Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2016-12-27

Honduras saca provecho a la devaluación del lempira

Hasta noviembre, los ingresos por la venta de dólares superaba los 888.5 millones de lempiras, con una proyección de cerrar en 968 millones de lempiras. Sin embargo, en el presente mes se aceleró la devaluación en más de 1% y aumentó la demanda de divisas

Por La Prensa

Mientras los hondureños ven reducir cada año su poder adquisitivo por la devaluación del lempira (la moneda nacional), las autoridades monetarias han encontrado en este factor económico una fuente de ingresos.

La obligación de comprar divisas al Banco Central de Honduras (BCH) le permite a este ente obtener una tasa de interés de 0.07% por “comisión cambiaria” (unos 16 centavos de lempira por dólar), y este año proyecta recaudar más de “960 millones de lempiras”.

El tipo de cambio del dólar se encareció en 1.10 lempiras durante este año, un 30% fue en las últimas semanas.

En el otro lado de la balanza, un asalariado verá reducir en 4.8% a 5%, su poder adquisitivo por la devaluación, un porcentaje superior al aumento inflacionario de este año.

Devaluación y BCH

Hasta noviembre, los ingresos por la venta de dólares superaba los 888.5 millones de lempiras, con una proyección de cerrar en 968 millones de lempiras. Sin embargo, en el presente mes se aceleró la devaluación en más de 1% y aumentó la demanda de divisas, lo que podría elevar el ingreso para el BCH.

Según una fuente del Banco Central, las comisiones por servicios bancarios han crecido en un promedio anual de “casi 100 millones de lempiras” desde que se reactivó la banda cambiaria en junio de 2011.

En el 2011 se captaron “557.7 millones de lempiras por comisiones cambiarias” y este año con cerca de mil millones de lempiras el crecimiento rondaría el 74%.

Además de las comisiones, el BCH reporta ingresos por las “variaciones cambiarias”, operaciones en moneda extranjera, de 2,753 millones de lempiras al mes de noviembre anterior.

Es decir que los ingresos que se perciben por los factores cambiarios superará los 3,600 millones de lempiras en el presente año.

Grafico.46(800x600)

Salarios se deprimen

Aunque Honduras tiene uno de los salarios mínimos más altos de Latinoamérica, la devaluación reduce el poder de compra.

Para tener una idea, si alguien ganaba 7,500 lempiras en enero con un tipo de cambio de 22.45 lempiras, eso significa 334 dólares de ingreso mensual, para el presente mes de diciembre ese mismo ingreso a un tipo de cambio de 23.46 lempiras es de 319.6 dólares. Son 15 dólares menos de salario, 351 lempiras, un valor similar al que se espera aumente el salario mínimo para el próximo año.

Para Gabriela Núñez, presidenta de la Comisión de Finanzas del Congreso Nacional, el impacto es en toda la economía. “La devaluación pega en todo, no importa lo que se consuma o lo que se compre”. El otro problema fue el acelerado ritmo en las últimas semanas. “Fueron más de 30 centavos en 20 días eso debe programarse. Ahora tenemos que ver cómo vamos a comenzar el 2017”.

Política monetaria

La devaluación no es más que la disminución o pérdida del valor nominal de una moneda corriente frente a otras monedas extranjeras. En el caso de Honduras, sería la reducción del valor del lempira vs. el dólar, el Euro, la libra esterlina, el yen y en general cualquier moneda de otro país.

¿Por qué el Banco Central buscaría disminuir el valor de su moneda ante otras? Los técnicos del BCH explican que esta medida busca frenar las importaciones para proteger la economía local. Al momento de la devaluación, la mercancía procedente de otros países automáticamente incrementa su costo, y entonces se beneficia a la producción interna, aumentando el consumo interno de los productos nacionales, estimulando las exportaciones y reactivando la economía.

Sin embargo, los resultados no han sido tan efectivos ya que el intercambio comercial sigue con cifras deficitarias y la economía cerraría con un crecimiento de 3.6%, casi el mismo rango en los que se incrementó la inflación anual, es decir el precio de los bienes y servicios.

Remesas en 1er lugar

El ingreso de divisas al país proviene básicamente de remesas familiares ($3,691.3 millones), al 8 de diciembre anterior, las exportaciones de bienes ($1,770.7 millones) y los servicios ($1,699.6 millones).

Para Raf Flores, economista del Foro Social de la Deuda Externa (Fosdeh), esta dependencia de las remesas es una de las debilidades de la política económica gubernamental.

“Estamos sujetos a lo que se produce fuera de Honduras y eso nos hace vulnerables a las crisis y cambios de políticas externas”.

Agregó que aunque crece el monto, no se fortalece la moneda local ni la economía, ya que ese dinero se destina al consumo por el alto nivel de pobreza que tiene el país.

RELACIONADAS