Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2015-02-19
Nicaragua produce un promedio de uno a dos kilogramos de basura electrónica al año por habitante, por debajo de la media mundial que es de siete kilogramos por persona. (Foto: Archivo).

Preocupa tratamiento de basura electrónica en Nicaragua

El 40% de la basura que acumula el país es inorgánica y de esta sólo el 6,3% es reciclada.

Por: AFP

La mayor parte de las 1.200 toneladas de basura electrónica que Nicaragua genera al año son enterradas o incineradas a cielo abierto en perjuicio de la salud humana y el medio ambiente, ante la insuficiencia de plantas de reciclaje, informó un organismo ambiental.

"La innovación tecnológica ha tenido un impulso sin precedente", pero "también ha generado un constante cambio de aparatos electrónicos que provocan mayor carga al medio ambiente", afirmó el presidente de la Fundación Nacional de Reciclaje (Fonare), Kamilo Lara, en una entrevista con AFP.

Advirtió que muchos de los aparatos electrónicos que se desecha contienen materiales plásticos que al ser quemados producen dioxina, un compuesto químico "altamente cancerígeno".

Lara considera que la creación de centros de reciclaje de desechos electrónicos ayudaría a controlar las quemas al aire libre y a reutilizar estos materiales como hacen los países desarrollados.

En Nicaragua hasta ahora solo operan dos sitios de acopio en la capital, que el año pasado recogieron 33 toneladas de electrodomésticos, teléfonos celulares, computadoras y tabletas en desuso para exportarlos como chatarra, principalmente a Asia.

Se estima que cada dos años los nicaragüenses desechan sus artefactos eléctricos porque son productos de mala calidad que proceden en su mayoría de China.

"China tiene tres niveles de productos descartables: el de alta calidad que es comercializado en países del primer mundo, el de calidad intermedia y el que es prácticamente basura descartable que es la que viene generalmente a Latinoamérica", explicó Lara.

"No es que todos los productos chinos sean malos, sino que tiene tres niveles económicos de comercialización", agregó.

De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), la basura electrónica contiene más de 700 elementos, entre ellos metales pesados peligrosos para las salud como el plomo, el arsenio, el mercurio que deben ser tratados en centros adecuados.

Según Lara, el 40% de la basura que acumula el país es inorgánica y de ésta sólo el 6,3% es reciclada.

El congreso nicaragüense planea aprobar este año la "Ley Especial de Gestión Integral de Residuos y Desechos Sólidos" que propone fijar multas de 3.700 a 37.000 dólares a las personas o empresas que incineren o realicen tratamiento de residuos y desechos sólidos peligrosos sin autorización.

Nicaragua produce un promedio de uno a dos kilogramos de basura electrónica al año por habitante, por debajo de la media mundial que es de siete kilogramos por persona, según Pnuma.

Se calcula que actualmente el mundo genera 50 millones de toneladas de basura electrónica y que en el 2017 será de 65 millones de toneladas.

RELACIONADAS