Centroamérica & Mundo
2022-03-10

8M: Hacen falta 63 años para cerrar la brecha salarial de género

El mayor desempleo femenino y una mayor proporción de mujeres que abandonan el mercado laboral debido a la pandemia de COVID-19 ha retrasado al menos dos años el progreso hacia la igualdad de género en el trabajo, según el último análisis de PwC.

Por E&N

El Women in Work Index de PwC, en su décima edición, evalúa los resultados laborales de las mujeres en 33 países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos). Después de una década de avances lentos pero constantes de las mujeres en el trabajo en toda la OCDE, el índice cayó por primera vez en su historia.

Los dos principales factores que contribuyeron a la caída del Índice fueron el mayor desempleo femenino y las menores tasas de participación femenina durante lo más difícil de la pandemia. El Índice estima una “brecha de COVID-19”, que compara las pérdidas de empleo con el crecimiento del empleo proyectado antes de la pandemia, y encuentra que había 5,1 millones más de mujeres desempleadas y 5,2 millones menos de mujeres participando en el mercado laboral si no hubiera ocurrido la pandemia.

Lea más: Equidad de género en Centroamérica: Esta es la agenda pendiente en 2022

Las responsabilidades del cuidado de los niños y el trabajo doméstico desempeñaron un papel importante en el hecho de que las mujeres abandonaran la fuerza laboral. Un informe de la OCDE sobre las desigualdades de género en el cuidado y los resultados del mercado laboral durante la COVID-19 muestra que las mujeres asumieron más responsabilidades no remuneradas en el cuidado de los niños durante la pandemia, lo que provocó que abandonaran la fuerza laboral a un ritmo más alto que los hombres.

Las madres tenían tres veces más probabilidades que los padres de asumir la mayoría o la totalidad del trabajo de cuidado adicional no remunerado creado por el cierre de escuelas o guarderías.

Larice Stielow, economista sénior de PwC UK, dijo: “La pandemia de COVID-19 ha hecho que el objetivo de la igualdad de género para las mujeres en el trabajo sea un desafío aún mayor. Para revertir el retroceso en los resultados laborales de las mujeres, necesitamos que los gobiernos y las empresas abran el camino reconstruyendo nuestras economías con políticas efectivas que consideren explícitamente las necesidades de las mujeres y otros grupos desfavorecidos. Esto es fundamental si queremos mejorar la igualdad y lograr un futuro más justo para todos, tanto en el trabajo como en la sociedad”.

El Women in Work Index de PwC se basa en cinco indicadores que reflejan la participación de las mujeres en el mercado laboral mundial y la igualdad en el lugar de trabajo. Dado el lento progreso de los últimos 10 años en cada uno de los cinco indicadores, y el terreno perdido debido a la pandemia, estimamos que llevará años, en algunos casos décadas, cerrar las brechas y lograr la paridad de género entre mujeres y hombres en el lugar de trabajo mundial:

- Tasa de participación femenina en la fuerza laboral (33 años para igualar la tasa actual del 80% de los hombres)

- Brecha en la tasa de participación de la fuerza laboral de mujeres a hombres (30 años para cerrar la brecha)

- Tasa de desempleo femenino (9 años para igualar la tasa actual de los hombres)

- Tasa de empleo femenino a tiempo completo (67 años para igualar la proporción actual de empleados varones en empleo a tiempo completo)

- Brecha salarial de género (63 años para cerrar la brecha)

Aumentar la participación de las mujeres en la transición a cero emisiones netas de carbono será clave para cerrar la brecha laboral.

PWC enfatiza que se necesita una acción política eficaz para lograr una mayor igualdad de género en los lugares de trabajo a nivel mundial. Esto significa opciones de trabajo más flexibles, en particular que aborden las desigualdades de género subyacentes en el trabajo doméstico y de cuidados no remunerado. Políticas como la licencia parental igualitaria que ayudan a redistribuir la carga desigual de cuidados que soportan las mujeres.

Aún más crítica será la necesidad de que el gobierno y las empresas apoyen a las mujeres para que se beneficien de las oportunidades laborales creadas por la transición de las economías de la OCDE a cero emisiones netas de carbono. La próxima década de trabajo estará determinada en gran medida por la transición de las economías a cero emisiones netas de carbono. “Nuestro análisis muestra que la transición a cero emisiones netas de carbono aumentará los empleos en general, con más empleos en 2030 en 15 de los 20 sectores en las economías de la OCDE. Sin embargo, las mayores ganancias proporcionales en puestos de trabajo se producirán en los servicios públicos, la construcción y la manufactura, que están desproporcionadamente subrepresentados por mujeres. Estos sectores emplean actualmente a casi un tercio de la fuerza laboral masculina en toda la OCDE, en comparación con solo el 11% de la fuerza laboral femenina”, dice la firma consultora.

PwC estima que la brecha de empleo entre hombres y mujeres en la OCDE, que mide el número adicional de hombres con empleo, expresado como porcentaje del número de mujeres empleadas, aumentará 1,7% para 2030 (pasando del 20,8 % en 2020 al 22,5 % en 2030).

Emma Cox, Líder Global de Clima, Socia, PwC UK dijo: “Las empresas y los gobiernos pueden hacer más para brindar apoyo específico a las mujeres para ayudarlas a aprovechar los nuevos empleos verdes. Esto incluye identificar las barreras de entrada para las mujeres en los sectores de crecimiento verde, el upskilling y la recapacitación y mejorando el acceso a financiamientos para mujeres emprendedoras que desempeñan un rol importante en la transición a cero emisiones netas de carbono”.

Los frutos de acelerar el proceso hacia la equidad de género pueden ser significativos. El análisis de PwC encuentra que aumentando el empleo de las mujeres a través del OECD puede impulsar el producto interno bruto del OECD por USD $6 billones por año. Mientras tanto, cerrar la brecha salarial de género podría aumentar las ganancias de las mujeres a través del OECD por US$3 billones por año.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE