Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2015-03-30
47,7% de los hogares tiene acceso a créditos de consumo, duplica acceso a una tarjeta de crédito (un 22,3%), a los créditos de vivienda (16,8%) o a otras fuentes de financiamiento (29%). (Foto: Cortesía).

Hogares ticos se financian con crédito al consumo

Cifra está por encima de deudas con entidades financieras y tarjetas de crédito.

Por: crhoy.com

Los créditos que otorgan las empresas comerciales son los más importantes en el financiamiento de los hogares, de acuerdo con la última Encuesta de Ingresos y Gastos de los Hogares (Enigh 2013), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

De acuerdo con los resultados de esta consulta, un 47,7% de los hogares tiene acceso a los créditos de estas compañías, entre las que se encuentran los almacenes de línea blanca.

Esta proporción duplica a la de los hogares que tienen acceso a una tarjeta de crédito (un 22,3%). También supera a la cantidad de los hogares que pueden acceder a los créditos de vivienda (16,8%) o a otras fuentes de financiamiento (29%).

Así se desprende de la ponencia elaborada por el economista Ronulfo Jiménez, durante el simposio que organizó el INEC en torno a la Enigh 2013.

Según este mismo análisis, el acceso a los créditos de las empresas comerciales es particularmente más importante en los hogares jóvenes, los rurales y aquellos con menor educación. También es común en quienes tienen ingresos medios.

No obstante, los hogares más pobres son los que destinan una mayor parte de sus ingresos a pagar las deudas por créditos comerciales.

En contraste, el acceso a la tarjeta de crédito es modesto en comparación con el crédito comercial. Además, las deudas con tarjetas se dan en mayor proporción en hogares con edades intermedias, urbanos, con mayor educación y con un ingreso de los niveles más altos.

Crédito comercial sin supervisión

La deuda total por créditos comerciales es difícil de determinar pues estos créditos se rigen por contratos privados con entidades no supervisadas.

Ni siquiera el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (Meic) puede solicitar información sobre la actividad.

“El Meic no tiene injerencia, aquí la relación comercial es de mercado y entonces no tenemos injerencia”, explicó Welmer Ramos, jerarca de Economía.

Es por esto que el Ministerio ha optado por hacer una campaña de información dirigida al consumidor en la que explica qué tan caro le sale comprar con crédito comercial o con tarjetas de crédito en comparación con un préstamo bancario o al contado.

“Lo hacemos para generar conciencia, pero también para que los consumidores se vuelvan más organizados para comprar.cQue no compren tanto al crédito sino que generen ahorros para comprar de otra manera, o que utilicen los mecanismos que tiene el mismo sistema financiero pero con tasas muchísimo más bajas; darle opciones al consumidor para esté más informado y los mercados sean más eficientes”, detalló.

El ministro afirmó que cuando hay desinformación las personas son presa fácil de los usureros.

Para evitarlo, el Meic ve con buenos ojos la determinación de una “tasa de usura” que se aplique por igual para todos y por encima de la cual se estaría cometiendo usura y que por lo tanto sea delito, no importa quien la cobre.

“Esto ordena el crédito a nivel general. Eso está en los tratados internacionales: la usura es una forma de explotación, que se da por ignorancia, necesidad o información asimétrica”, argumentó.

El viernes, el Ministerio presentó el último estudio sobre tarjetas de crédito. Además, invitó a los ciudadanos a cuidar sus finanzas para evitar el sobreendeudamiento.

RELACIONADAS