Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2021-01-21
Foto de: https://www.westchesterhispano.net/

Guatemala buscará tratar el tema del TPS con Estados Unidos

Guatemala buscará reunirse con funcionarios norteamericanos para retomar el tema del Estatus de Protección Temporal

JUAN CARLOS PEÑA, E&N

Con la llegada a la Casa Blanca del presidente electo, Joe Biden, se dará un nuevo inicio en materia de las leyes de inmigración, además de que el nuevo mandatario tiene pensado incluir un plan de ocho años a la ciudadanía para inmigrantes sin estatus legal, al igual que una expansión de las admisiones de refugiados.

Biden reformará leyes de inmigración

De esta forma, la legislación propuesta por Biden permitirá que los 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en la nación norteamericana, tengan la oportunidad de convertirse en ciudadanos, en un lapso de solo ocho años.

La propuesta señala otorgar un estatus legal temporal de cinco años a los inmigrantes que no cuentan con papeles y que se estima viven en los Estados Unidos.

Leer también: Joe Biden promete ciudadanía para indocumentados y suspende deportaciones

Posteriormente este grupo de la población será posiblemente elegible para otórgale una Green Card (tarjeta verde) después de que se compruebe que pagan sus impuestos y de que accedan a realizarles una verificación de antecedentes. Es así que tres años después posterior a ello, se podría solicitar la ciudadanía.

Guatemala buscará el TPS

Al respecto, el actual canciller de Guatemala, Pedro Brolo, dio a conocer las expectativas que tiene para trabajar con el presidente Biden, al igual que señaló los temas de interés que buscará trabajar con la nueva administración de Estados Unidos.

Además de señalar que en Guatemala se ve con buenos ojos, la reforma migratoria integral propuesta por el nuevo gobierno, el canciller indicó que buscará entablar el diálogo con altos funcionarios norteamericanos, con la finalidad de que conozcan la situación actual en la que se encuentra el país, a causa de los desastres naturales causados por la tormenta Eta, que afectó Guatemala a finales de 2020.

De igual forma, Brolo buscará tratar con la administración de Biden, el tema del Estatus de Protección Temporal (TPS por sus siglas en inglés) para todos los guatemaltecos que residen en Estados Unidos, con motivo de la propuesta de la nueva legislación.

Presidente de Guatemala, a favor del TPS

Además del canciller guatemalteco, el presidente Alejandro Giammattei también ha señalado su aprobación por el inicio de las conversaciones para obtener el TPS para el pueblo de Guatemala.

Leer también: Biden detendrá la construcción del muro con México desde el día 1

De hecho, es pasado miércoles 20 de enero, mientras se encontraba realizando una actividad pública, el mandatario señaló: “esperamos en Dios y en que el nuevo presidente de EE. UU. nos otorgue el TPS en beneficio de los guatemaltecos”.

De igual forma, el jefe del ejecutivo señaló que espera trabajar con el gobierno de los Estados Unidos, ya que su administración tiene una buena relación con el país del norte, por lo que “seguiremos trabajando con ellos”.

De otorgarse el Estatus de Protección Temporal a Guatemala, es posible que los gobiernos de Honduras y El Salvador también comiencen a presionar al gobierno de Estados Unidos, con la finalidad de que también se les brinde el TPS a sus migrantes.

Cabe señalar que, la población migrante guatemalteca consta de 278,566 adultos solteros, 294,263 adultos con hijos y 89,583 niños o adolescentes entregados por coyotes en la frontera, en el periodo que abarca de 2016 a 2020.

Cambios esperados

Como lo señaló el abogado de inmigración, Matt Cameron, resolver el tema de inmigración no es tan simple como ejecutar una orden presidencial, restaurar y extender el TPS a otras poblaciones es una de las muchas cosas con las que esta administración puede y debe comenzar.

Asimismo, de lograrse la nueva legislación propuesta por el presidente Biden, esta realizaría un cambio radical en el sistema de inmigración estadounidense, volviéndolo más generoso con los inmigrantes, además de que se daría un paso atrás a la retórica antiinmigrante de la administración de Donald Trump.

RELACIONADAS