Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2021-06-10

Japón, con o sin Olímpicos, sufrirá un nuevo pico de casos de COVID

Un análisis hecho por la Universidad de Kyoto proyecta que el país sufría un pico de casos justo en las semanas en las que están previstos los juegos.

Por Bloomberg

El número de personas gravemente enfermas con Covid-19 en Tokio podría aumentar en las próximas semanas, alcanzando su punto máximo a medida que se llevan a cabo los Juegos Olímpicos, incluso sin que miles de participantes lleguen a la capital.

Un nuevo análisis muestra que los casos graves de coronavirus podrían elevarse a un nivel que requeriría otro estado de emergencia a principios de agosto en Tokio, a pesar de los avances en la vacunación de los ancianos, si las restricciones actuales en las áreas urbanas de Japón se levantan según lo programado el 20 de junio.

El modelo del profesor de la Universidad de Kyoto, Hiroshi Nishiura, se presentó a los funcionarios del Gobierno en una reunión de la junta asesora del coronavirus el miércoles. Con los Juegos Olímpicos programados para comenzar en menos de dos meses, muchas personas se han centrado en el riesgo que representan decenas de miles de atletas extranjeros y personal de apoyo que lleguen a Japón, que ha estado cerrado a turistas desde el comienzo de la pandemia. Los expertos ahora se están concentrando en los factores domésticos que podrían contribuir a un repunte en los casos que coincidirían con los juegos.

“Hay cuatro días festivos consecutivos justo antes de los Juegos Olímpicos: las vacaciones de verano y las vacaciones de Obon”, cuando la gente tradicionalmente viaja a casa para visitar las tumbas de sus antepasados, explicó Haruka Sakamoto, investigadora de salud pública de la Universidad de Tokio.

“Es fácil imaginar que las personas pensarán: ‘si se pueden celebrar los Juegos Olímpicos, está bien que viajemos’”.

Y eso puede causar un aumento en la cantidad de personas infectadas, subrayó Sakamoto. El análisis de Nishiura señala que la propagación de variantes de virus que ya se encuentran en Japón también contribuiría al repunte.

A pesar del peligro y el costo, Japón apuesta por el éxito de los Juegos Olímpicos

John Coates, vicepresidente del Comité Olímpico Internacional, aseveró en mayo que los juegos se llevarán a cabo incluso si Tokio se encuentra en estado de emergencia.

El estado de emergencia actual en partes de Japón ha llevado a algunas de las políticas más severas hasta la fecha, como pedir a los restaurantes que no sirvan alcohol. El número de nuevas infecciones ha disminuido, y el promedio móvil de siete días de nuevos casos de Tokio se redujo aproximadamente a la mitad en el último mes. No está claro qué restricciones permanecerán vigentes cuando se levante el estado de emergencia.

Visite el sitio de E&N para noticias de Pymes y emprendedores: estrategiaynegocios.net/pyme-emprende

Este jueves, el panel de monitoreo de COVID del Gobierno Metropolitano de Tokio advirtió que la disminución en el número de nuevos casos de coronavirus podría detenerse en dos semanas a medida que aumenta el movimiento de personas después de que se alivien las medidas de emergencia, según TBS.

Japón ha visto repuntes en los casos después de que se suavizaron las restricciones de emergencia anteriores. Cuando la primera medida de este tipo terminó en mayo de 2020, los casos aumentaron a fines de julio. Los epidemiólogos también señalaron el hecho de que es probable que las personas se refugien en interiores a habitaciones con aire acondicionado en pleno verano, creando condiciones en las que el virus SARS-CoV-2 se propaga más fácilmente.

Será difícil determinar si un aumento de casos se debe a los Juegos Olímpicos u otros factores, pero un aumento en las infecciones afectaría al sistema médico, especialmente si ocurren en personas más jóvenes, muchas de las cuales aún no califican para la vacunación en Japón y es más probable que busquen atención crítica si sus síntomas se vuelven graves, dijo Sakamoto.

Descargue nuestra edición impresa: Con solo click acá

El programa de vacunación de Japón, que tuvo un comienzo lento, se ha acelerado en las últimas semanas. En la actualidad, se han administrado más de 20 millones de dosis en el país de 126 millones de personas. Actualmente, se han administrado suficientes inyecciones para cubrir a solo 7.7 por ciento de la población, según el rastreador de vacunas de Bloomberg. La cobertura de vacunas de Japón sigue siendo la más baja entre las naciones más desarrolladas del mundo.

El modelo de Nishiura estima que la prevalencia de casos graves será mucho menor de lo que habría sido si no se hubieran administrado vacunas. Aún así, la capacidad de cuidados intensivos de Tokio no tendría suficientes camas. El modelo no tiene en cuenta las tasas de vacunación entre los menores de 65 años, un grupo que se espera tenga más acceso a la vacunación en las próximas semanas.

RELACIONADAS