Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2020-10-30
FOTO AFP

Trump y Biden, los contrastes de las dos familias que podrían habitar la Casa Blanca

A continuación un repaso de los dos clanes que podrían convertirse en la familia que vive en la Casa Blanca de Washington tras las elecciones del martes.

POR AFP

El presidente Donald Trump y su rival demócrata Joe Biden tienen en común que son septuagenarios, pero la comparación se acaba ahí y sus familias también traslucen dos estilos en las antípodas.

A continuación un repaso de los dos clanes que podrían convertirse en la familia que vive en la Casa Blanca de Washington tras las elecciones del martes.

La familia Trump

Los tres hijos del primer matrimonio de Trump con Ivana Zelnickova forman parte integral su vida política y de sus negocios.

El mayor, Donald Trump Jr, es un pilar de su campaña, muy popular con la base más leales y con los donantes.

Es un orador fluido y dispara con precisión contra quienes percibe como enemigos de su padre: los medios, la izquierda y el "estado profundo", es decir los funcionarios que supuestamente intentan frustrar los planes del presidente.

Don Jr., de 42 años, es un entusiasta de la caza y a menudo luce una barba y viste con una camisa a cuadros, con lo que busca proyectar una imagen de hombre corriente, pese a ser el hijo mayor del presidente.

En Twitter es aún más combativo que su padre y se especula que alberga ambiciones presidenciales.

Tiene cinco hijos con su exesposa Vanessa Haydon Trump y ahora está emparejado con Kimberley Guilfoyle, una expresentadora de Fox News que también es una ardiente defensora del mandatario.

Su hermana Ivanka, de 38 años, tiene el título oficial de "asesora del presidente" y es un miembro clave del núcleo más duro de la Casa Blanca.

Las acusaciones de nepotismo crecieron después de que se sentó con Trump en reuniones con mandatarios y posó en fotos oficiales del G20 con otros líderes mundiales.

Trump dijo en 2018 que estuvo tentado en nombrarla embajadora ante la ONU. También afirmó que le preguntó si quería presidir el Banco Mundial, pero que ella declinó la oferta.

Su esposo, Jared Kushner, es otro de los asesores más cercanos a Trump, con responsabilidades tan amplias como la gestión de la crisis de la Covid-19 o el plan para Medio Oriente. La pareja tiene tres hijos.

Don Jr. y su hermano menor Eric, de 36 años, están a cargo de los negocios del imperio Trump mientras el patriarca y Ivanka trabajan en Washington.

Del segundo matrimonio de Trump con la modelo Marla Maples, que duró seis años, nació una hija llamada Tiffany.

De 27 años, Tiffany ha mantenido un perfil más bajo pero habló en la Convención del Partido Republicano.

El hijo más pequeño, Barron, un adolescente muy alto de 14 años, que vive en la Casa Blanca es su único vástago de su tercer matrimonio con Melania Trump, la primera dama.

El clan de Biden

La vida de Joe Biden ha estado marcada por dos grandes tragedias, cuando su primera esposa y su hija bebé murieron en un accidente de coche en 1972 y cuando su hijo Beau falleció por un cáncer a los 46 años en 2015.

Biden se casó con Neilia Hunter en 1966 cuando él estudiaba leyes y ella era profesora.

Un día Neilia fue coche con sus tres hijos a comprar un árbol de Navidad cuando fueron embestidos por un tractor.

Neilia y la bebé Naomi, murieron y los dos chicos Beau y Hunter quedaron heridos de gravedad.

Joe Biden, estaba presto a jurar como senador, y logró criar a sus hijos con la ayuda de su hermana Valerie. Durante años se trasladó en tren desde Delaware a Washington cada día, para ir a trabajar.

A menudo habla de las relación con sus hijos y cómo esto lo ayudó a superar el duelo a medida que construía su carrera. En 1977 se casó con su segunda esposa Jill, con la que permanece hasta hoy.

Beau era considerado como el heredero político de Biden, con el que compartía la vocación y también las habilidades sociales. Sirvió en Irak y luego fue elegido fiscal general de Delaware.

Pero Beau, que tenía dos hijos, murió de un tumor cerebral en 2015, menos de dos años después del primer diagnóstico. Esto frenó cualquier aspiración de Biden de presentarse a la presidencia en 2016.

Su otro hijo, Hunter, tiene problemas con el alcohol y las drogas y fue sacado de la reserva de la armada en 2014 después de dar positivo en una prueba para detectar cocaína.

Por ello, se ha convertido en un foco para los ataques de Trump durante la campaña.

Entre 2014 y 2019, mientras su padre era vicepresidente de Barack Obama, Hunter formó parte del directorio de Burisma, una empresa ucraniana de gas.

Trump acusó a Biden de intentar destituir a un importante fiscal en Ucrania para proteger a su hijo de una investigación por corrupción.

Hunter, de 50 años, admitió que tuvo poco "criterio" en sus negocios, pero negó cualquier delito.

Ahora vive en Los Ángeles, y tiene tres hijos con su exmujer Kathleen.

Tiene otros dos hijos, uno con su segunda mujer, Melissa Cohen, con quien se casó seis días después de conocerse.

La segunda mujer de Biden, Jill, de 69 años, es una profesora que ha tenido un rol importante en la campaña. La pareja tiene una hija, Ashley, de 39 años.

RELACIONADAS