Centroamérica & Mundo
2022-06-27

Agricultura regenerativa se perfila como el nuevo enfoque de sostenibilidad global

Ante el desafío global de alimentar a 10.000 millones de personas, sin acabar con el planeta, la agricultura regenerativa ha empezado a sonar constantemente en distintos foros como una solución viable para este reto.

Por estrategiaynegocios.net

Para el año 2050, se proyecta que la población del mundo será de 10.000 millones de personas. Esto implica que se necesitará un 70% más de alimentos para satisfacer la demanda. No obstante, el cambio climático ha provocado la pérdida de cerca de un 17% de las cosechas en el mundo; y, entre el 2016 y el 2050 se espera un 20% de pérdida significativa de tierras cultivables per cápita según la FAO.

Ante este panorama, la búsqueda de formas innovadoras para usar los recursos naturales responsablemente y con más eficiencia, se vuelve un factor crítico y es precisamente lo que la Asociación Internacional de Administración de Alimentos y Agroindustria (IFAMA, por sus siglas en inglés), tuvo como objetivo en su 32va reunión, celebrada en Costa Rica.

Puede leer: El plan de Arcos Dorados para mejorar la sostenibilidad

Ante el desafío global de alimentar a 10.000 millones de personas, sin acabar con el planeta, la agricultura regenerativa ha empezado a sonar constantemente en distintos foros como una solución viable para este reto.

La agricultura regenerativa es un concepto que agrupa principios y prácticas agrícolas orientadas a mejorar la salud del suelo, mitigar el cambio climático, aumentar la biodiversidad, mejorar los recursos hídricos y mejorar el bienestar social y económico de los agricultores y sus comunidades.

Según explicó Beatriz Eugenia Arrieta, Líder de la cadena de valor y alianzas estratégicas para la División Agrícola de Bayer, “la agricultura regenerativa se refiere a los principios y prácticas agrícolas destinados a mejorar el medio ambiente en general y potenciar el ecosistema y los sistemas agrícolas, aumentando la productividad para garantizar la rentabilidad de las explotaciones. La agricultura regenerativa destaca la importancia de restaurar la tierra y los ecosistemas, especialmente la salud del suelo”.

“Creemos que la agricultura regenerativa está basada como punto central, en el agricultor y sus resultados en el campo, fundamentado en la ciencia que se esfuerza por mejorar el papel restaurador de la agricultura mundial”, agregó Arrieta.

Bayer se ha comprometido con el mejoramiento de la agricultura regenerativa con la creación de programas de apoyo para pequeños agricultores, para la reducción de la huella de carbono y la carga química en los cultivos, así como en desarrollos científicos y tecnológicos que permiten hacer un uso más eficiente de los recursos naturales.

Además, la compañía trabaja en función de su compromiso 30/30/100: reducir en un 30% los gases de efecto invernadero emitidos por kilogramo de cultivos producidos; bajar en un 30% el impacto de la protección de cultivos en el medio ambiente; y, empoderar a 100 millones de pequeños agricultores para que accedan a soluciones agrícolas sostenibles.

Para esto, la agricultura regenerativa recomienda seis prácticas agrícolas:

1. Labranza mínima

2. Intercalar cultivos

3. Cultivos de cobertura

4. Rotación de cultivos

5. Optimización en el uso de insumos agrícolas

6. Sistemas integrados agropecuarios

De interés: Estrategias para que las empresas sean más sostenibles y amigables con el medio ambiente

Aplicando estas prácticas se pueden alcanzar las metas de incrementar la biodiversidad, mitigar el cambio climático, mejorar la salud de los suelos y la conservación del agua; y, como consecuencia, mejorar el bienestar social y económicos de los agricultores.

Instagram

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE