Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2021-01-04

Guatemala: Los últimos deportados del 2020 llegan con ganas de regresar a EE. UU.

El número de migrantes deportados durante este 2020 es el más bajo registrado en los últimos diez años, como consecuencia directa de la pandemia que cerró las fronteras de los países.

Por Prensa Libre

Me fui hace tres años, pero duré dos años y medio allá afuera, ahorita ando preocupado porque tengo a mi esposa y dos hijos allá. Primero Dios regresaré, pero estoy un poco desesperado de llegar a este país sin familia”, dijo uno de los migrantes que regresó al país este 29 de diciembre y que es originario de Concepción Tutuapa, San Marcos y que estuvo durante cinco meses en un centro de detención antes que decidieran enviarlo como deportado.

“Es duro pasar encerrado en una celda. Gracias a Dios estoy bien y a ver si Dios nos da la oportunidad de volverme a ir” respondió sin ninguna duda otro guatemalteco retornado que es originario de San Marcos y que luego de ser detenido en Houston, Texas, lo enviaron a Miami previo a tomar el vuelo hacia Guatemala.

El país cerró el 2020 con el número más bajo de migrantes deportados en los últimos diez años. Sin embargo, esto no es porque las políticas migratorias de Estados Unidos cambiaron favorablemente para los migrantes o porque en Guatemala las condiciones mejoraron para evitar una migración masiva de su población hacia otro mejor lugar.

El Instituto Nacional de Migración (INM) reportó 43.458 guatemaltecos retornados vía terrestre y aérea, frente a los 105.512 que hubo en 2019 y los 94.482 que se registraron en 2018.

Hasta el momento, la cifra de deportados más baja de los últimos diez años se registró en el 2010, cuando las autoridades reportaron 27 mil 222 personas retornadas. Ese mismo año, el entonces presidente Álvaro Colom, pidió a Washington que le otorgara el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) a los migrantes guatemaltecos.

Sin embargo, esta petición no fue respondida y desde entonces el número de deportaciones ha ido en aumento hasta registrarse la cifra récord del año pasado.

Los que retornan

“Según nuestras estimaciones, bajamos en un 60 % las deportaciones y el factor determinante fue la pandemia”, explicó el director del INM, Guillermo Díaz.

A decir de Díaz, el desafío para el año 2021 es lograr que estos guatemaltecos encuentren en su país condiciones para vivir. “Nuestro desafío ahora es reincorporarlos a la vida económica del lugar, en teoría les debemos dar el apoyo para que tenga un mecanismo de sostenibilidad y sobrevivencia para que puedan reiniciar su vida”, dijo.

El 13 de octubre de este 2020, el vicepresidente de la República instaló el Consejo de Atención y Protección del Migrante para crear acciones coordinadas entre los ministerios de Gobernación, Trabajo, Relaciones Exteriores, Desarrollo Social y el INM.

Díaz explica que el próximo año empezarán a trabajar con un plan piloto que será instalado en ocho municipios fronterizos de San Marcos, Huehuetenango y Quiché. “En cada municipio trabajaremos con cuatro comunidades y en cada comunidad trabajaremos con 200 familias para hacer una especie de desarrollo rural integrado”, agregó.

Aunque tengan una planificación hecha, las autoridades guatemaltecas se tendrán que enfrentar al desafío más grande y es lograr que el migrante no se quiera volver a ir.

RELACIONADAS