los riesgos climáticos”, señala el estudio.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE