Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2020-09-10

Congreso salvadoreño asigna fondos para infraestructura y para combatir la covid-19

Con los votos de 61 diputados, el Congreso decidió en una sesión plenaria extraordinaria que esos fondos provenientes de un préstamo de US$250 millones adquirido con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), sean incluidos en el presupuesto general de la nación.

Por AFP

El Congreso salvadoreño asignó este miércoles US$197 millones provenientes de un préstamo internacional para distribuirlos en proyectos de infraestructura y la lucha contra la covid-19, entre otros rubros.

Con los votos de 61 diputados, el Congreso decidió en una sesión plenaria extraordinaria que esos fondos provenientes de un préstamo de US$250 millones adquirido con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), sean incluidos en el presupuesto general de la nación.

"Queda aprobada la asignación de fondos", señaló al término de esa votación el presidente de la Asamblea Legislativa, Mario Ponce.

Del total de fondos asignados por el Congreso, US$55 millones corresponden para que el país cumpla con parte de una contrapartida para financiar un programa de mejora de infraestructura y desarrollo vigente con Estados Unidos.

Bajo el programa denominado Fomilenio II, que se puso en marcha en septiembre de 2015, Estados Unidos donará un total de US$277 millones a El Salvador por medio de la Corporación Reto del Milenio (MCC por su sigla en inglés).

El Salvador debe aportar en total como contrapartida para Fomilenio II unos US$88,2 millones.

Desde 2015 y hasta el próximo 30 de septiembre, la MCC habrá desembolsado US$235 millones, correspondientes a un 85% de los 277 millones que en total donará, señaló en un comunicado la oficina de Fomilenio II en San Salvador.

La inversión de Fomilenio II ha sido centrada en proyectos de infraestructura en la zona costera del país en el océano Pacífico y que incluye rehabilitación de escuelas, construcción de carreteras, también ha incluido proyectos de capacitación docente, entre otras áreas.

El Congreso salvadoreño también asignó US$75 millones a las 262 alcaldías del país para que continúen impulsando proyectos de combate al covid-19.

Además, otros US$52 millones se asignaron para el pago de pensiones a veteranos del ejército y miembros de la exguerrilla que combatieron durante la guerra civil (1980-1992).

Y otros US$15 millones fueron asignados para el pago de salarios de personal sanitario de un hospital en San Salvador dedicado a la atención exclusiva de personas enfermas de covid-19.

RELACIONADAS