Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2022-01-10

Comunidad internacional aplaude sanciones de Unión Europea y EEUU contra cercanos a Daniel Ortega

Canadá y Reino Unido celebraron las nuevas medidas contra allegados al gobierno nicaragüense tras recordar las graves violaciones de derechos humanos en este país centroamericano, además concordaron en que la toma de posesión de hoy, del presidente Ortega y la vicepresidente Murillo, 'carece de legitimidad democrática'.  

Por E&N

Los Gobiernos de Canadá y del Reino Unido celebraron la imposición de nuevas sanciones contra el gobierno de Nicaragua de parte de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, a horas que se desarrollara la toma de posesión de Daniel Ortega, quien llega a su cuarto mandato consecutivo, mismo que será el segundo consetuvivo de su mujer, Rosario Murillo, como vicepresiendenta del país.

La ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Mélanie Joly, remarcó que "el Gobierno de Canadá aplicó anteriormente sanciones selectivas en virtud de la Ley de Medidas Económicas Especiales en respuesta a las continuas, graves y sistemáticas violaciones de los derechos humanos en Nicaragua" y dijo que; "Seguiremos utilizando todas nuestras herramientas diplomáticas para hacer que este régimen opresivo y sus facilitadores rindan cuentas”.

La funcionaria recordó que, en los últimos cuatro años, el gobierno de Ortega y Murillo “ha desmantelado las instituciones democráticas en Nicaragua; ha manipulado el proceso electoral para aferrarse al poder; ha detenido a opositores políticos, reprimiendo a los medios de comunicación independientes y obligando a periodistas y líderes de la sociedad civil a exiliarse”.

Como resultado, “las elecciones del 7 de noviembre en Nicaragua carecen de legitimidad democrática, al igual que la toma de posesión que se celebra hoy. Canadá reitera su llamamiento para que el régimen de Ortega dé marcha atrás en su curso destructivo y busque una solución pacífica y democrática a la crisis actual”, enfatizó la ministra.

Para Canadá, la reversión de la crisis de Nicaragua comenzaría con la liberación inmediata de todos los presos políticos por parte del gobierno.

Se suma Reino Unido

En tanto, el Reino Unido indicó, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, que “apoya el paquete de sanciones anunciado hoy por los Estados Unidos y la Unión Europea”.

Añadió que seguirán “externando las inquietudes al Gobierno, haciendo un llamado al Gobierno de Nicaragua a cumplir con sus obligaciones internacionales y a respetar los derechos humanos de sus ciudadanos y poniendo fin a la represión en el país".

Reino Unido rememoró que las acciones tomadas por el presidente Ortega y la vicepresidente Murillo para prevenir un proceso de elecciones libres y justas en Nicaragua denotaron un claro abuso de poder.

“Las elecciones del 7 de noviembre de 2021 carecieron de credibilidad, con figuras políticas encarceladas, incluidos siete potenciales candidatos presidenciales, y una represión de los derechos y libertades fundamentales. Por lo tanto, la toma de posesión de hoy no es un resultado directo de la voluntad libremente expresada del pueblo nicaragüense, y el Reino Unido no participará en el evento. Este incremento del autoritarismo debe terminar. El estado de derecho y los derechos de la población nicaragüense deben ser respetados, y las elecciones libres y justas restauradas”, advirtió.

Al igual que Canadá, Reino Unido llamó a la liberación inmediata e incondicional de todos los líderes de oposición y de otros prisioneros políticos en Nicaragua, así como a la restauración total de sus derechos civiles y políticos en la nación centroamericana.

RELACIONADAS