Centroamérica & Mundo
2017-07-30

El Salvador: Fitch mantiene calificación en CCC

De acuerdo con la agencia calificadora, el país tiene riesgo de una degradación mayor si detecta un debilitamiento en la voluntad de pagar el servicio de la deuda, debido a la falta de una reasignación presupuestaria.

Por Diario El Mundo

El perfil crediticio de El Salvador depende de la capacidad de superar la polarización política y asegurar las necesidades de financiamiento del Gobierno, señaló la agencia Fitch Ratings, que mantiene la calificación de riesgo del país en "CCC".

Fitch vaticinó un mayor deterioro en la calificación si se falla en reducir las necesidades de financiamiento del Gobierno o si se mantiene la incapacidad para identificar opciones de fondeo.

También habría una nueva degradación, dijo, si detecta un debilitamiento en la voluntad de pagar el servicio de la deuda, debido a la falta de una reasignación presupuestaria; o para romper el impasse político en materia de financiamiento.

La mejora en la calificación, mientras tanto, pasa por la capacidad de lograr acuerdos. Un relajamiento en las tensiones políticas que permita flexibilizar el financiamiento para el Gobierno podría impulsar un aumento en la calificación de riesgo.

El Salvador vería mejores calificaciones, añadió Fitch, si se somete a un ajuste fiscal, "incluyendo un posible acuerdo con el FMI (Fondo Monetario Internacional)", que mejore las perspectivas de estabilización de la deuda pública.

Financiamiento se complica

Fitch indicó que la emisión de US$600 millones en Eurobonos, realizada en febrero, cubrió menos de la mitad de las necesidades de financiamiento del Gobierno, estimadas en US$1.300 millones para este año.

El Ejecutivo podría seguirse financiando con Letras del Tesoro Público (Letes), aumentar los atrasos en los pagos y hacer ajustes en su gasto, pero esto no reduce sustancialmente "el riesgo de cubrir sus necesidades de forma creíble", dijo Fitch.

Las fuentes de financiamiento local son limitadas, dijo la agencia, y la posibilidad de un acuerdo político parece complicada.

La agencia advirtió que el sistema bancario está renuente a comprar más Letes, debido al impago que ocurrió en abril, con los Certificados de Inversión Previsional (CIP); mientras que la colocación de deuda de largo plazo depende de los votos del principal partido de oposición, ARENA, que ha amarrado su apoyo a una reducción del déficit fiscal, indicó Fitch.

Hay riesgo de impago

Fitch informó que mantiene la calificación en "CCC", porque la polarización política no permite que se disipe el riesgo de un impago.

"La polarización política, que complica la capacidad del soberano (el Estado salvadoreño) para cubrir las brechas de financiamiento para 2017 y 2018, continúa, aumentando el riesgo de impago", dijo Fitch en un comunicado difundido ayer.

La agencia se refirió en particular al pago de US$91 millones en servicio de deuda de los CIP, programado para octubre. El Gobierno, recordó, resolvió los pagos de abril y julio con reasignaciones presupuestarias, pero ahora su margen de maniobra es limitado.

En mayo pasado, Fitch retiró la calificación "Incumplimiento Restringido (RD)" a la deuda salvadoreña emitida en los mercados locales, y la elevó a "CCC". La agencia indica que califica con "CCC" cuando la posibilidad de un impago es real. A esta categoría le siguen las "CC", "C", "RD" - donde ya estuvo El Salvador- y finalmente la "D", el "default".

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE