Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2021-07-16

Honduras: Decenas de ciudadanos marchan en contra de las "ciudades modelo"

El gobierno de Juan Orlando Hernández presenta a las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico como una fuente de creación de empleo en un país en el que más del 70% de la población vive en situación de pobreza

Por AFP

Al menos 200 hondureños se manifestaron este viernes contra las "ciudades modelo", que funcionarán de manera autónoma en diferentes zonas del país, por considerar que "violan" la soberanía creando miniestados independientes.

Según la ley que las creó, en 2013, las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico, ZEDE, constituyen áreas "fiscales y aduaneras extraterritoriales", tienen "autonomía funcional y administrativa" y cuentan con "tribunales autónomos e independientes con competencia exclusiva".

Visite el sitio de E&N para noticias de Pymes y emprendedores: estrategiaynegocios.net/pyme-emprende

"Fuera ZEDE, fuera JOH", en alusión a las iniciales del presidente Juan Orlando Hernández, gritaron este viernes unas 200 personas que manifestaron protegidas con mascarillas y blandiendo antorchas encendidas por el bulevar Miraflores, este de la capital.

ZEDE, la solución de Honduras al empleo y desarrollo

La ley de las ZEDE fue aprobada por el Congreso ocho años atrás, pero recién en los últimos meses trascendió que estaban en construcción en las caribeñas Islas de la Bahía y las zonas norte y sur del país.

Descargue nuestra edición impresa: Con solo click acá

El gobierno presenta a las ZEDE como una fuente de creación de empleo en un país en el que más del 70% de la población vive en situación de pobreza.

La creación de esos espacios autónomos ha sido rechazada por los grandes empresarios, las universidades, los gremios de abogados e ingenieros, los fiscales y las iglesias, por considerarlas inconstitucionales.

¿Ya está en Telegram? Siga nuestro canal

De acuerdo con el Cohep, la confederación empresarial, la ley de las ZEDE "violenta el principio de legalidad, que es la piedra angular del Estado de Derecho" e impone "un nuevo Estado dentro del Estado de Honduras".