Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2020-08-20
FOTO Eric BARADAT / AFP

El empleo vuelve a caer en Estados Unidos

Del 9 al 15 de agosto, 1,1 millones de personas pidieron estas ayudas, un número superior al esperado por los expertos (990.000).

Por AFP

El desempleo volvió a crecer en Estados Unidos con más inscripciones de lo esperado a los subsidios disponibles la semana pasada, en momentos en que la situación financiera de quienes perdieron su trabajo se vuelve difícil tras desaparecer un plan de ayuda.

Las solicitudes de ayuda por desempleo volvieron a subir la semana pasada, situándose nuevamente por encima de la barrera del millón, según cifras publicadas el jueves por el Departamento de Trabajo.

OIT: América Latina alcanza récord de 41 millones de desempleados

Del 9 al 15 de agosto, 1,1 millones de personas pidieron estas ayudas, un número superior al esperado por los expertos (990.000).

La semana anterior, el número de solicitudes se había situado por debajo de un millón por primera vez desde comienzos de marzo y 971.000 personas se inscribieron, según datos revisados al alza.

Un total de 14,8 millones de personas cobraron indemnizaciones por desempleo durante la semana del 2 al 8 de agosto.

Se trata del "nivel más bajo desde abril" lo que da a entender "que hubo recontrataciones lo cual es alentador", destacaron los analistas de Oxford Economics en una nota.

Este nivel "sigue siendo extraordinariamente elevado, más del doble que el máximo desde la Gran Recesión" de 2009 y "el mercado laboral está lejos de recuperar la salud", señalaron sin embargo.

Al acumular las ayudas pagadas por el estado federal, por cada uno de los 50 estados y por autoridades locales, el número de beneficiarios era a finales de julio de algo más de 28 millones de personas.

Los desempleados enfrentan la perdida de una ayuda, vital para muchos, de 600 dólares a la semana, desde que comenzó agosto, beneficio aprobado a fines de marzo por la administración de Donald Trump y el Congreso como parte de un paquete de estimulo económico masivo.

Ayuda en suspenso

La Casa Blanca y los demócratas en el Congreso acordaron extender la ayuda, pero siguen sin llegar a un acuerdo para determinar el monto que tendrá el nuevo subsidio.

El presidente Trump firmó una orden ejecutiva para una extensión temporaria de esta ayuda con un monto reducido de máximo 400 dólares -300 dólares pagados por el gobierno federal y 100 dólares pagados por cada estado. Cada gobierno estatal es libre de participar o no en este programa y, por ejemplo, Dakota del Sur declinó hacerlo.

El desempleo "bajó un poco y seguirá" bajando, aseguró sin embargo este jueves a periodistas el consejero económico de Trump, Larry Kudlow.

La tasa de desempleo era de 10,2% en julio en Estados Unidos. Y algunos desempleados no reciben ayuda desde final de julio.

RELACIONADAS