Centroamérica & Mundo
2023-01-20

Casi el 50 % de salvadoreños dejó de comprar ciertos alimentos por los altos precios

68 de cada 100 personas encuestados opinaron que el costo de la vida en El Salvador ha aumentado mucho en el último año.

Por Leonel Ibarra - estrategiaynegocios.net

Casi la mitad de los salvadoreños (48,5 %) encuestados por el Instituto Universitario de Opinión Pública (IUDOP) dijo que dejó de comprar ciertos alimentos por el incremento de precios en 2022.

Según el estudio de opinión, este porcentaje es superior al 46,6 % de 2021. El IUDOP, pertenenciente a la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), destaca que ese año se experimentó un incremento de 15 puntos porcentuales con respecto a 2020.

“Al cierre del año 2022, 68 de cada 100 salvadoreños opinaron que el costo de la vida en El Salvador ha aumentado mucho. En relación con el encarecimiento de la canasta básica, 93 de cada 100 salvadoreños opinaron, al final del año pasado, que los precios de los productos de la canasta básica en el país habían aumentado”, señala el estudio.

En efecto, la Oficina Nacional de Estadísticas y Censos señala que el costo de la canasta básica urbana en El Salvador pasó de US$199.24 en enero de 2021 a US$240.37 en diciembre de 2022, lo que significa un alza de 20,6 %.

Puede leer: Costo de la dieta saludable en América Latina es el más alto del mundo

Según datos oficiales, los productos que más han subido de precios en los últimos años son el pan, la tortilla, los lácteos y frijoles, entre otros.

La tasa de variación anual del Índice de Precios al Consumidor (IPC) a diciembre en El Salvador fue de 7,3 % con un incremento mensual de 0,11 % debido a la división de Alimentos y bebidas no alcohólicas (que tiene una variación acumulada de 12,2 %) y Restaurantes y hoteles (8,1 %).

Los salvadoreños encuestados dicen que el problema del país que más afectaba son los problemas económicos: 64 de cada 100 salvadoreños sostuvieron que el desempleo, la pobreza y el alza de precios, entre otros aspectos, eran situaciones que les habían afectado directamente. El 53 % dijo que su economía familiar no ha tenido ningún cambio al cierre del 2022, 29 % sostuvo que su situación había mejorado y 18 % que había empeorado.

De interés: Número de personas con hambre llegó a 56,5 millones en América Latina

El grupo que mencionó que su economía familiar había empeorado el año pasado destacó que ello se debía especialmente al encarecimiento de los productos de la canasta básica y a la escasez de oportunidades para conseguir trabajo.

Debido a esta problemática 32 de cada 100 personas declararon que tuvieron que adquirir nuevas deudas, 41 mencionaron que habían tenido que prestar dinero a terceros para cumplir con los compromisos mensuales del hogar, 12 tuvieron que abandonar sus estudios para buscar empelo, 38 señalaron que habían recibido remesas del extranjero para cumplir con los compromisos mensuales de su hogar

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE