Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2015-04-09

Posible confesión de "Reina del Sur" cambiaría mapa de poder del narco

Se trata de la guatemalteca Marllory Chacón, quien fue sindicada por las autoridades como una de las "más activas lavadoras" de dinero de Centroamérica. Se encuentra recluida en un penal de la Florida. Hay expectativa sobre sus confesiones en torno a presuntas relaciones con el poder político guatemalteco.

Por: Tiempo.hn/ Panampost /E&N

Detenida y condenada pero aun sin sentencia en Estados Unidos a fines del año pasado, Marllory Chacón, conocida como la “Reina del Sur”, amenaza con destapar una Caja de Pandora: la de sus relaciones con el Gobierno y las élites de su país, Guatemala, luego de que supuestamente donara US$ 2 millones a la candidatura del Partido Patriota y del actual presidente del país centroamericano, Otto Pérez Molina.

La vicepresidenta guatemalteca, Roxana Baldetti, negó conocer a Marllory, quien llegó a codearse con la alta sociedad guatemalteca, y ésta afirmó sí haberla conocido, pero no tener alguna relación con ella. Fue “en una cosa de uñas (evento de estética)”, señaló, cuando todavía la fortuna le sonreía y su vida aparecía en las secciones de Sociales, y no en las de Sucesos, de los periódicos guatemaltecos. En 2012 fue colocada en la “Lista Clinton” de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos a, aunque Chacón dijo, entonces, era “un malentendido”.

Es la vida de una mujer con siete hijos que pasa de la humildad a la opulencia en meses, en medio del asombro (primero) y luego de aquiescencia, para terminar en la adulación, de las clases pudientes de su país, así lo publica el portal Panampost.

ESTA INVESTIGACIÓN HABIA SIDO ANTICIPADA POR CANAL ANTIGUA- PROGRAMA DE LA PERIODISTA SYLVIA GEREDA

Desde ese momento, comenzó una batalla legal en ocho países para demostrar su inocencia, pero en septiembre del año pasado, el Departamento de Justicia anunció que se encontraba en Estados Unidos, en el Centro de Detención Federal de Miami.

Aunque se dijo que había sido detenida en las Bahamas en mayo, la Oficina de Prisiones de Estados Unidos no tiene en su archivo el momento de la detención, y se desconoce si ingresó a Florida ya bajo custodia de las autoridades de ese país.

El juez que llevó su caso, William C. Turnoff, ordenó a la Oficina de Prisiones, igualmente, no introducir el nombre ni el número de reclusa de Chacón en su archivo electrónico, normalmente disponible vía internet; esto, para evitar que varios socios cercanos a los que había delatado se enteraran del caso.

Al ser consultado sobre la detención de Chacón, Pérez Molina (quien, al comienzo de su mandato, abogaba por la legalización de las drogas) señaló que el Gobierno guatemalteco no tuvo nada que ver con el apresamiento de Marllory; e igualmente, que desconocía si había habido algún arreglo entre la narcotraficante y el Gobierno de Estados Unidos.

En enero de 2012, Marllory Chacón Rossell, su esposo Jorge Andrés Fernández Carbajal, y sus socios Hayron Eduardo Borrayo Lasmibat y Mirza Silvana Hernández de Borrayo, así como una docena de sus empresas, entre ellas Bingotón Millonario, fueron incluidas en la Lista de Narcotraficantes Especialmente Designados, que publica la Oficina para el Control de Bienes en el Extranjero (OFAC, en inglés), del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Adam Szubin, director de la OFAC, explicó en un comunicado que “las actividades de narcotráfico de Marllory y sus vínculos con los carteles de drogas de México la convierten en una figura clave en el tráfico de drogas en la región”.

“Se cree que Chacón Rossell lava cada mes cientos de millones de dólares procedentes del narcotráfico, convirtiéndola en la más activa lavadora de dinero en Guatemala”, agregaba la OFAC. Fernández Carbajal era socio de dos empresas panameñas, en una de las cuales figura como socio el capo guatemalteco Jorge Mario “el gordo” Paredes Córdova, extraditado a Estados Unidos y condenado a 31 años de prisión por narcotráfico en abril de 2010.

La OFAC vinculó a Chacón Rossell entre las organizaciones que trabajan para el Cartel de Sinaloa, México.
La sentencia de Marllory Chacón aún no se ha dictado (está programada para el 5 de mayo, según se informó). Y ella está colaborando activamente en delaciones que pueden cambiar el panorama del narcotráfico en la región.