Centroamérica & Mundo
2022-06-07

El Salvador: Canasta básica aumentó US$20, provocando que 3 de cada 10 personas dejen de comprar alimentos

El costo de la canasta básica rural y urbana ha subido más de US$20 en relación con el 2021. El alto precio ha provocado que algunas personas consuman menos comida, según el CDC.

Por La Prensa Gráfica

La Dirección de Estadísticas y Censos (Digestyc) confirmó que los alimentos siguen subiendo pese a las medidas gubernamentales. Hasta abril, el costo de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) en la zona urbana era de US$223.86, US$23.73 más en comparación al cuarto mes del 2021 cuando promedió US$200.13.

Las personas en la zona rural también están pagando más por su comida en relación con el año pasado. La entidad detalló que la CBA en esta zona está un 14 % más cara que en abril de 2021, tras subir US$20.16 y llegar a los US$163.93.

El alza en la CBA urbana fue impulsada por el incremento en el costo en las raciones de tortillas y verduras , mientras que en la CBA rural fue por el encarecimiento en las tortillas y el arroz .

El Centro para la Defensa del Consumidor (CDC) estima que estos incrementos están provocando que 3 de cada 10 salvadoreños hayan dejado de comprar alimentos, “quienes tenían tres platos de comida, ahora puedan comer solo dos, y los que tenían dos, a comer solo uno (...) La población ha perdido capacidad económica para adquirir sus alimentos”, dijo Danilo Pérez, director ejecutivo del CDC.

Sonia Ayala, habitante de Cuscatancingo, confirmó que ha disminuido la ración de comida para sus tres hijos debido a los altos costos de los alimentos.

“La alimentación para mis hijos ha bajado. Antes compraba el cartón de huevos para que nos durara y hoy la mitad compro. Yo les digo: miren hoy no estamos para estar comiendo demasiado, hoy no vamos a comer dos huevos en el desayuno porque no va a alcanzar. Carne ya no hemos comprado porque demasiado cara y el pollo si de vez en cuando comemos porque también está caro”, comentó Ayala, quien se dedica a la venta de pan.

Según Alberto Corpeño, director de Categorías de Súper Selectos, los clientes han cambiado sus hábitos de consumo, ahora compran productos de menor tamaño en alimentos y de mayor tamaño en no perecederos. Además, han migrando a marcas más económicas, como es el caso de Gabriela Vigil, habitante de Santa Tecla.

“Los incrementos me han afectado en la medida que, mis marcas de preferencia por calidad ahora tienen aumentos de US$0.20 o hasta US$0.35, entonces en algunos casos, me he visto en la necesidad de sustituirlas por otras de menor precio”, manifestó la consumidora.

Medidas poco efectivas

Los altos precios no son especulativos y están afectando el poder adquisitivo de los consumidores, ha resaltado en más de una ocasión el CDC.

Desde marzo, el Gobierno está ejecutando 11 medidas hacer frente a la inflación mundial. Estas incluyen la eliminación de tributos a los combustibles, el cobro de un IVA diferenciado, la suspensión de ciertos aranceles, y “congelar” el precio de la energía eléctrica durante los próximos meses.

En abril, el índice de precios al consumidor (IPC) presentó una leve baja y llegó a 6.5 %. “El Salvador ha sido el único país de Centroamérica donde la inflación empezó a bajar en abril, eso indica que las estrategias que empezamos a implementar en marzo para la estabilización del precio de los combustibles la han hecho bajar. Espero que siga disminuyendo porque mantenemos nuestras iniciativas”, indicó el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya.

Pero esta baja en la inflación no significa que todo esté más barato, según la Digestyc, el comportamiento del IPC, se explica en principal medida por las alzas en alimentos y bebidas no alcohólicas, mientras que transporte (por la congelación en precios de los combustibles) registró la principal disminución.

“Creo que la medida de congelar el precio de los combustibles es excelente y aplaudible, sin embargo, estamos notando que después de dos meses de haber sido implementadas los precios continúan incrementando”, expuso Danilo Pérez del CDC.

La ciudadanía y organizaciones sociales han pedido al Ejecutivo la ejecución de medidas más efectivas.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE