Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2015-09-21
Con esta rebaja el Gobierno buscaría evitar que los usuarios resulten afectados por la ley de contribución especial para la seguridad ciudadana y convivencia, en la que se establecería un recargo del 10 %.

El Salvador: Gobierno insiste en nuevo impuesto e insta rebajar precios de telefonía

"La inseguridad es un problema de largo plazo y se requiere el aporte de la población (...) es de justicia que todos aportemos a la seguridad, es la hora de actuar, que nos preguntemos: ¿de qué forma puedo contribuir?", recalcó el presidente de El Salvador.

Por estrategiaynegocios.net

En una conferencia de prensa convocada hoy por la tarde, el presidente de El Salvador, Salvador Sánchez, justificó que se apruebe y aplique el nuevo impuesto a los servicios de telefonía. Insistió que necesita US$2.100 millones para luchar la violencia del país ya que este año se han invertido US$22 millones en la compra de chalecos para policías, nuevos vehículos y fusiles.

"Es una contribución en la que todos los salvadoreños vamos a participar. Sabemos que afecta a la mayoría de la población, a los usuarios de telefonía", dijo el mandatario. El Gobierno presentó a la Asamblea Legislativa una nueva propuesta con la que buscan recolectar US$140 millones anles al retener 10% por uso de telefonía fija (prepago y postpago), servicio de internet, televisión por cable y accesorios.

Incluso el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, subrayó que cargar un nuevo impuesto a la telefonía significaría un retroceso. Señaló que el nuevo impuestos restringiría el uso de internet a niños donde han recibido donaciones de computadoras. "En todas las partes la dinámica es contraria: los precios bajan porque la tecnología avanza y porque el número de usuarios aumenta. Aquí vamos para atrás, vamos subiendo", dijo el arzobispo el domingo. Insistió que es necesario erradicar la evasión fisal.

Reducción de precios de telefonía

El lunes por la mañana, la Superintendencia General de Electricidad y Telecommunicaciones (SIGET) informó que aprobó el proceso para reducir las tarifas telefónicas en un promedio de hasta el 13%, medida que permitirá absorber el efecto de la contribución especial para la seguridad, que propone aplicar una tasa del 10% a los servicios de telecomunicaciones.

Hoy se envió la notificación a las empresas telefónicas, las cuales tendrán la oportunidad en los próximos cinco días hábiles de presentar alegatos a favor o en contra. Sería la segunda reducción acumulada desde el inicio del gobierno, pues en 2014 este servicio experimentó una baja sensible para los consumidores del 12%. Este proceso de revisión de las tarifas se realizará a más tardar el 1 de octubre y entrará en vigencia el 1 de noviembre.

“La reducción en materia de telefonía es mayor que el porcentaje de la contribución especial (para la seguridad), de tal manera que eso elimina el efecto de cualquier incremento en la telefonía para la gente”, subrayó la titular de SIGET, Blanca Coto.

Gobierno defiende el pago de nuevo impuesto

"La inseguridad es un problema de largo plazo y se requiere el aporte de la población (...) es de justicia que todos aportemos a la seguridad, es la hora de actuar, que nos preguntemos: ¿de qué forma puedo contribuir?", recalcó el presidente de El Salvador.

El secretario técnico de la presidencia, Roberto Lorenzana, recalcó que el nuevo impuesto "es el principal desafío de la nación salvadoreña". “Tenemos el plan, pero no podemos nosotros estar dependiendo estrictamente de la cooperación internacional (…) ellos mismos nos han planteado que El Salvador, que el pueblo salvadoreño y los diferentes sectores, debemos también hacer nuestro propio esfuerzo”, aseguró.

Argumentó que “si no se logra resolver el problema de la inseguridad, no vamos avanzar en los cambios que el país necesita en materia de educación, en materia de crecimiento económico, en materia social”.

Aseguran nuevo impuesto frenará el desarrollo

La ASIET (Asociación Interamericana de Telecomunicaciones) mostró su preocupación por las iniciativas de Ley que contemplan el establecimiento de impuestos especiales (o “contribuciones”) a los servicios de telecomunicaciones. La gremial insiste que de ser aprobados significarían un severo retroceso en los avances que el país ha tenido en pos de lograr el cierre de la brecha digital.

La ASIET recalcó que han ayudado a reducir el robo a celulares. "En El Salvador se han abordado aspectos centrales para la prevención, investigación y atención de delitos, como la detección y bloqueo de dispositivos, el uso de tecnologías móviles para resolver casos y difundir información, la implementación de dispositivos que permiten la comunicación en caso de desastres naturales o el desarrollo de tecnologías para pedir auxilio", señaló el comunicado de la gremial.

La Asociación afirmó que existe amplia evidencia internacional sobre la contribución de las telecomunicaciones al desarrollo de entornos públicos más seguros para los ciudadanos. Facilitar la comunicación entre las familias, la realización de llamadas a los servicios de emergencia y a la policía en situaciones críticas, la posibilidad de recurrir a distintas alternativas de comunicación (telefonía, mensajería de texto, Internet) o poder recibir alertas específicas, son aportes concretos que los servicios de telecomunicaciones realizan día a día a la seguridad ciudadana.

La Asociación llamó a reflexionar con mayor profundidad sobre los efectos que tendrían las propuestas de Ley Especial del Fondo de Seguridad Ciudadana y de Ley de Contribución Especial para la Seguridad Ciudadana y Convivencia, las cuales establecerían importantes cargas tributarias a los servicios de telecomunicaciones y a los equipos de comunicación, afectando incluso a los equipos celulares.

Sobre el nuevo impuesto que afectará la compra de gadgets y accesorios, ASIET dijo que tendrían un incremento considerable en su precio derivado del gravamen a su importación.

"El incremento de la carga tributaria a los servicios de telecomunicaciones incrementa los precios a los consumidores y desalienta las inversiones, limitando el impacto del sector a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, profundizando la brecha digital", puntualizó la gremial.

ASIET señaló: “Nuestra invitación a las autoridades y parlamentarios es a abrir un espacio de reflexión y análisis sobre las implicancias negativas de los proyectos presentados, y estudiar fórmulas que permitan financiar las iniciativas en materia de seguridad ciudadana que el país requiere”

Agregó que las políticas públicas deben ayudar a masificar el acceso de los salvadoreños a servicios de telecomunicaciones avanzados, los cuales permiten elevar la calidad de vida de las personas.

RELACIONADAS