Centroamérica & Mundo
2022-06-22

Claves de la ley de EEUU para reducir el costo de los fletes marítimos

La Ocean Shipping Reform Act fue firmada por el presidente estadounidense Joe Biden y es, según los especialistas, la mayor reforma para el sector logístico en más de 20 años.

Por Gabriela Melara – estrategiaynegocios.net

El presidente estadounidense Joe Biden firmó el 16 de junio una importante reforma para el transporte marítimo, medida con la que EEUU busca paliar los efectos de la crisis logística mundial y su efecto en la inflación.

La Ley de Reforma del Transporte Marítimo (The Ocean Shipping Reform Act) tiene entre sus objetivos impedir que los transportistas marítimos internacionales mejoren las condiciones para el comercio mundial y otorga nuevas facultades a la Comisión Marítima Federal de EEUU (FMC, por sus siglas en inglés), entre otras medidas con las que buscan reducir el impacto de la inflación.

Puede leer: Industria de cosméticos de Guatemala genera ventas anuales por US$425 millones

Tanto las marcas y los minoristas con sede en Estados Unidos apoyan la nueva Ley sobre la que Biden publicó ayer en su cuenta en Twitter: “La Ley de Reforma del Transporte Marítimo ayudará a reducir los costos de envío y reducirá los precios de los productos que las familias estadounidenses necesitan y garantizará que los agricultores, ganaderos y otros exportadores estadounidenses reciban un trato justo”.

Matthew Shay, presidente y director ejecutivo de la National Retail Federal, dijo a Cnbc.com que la ley le dará a la FMC la autoridad adicional que necesita para abordar las prácticas comerciales desleales que han existido durante décadas y se han visto exacerbadas por la pandemia.

“Estas mejoras llegan en un momento crítico cuando la inflación ha alcanzado un máximo de 40 años y ayudarán aliviar la presión sobre las empresas, los trabajadores y los consumidores estadounidenses”, añadió.

Problema colosal

Según un comunicado del Senado estadounidense la iniciativa fue presentada por primera vez en febrero de este año por los senadores Amy Klobuchar y John Thune y fue aprobada por el Comité de Comercio el 22 de marzo.

El proyecto goza de apoyo bipartidista y es visto como una oportunidad para atajar la galopante inflación.

“La congestión portuaria que comenzó durante la pandemia de COVID-19 dejó a los exportadores, incluidos los agricultores estadounidenses, luchando por llevar sus productos a los mercados globales debido a los viajes impredecibles, los transportistas marítimos que niegan la carga estadounidense y los costos de flete que se disparan”, dice el documento.

De interés: Kellogg’s anuncia que se divide en tres compañías independientes

El senado remarcó que las tarifas de envío de un contenedor de 40 pies aumentaron de US$1.300 antes de la pandemia a US$11.000 en septiembre de 2021 y los costos de envío siguen en alza, al grado que esta semana, los costos de envío son un 41 % más altos en comparación con el año pasado.

Impactos

Las exportaciones agrícolas se han visto particularmente afectadas por el aumento de los costos y los desafíos del transporte.

Según un informe del Senado, en los últimos dos años, los exportadores agrícolas han perdido el 22 % de las ventas debido a demoras de los embarques.

En contraste los transportistas marítimos han reportado ganancias récord de US$150.000 millones en 2021 por el aumento demanda de bienes importados y precios más altos para los envíos de contenedores.

Los productores agrícolas estadounidenses reclaman retrasos en sus exportaciones con destino a Asia y se ven obligados a almacenarlas en los puertos, mientras que los transportistas marítimos regresan sus barcos a Asia con contenedores vacíos lo que genera millones en pérdidas por mayores costos de almacenaje.

Ocho claves de la nueva ley

1- Autorizar a la FMC a iniciar investigaciones de las prácticas comerciales y aplicar medidas coercitivas.

2- Prohibir a los transportistas marítimos a reducir las oportunidades para los exportadores estadounidenses de “forma irrazonable”, según lo determinado por la FMC.

3- Cambiar la carga de la prueba con respecto a la razonabilidad de los cargos de “sobrestadía y detención”.

4- Requerir a los transportistas marítimos o a los operadores de terminales marítimas queincluyan información que indique que cualquier recargo por pago atrasado.

5- La FMC podrá exigir a los transportistas informar cuántos contenedores vacíos transporta y buscará mejorar la transparencia en las exportaciones agrícolas y de otro tipo.

6- Prohibir las represalias contra los cargadores o amenazar con negar la carga.

7- Codificar la Oficina de Asuntos del Consumidor y Servicios de Resolución de Disputas de la FMC.

8- Autorizar al FMC a tener autoridad de emergencia temporal para recopilar datos durante tiempos de una situación de congestión de emergencia, entre otras mejoras.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE