Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2021-09-09

Bienes raíces panameños en reinvención

Apoyado en la tecnología, el sector se ha adaptado en medio de la crisis desarrollando nuevos modelos de negocios para adaptarse a la demanda.

Por Luis Alberto Sierra / Revista E&N

El impacto en la economía de la pandemia de la COVID- 19 no ha detenido al sector de bienes raíces en Panamá, consciente de la necesidad de seguir adecuándose a las circunstancias para poder consolidarse como un motor importante en la recuperación pos-Covid-19.

En un discurso el pasado 14 de junio, en ocasión de la exhibición Expo Vivienda Virtual Capac 2021 (Cámara Panameña de la Construcción), el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, resaltó la importancia del sector de la construcción, íntimamente ligado al de bienes raíces, en la recuperación económica pospandemia.

El mandatario destacó las muestras de recuperación que empezó a dar la industria de la construcción durante el primer trimestre de este año, con un incremento de más de US$3.500 millones en los créditos hipotecarios, y resaltó además el crecimiento en 12,1% de la producción nacional de cemento gris.

Según datos facilitados por el presidente de la Asociación Panameña de Corredores y Promotores de Bienes Raíces (Acobir), Francisco Cheng, se estima que en la actualidad existen 3,3 millones de m2 en construcción en 149 proyectos activos, los mismos que representan una ligera disminución del -7% con respecto a los 159 proyectos en construcción activos registrados el año pasado.

El ejecutivo reconoció ante la consulta de Estrategia & Negocios que 2020 fue un año complejo para todos los sectores de Panamá, incluido el sector de bienes raíces e inmobiliario, en el cual se dieron diversos desafíos, pero en gran medida una reinvención para adaptarse continuamente a las necesidades de los compradores e interesados en la actividad.

El directivo reconoció un punto de diferenciación entre los procesos pre y pospandemia, dando un giro hacia una comercialización mayormente digitalizada.

En cuanto a “las principales secuelas que ha dejado el 2020, podemos mencionar una disminución en lanzamientos de nuevos proyectos y una suspensión de proyectos en preventa, sin embargo, esto permite que el inventario existente y en construcción sea absorbido con mayor rapidez”, explicó Cheng.

Banner 928x200 Real Estate.7(800x600)

Para Daniel Larrinaga, cofundador de la empresa de bienes raíces y seguros Peace of Mind, el sector inmobiliario sigue este año en una fase de corrección, considerando que los mercados se corrigen solos con base a su oferta y demanda para luego continuar su evolución.

Según estimaciones que maneja el Instituto Nacional de Estadística y Censo, para septiembre 2020 había 138.729 empleados en el sector y en agosto 2019 había 192,142 empleos. Lo que implica una reducción del 28%, según datos destacados por la Acobir.

TENDENCIAS

“La pandemia ha dejado muchas enseñanzas y nuevas tendencias. En el segmento residencial muchos clientes han creado consciencia que deben invertir en mejores espacios en sus hogares, en remodelaciones internas para mejorar la condición de su vivienda principal, la cual juega un papel fundamental en la creatividad y motivación de cada uno de nosotros”, sostuvo Larrinaga. El representante de la promotora precisó que “después de un proceso de pandemia es evidente que para muchos de nosotros es una prioridad sentirse bien y es muy importante tener un ambiente de armonía y paz en su hogar”.

Encuentre las propiedades destacadas de Panamá en E&N Real Estate

Observó que, con la situación descrita, se ha incrementado la demanda en el segmento residencial, con clientes en busca de casas o de apartamentos con espacios más amplios y cómodos para el bienestar de ellos y sus familias.

Larrinaga apuntó que, por otro lado, el mercado de oficinas ha sido afectado por el teletrabajo, evidenciando durante las cuarentenas que muchas empresas no necesitaban tanto espacio de oficina en un momento en el que la prioridad es la eficiencia, disminuir gastos operativos y la calidad de vida de los colaboradores.

Para el presidente de la Acobir hay diferencias debido a que, en el segmento de vivienda, principalmente, la demanda está buscando tener más contacto con el exterior, mayores espacios y espacios flexibles, así como también la automatización de las cosas.

Estableció que por esto se han visto en este segmento cambios como el incremento en dimensiones y cantidad de balcones para desarrollar diversas actividades; en el acceso a la vivienda, con amenidades y elevadores a través de aplicaciones y sistemas ‘touchless’: y en el diseño de la vivienda para asegurar una adecuada iluminación y ventilación de todos los espacios.

Otros cambios que identificó son espacios flexibles en las recámaras para realizar distintas actividades dentro del área privada y la implementación de ’lockers’ para recolección de pedidos de ‘e-commerce’ y ‘food delivery’ en proyectos verticales de vivienda.

En cuanto al segmento de oficinas a corto plazo, Cheng expuso que los desarrolladores han reducido sus espacios ofertados, al darse cuenta que ha tomado mayor importancia trabajar en espacios más pequeños debido al ‘home office.

Previó que a mediano y largo plazo las oficinas implementarán el acceso ‘contactless’, la mejora en la calidad del aire en interiores, más filtros y mejoras en el sistema de aire acondicionado.

El ejecutivo identificó además en este segmento la flexibilidad de contratos de renta por tiempos más cortos, para incrementar o disminuir espacios rentados, dependiendo de las necesidades de la empresa, salas de junta con on-site /off-site, que permitirán integrar a los colaboradores en la oficina y a distancia.

RELACIONADAS