Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2021-09-07

Presidente de BCIE dispuso de US$140.000 durante hospitalización por covid-19

El hondureño Dante Mossi, presidente ejecutivo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), dispuso de un presupuesto extraordinario de $140.000 (¢87 millones) cuando fue hospitalizado por covid-19 durante una gira a República Dominicana.

Por La Nación (Costa Rica)

Los recursos fueron aprobados para sufragar el traslado y estadía de un familiar, gastos de colaboradores y hasta una ambulancia aérea, de ser necesario. El gasto lo aprobaron los miembros del Directorio del BCIE, con excepción del representante de Costa Rica, el viernes 18 de diciembre del 2020 mediante una sesión virtual, informó La Nación.

Así consta en el acta 2274, de la cual La Nación tiene copia. “El Directorio conoció la documentación remitida electrónicamente a su consideración en esa misma fecha, relativa a la solicitud de ampliación del presupuesto de gastos de funcionamiento del ejercicio 2020 por US$140.000.

“El presidente ejecutivo en funciones explicó que la solicitud se originó en el Comité de Crisis con miras a contar con disponibilidad presupuestaria, en caso de que surgiera algún gasto imprevisto en apoyo a la recuperación de la salud del presidente ejecutivo, como la necesidad de que sea trasladado en ambulancia aérea o el traslado y estadía de algún familiar, así como para sufragar ciertos gastos de colaboradores que viajaron en la misión que encabezó el presidente ejecutivo”, menciona el acta.

Dante Mossi Reyes preside el BCIE desde el 1.° de diciembre del 2018. El único país que se opuso al monto extra de US$140.000 fue Costa Rica, cuya representación estaba a cargo del exdiputado Ottón Solís. Él alegó que los gastos de Mossi estaban cubiertos por su seguro médico.

“El director por Costa Rica expresó su desacuerdo con la propuesta por considerarla una mala práctica y tomando en consideración que el presidente ejecutivo tiene cobertura médica-hospitalaria”, afirma el documento. En la sesión del jueves 24 de febrero del 2021, Ottón Solís se opuso de nuevo al presupuesto extra para Mossi.

“El presidente ejecutivo tiene un salario lo suficientemente elevado para cubrir los gastos que se generaron por su enfermedad, por lo que consideró que esta era una práctica inadecuada”, dice el acta sobre la negativa costarricense.

Exdirector confirma

Según Solís, el presidente del BCIE ya tiene un salario “elevadísimo”, el cual no cuestiona porque el puesto se asigna por concurso de antecedentes.

Sin embargo, explicó que, para el caso de un viaje como el realizado por Mossi a República Dominicana, el BCIE otorga una alta cantidad de viáticos y seguro médico de viajes. “Él, al enfermarse, ya no funciona como presidente del Banco. Entonces, con la excusa de continuidad del negocio, a pesar de que había un vicepresidente igualmente muy bien pagado, que asumió las riendas de una vez, se le dan recursos para asuntos personales, publicó La Nación.

“Si él quería gastar más de lo que el seguro le alcanzaba, debía sacarlo de su propio dinero. Si él quería que familiares viajaran a República Dominicana, él debería de sacarlo de sus propios recursos.

“Sin embargo, manda a subalternos a pedirle al Directorio que le aprueben un presupuesto extraordinario de US$140.000 y, a pesar del reclamo mío, eso se aprueba”, alegó Solís.

El exdirector costarricense consideró que el dinero, que pertenece a los fondos de los países centroamericanos en el BCIE, sirvió para financiar un “regalo extraordinario”.

“Los directores de todos los países aprobaron eso, no solo él tuvo el tupé de pedir eso”, agregó. La Nación solicitó al BCIE una liquidación de los gastos extraordinarios, así como una explicación, pero al cierre de esta nota se había obtenido respuesta.

El exdiputado Solís explicó que esto sería tan alarmante como que el presidente Carlos Alvarado o un diputado se enfermen en otro país y se apruebe un presupuesto extraordinario para que lo visiten allá sus familiares y se cubran sus costos médicos, con dinero de los contribuyentes. “Esto es una cultura abusiva a los más altos niveles, no solo del BCIE, sino de los organismos financieros internacionales, una cultura abusiva”, comentó.

Este pasado 3 de setiembre La Nación dio a conocer que, los gobernadores del BCIE se negaron a ver una propuesta de Costa Rica para reducir en un tercio la remuneración mensual que recibe cada representante de los países miembros.

Con ese ajuste, se podría generar un ahorro de US$857.000 al año (¢531 millones), entre los 13 directores, que podrían ser destinados a ayuda técnica para todos los países miembros en el contexto de la pandemia.

Los directores del BCIE, elegidos por cada país integrante, devengan unos US$19.000 mensuales (¢11,7 millones), monto que incluye un conjunto de beneficios y bonos, informó La Nación.

En febrero, los directores del BCIE instruyeron a la administración del organismo para que, en febrero de 2021 presente una propuesta para la creación de un fondo para situaciones de emergencia del personal en viajes oficiales.

RELACIONADAS