Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2020-10-02

El Salvador: Nuevos choques entre Bukele y diputados

Una nueva confrontación entre el gobierno del presidente Nayib Bukele y la Asamblea Legislativa elevó las diferencias políticas entre los dos órganos del Estado, por el incumplimiento del Ministerio de Hacienda al retener el pago de salarios a los trabajadores y diputados del congreso unicameral.

Por AP

Al negarse a trasferir los fondos para los salarios de septiembre, la Asamblea Legislativa pidió el martes al Ministerio Público que investigue una posible comisión de delitos, incluyendo incumplimiento de deberes por parte del ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya.

“Lo que corresponde en este momento como Fiscalía es abrir el expediente correspondiente, iniciar las investigaciones y ver qué es lo que éstas arrojan”, dijo a los periodistas el Fiscal General Raúl Melara.

Advirtió que “si determinamos que existen elementos necesarios para imputar (delitos), estaríamos en un eventual proceso de antejuicio que sería presentado a la Asamblea Legislativa”, a la que le corresponde decidir si debe ser procesado en los tribunales de justicia.

De inmediato se presentó un intercambio de tuits entre Bukele y Melara.

“En mi despacho me comentaste de alcaldes que tenían meses aplicando retenciones indebidas a miles de trabajadores, que no querías proceder contra ellos y buscabas que los apoyáramos para que pudieran pagar. ¿Y ahora, por un atraso de 1 día, hablas de antejuicio?”, escribió Bukele mencionando la cuenta de Melara.

El Fiscal le respondió: “El atraso de un tan solo día se traduce en miles de familias trabajadoras sin el salario del que dependen para comer y alimentar a sus hijos. Es grave presidente. No haga lo que ha condenado en otros”.

Aduciendo problemas de caja por la caída de los ingresos corrientes debido a la pandemia del COVID-19, Hacienda no transfirió los fondos para el pago de los salarios de septiembre y el ministro Zelaya dijo que mientras (la Asamblea Legislativa) “no libere los préstamos, sigo sin poder restituir los ingresos”.

El presidente del Congreso, Mario Ponce, dijo que espera que el Fiscal General siente “un precedente” ejemplar porque la retención de los salarios representa una cadena de afectaciones a los trabajadores.

Zelaya informó que envió una carta al presidente de la Asamblea Legislativa en la que propone enlistar prioridades colocando en primer lugar la planilla de empleados legislativos, otra de los asesores de los partidos políticos y otra de los diputados, “para poder realizar los pagos de acuerdo con dicho listado”, pero no tuvo respuesta.

Zelaya, que fue abordado por los representantes de los trabajadores en una visita al palacio legislativo el miércoles, dijo que les había explicado la situación y les pidió que cuestionaran a los diputados, a sus jefes ¿por qué no han aprobado los créditos pendientes?”.

“Ya le dije (al sindicato de la Asamblea) cuál es el problema de caja”, agregó.

El diputado del partido Democracia Cristiana, Rodolfo Parker, uno de los más fervientes opositores del gobierno de Bukele, pidió a la Fiscalía que “se individualicen responsabilidades desde el presidente, el ministro de Hacienda, y si es posible al director general de Tesorería”.

Por su parte el diputado Guillermo Gallegos, de la Gran Alianza por la Unidad Nacional, aliados de Bukele, argumentó que “no hay recursos económicos para pagar a diputados en estos momentos ya que el país está en una situación complicada”.

El primer choque entre Bukele y los diputados ocurrió el 9 de febrero cuando acudió al Legislativo acompañado de policías y militares que entraron al recinto y rodearon las zona aledañas. La medida se interpretó como presión a los legisladores y creó una tensión en las relaciones.

RELACIONADAS