Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2020-08-14

La fortuna de Donald Trump ha disminuído en US$300 millones en un año

Se ha borrado el 10% de la riqueza que tenía cuando se convirtió en presidente de EEUU

Por Bloomberg

Los votantes estadounidenses están seguros de lo que contestarían si les preguntan cómo están sus finanzas respecto a hace cuatro años.

Donald Trump no está tan seguro. La fortuna personal del presidente estadounidense ha declinado en US$300 millones en el pasado año hasta US$2.700 millones borrando así un 10% de la riqueza que tenía desde que tomó posesión del cargo, de acuerdo con el Índice de Multimillonarios de Bloomberg.

trump-fortuna-bloom(800x600)

Esta es la mayor caída en la fortuna de Trump desde que Bloomberg comenzó a monitorearla en 2015. El declive comenzó con una disminución de ingresos en el portafolio de edificios de la Organización Trump, y se aceleró por el impacto de la pandemia sobre el mercado inmobiliario. Los críticos de Trump dirían que él tiene la culpa en parte. Le han acusado de fracasar en el manejo de la pandemia y de impulsar un tratamiento dudoso (la hidroxicloroquina) en lugar de insistir en que la gente use cubrebocas, así como de dejar a los estados competir los unos con los otros por los escasos insumos médicos que hay. El presidente ha dicho falsamente que Estados Unidos tendría menos casos si se aplicaran menos pruebas.

Algunos sectores de la economía han aguantado gracias a los masivos esfuerzos de estímulos del gobierno y la Reserva Federal, así como por la aceleración del comercio electrónico. No obstante, el golpe para la industria de los bienes raíces, el turismo y el transporte, continúa.

Las caídas en el valor del edificio de Trump en el número 40 de Wall Street, su icónica Torre Trump en la Quinta Avenida y otras propiedades que posee junto con Vornado Realty Trust acumulan los golpes más grandes a su fortuna personal. Sus campos de golf han perdido valor también debido a una caída de los precios, ya que cada vez menos gente joven practica ese deporte.

Las altas tasas de infecciones en Estados Unidos y el número de fallecimientos han sacudido a los negocios propiedad del titular del Ejecutivo en un momento crucial. El año pasado, Eric Trump, quien ha estado dirigiendo los negocios de la familia mientras su padre está en la Casa Blanca, comenzó a tantear una potencial venta de su hotel en Washington. En Junio, Vornado dijo que estaba explorando opciones para "recapitalizar" dos torres de oficinas que tiene en co-propiedad con la Organización Trump. La pandemia y el panorama incierto para la economía y el mercado inmobiliario hacen que encontrar inversionistas sea todo un reto.

Trump llegó a la presidencia con una fortuna de US$3.000 millones -aunque él decía que tenía US$10.000 millones- luego de una campaña en la que usó su imagen como hombre de negocios exitoso que prometía entregar prosperidad a las mayorías. Después de sustituir a Barack Obama, el mercado bursátil continuó al alza, algo que Trump presumía frecuentemente en Twitter.

Los críticos vieron algo más: resultados distintos para aquellos con dinero para invertir y para aquellos que no lo tenían. El virus ha creado otras divisiones. Las compañías tecnológicas y los bancos de inversión han registrado ganancias, mientras que el mercado minorista, el turismo y el mercado inmobiliario han caído.

Para la Organización Trump, las cifras todavía podrían ser peores. El impacto total de la pandemia en el imperio aún está por verse. Los reportes financieros para el año completo de 2019 que se entregaron a sus acreedores mostraron una caída en ingresos y un alza en los gastos en sus propiedades de oficinas mucho antes de que llegara el virus. Una declaración financiera obligatoria que se hizo pública el mes pasado revela las cifras de 2019 para los negocios de hoteles, resorts y golf de Trump.

Las propiedades de Trump en Manhattan son sus caballos de batalla, al generar un flujo estable de efectivo que la compañía ha usado para sostener su menos confiable negocio de golf. A la vuelta de la esquina de la Torre Trump hay una fachada cavernosa que solía ser una tienda de Nike, un sitio único en los corredores de shopping más valiosos del mundo. Nike se fue de ahí en 2018. Las rentas promedio para los minoristas en Nueva York han caído a su menor nivel desde 2011.

Trump tiene desventajas como el no ser elegible para algunos de los programas de ayudas que él mismo ha emitido como decretos. Pero su negocio de bienes raíces tiene algunas fortalezas notables y ventajas sobre sus competidores.

La Torre Trump tiene poco apalancamiento y potencialmente podría tomar más si lo necesitara. Los hoteles, resorts y campos de golf del presidente se benefician de los entusiastas visitantes republicanos. Estas operaciones también reciben inyecciones de efectivo del gobierno cada vez que Trump los visita con una amplia comitiva de colaboradores y guardias de seguridad. De acuerdo con el Washington Post, el presidente ha pasado 383 días en sus campos de golf y otras propiedades desde que comenzó su gobierno.

También hay luces al final del túnel el negocio de marcas y licencias del presidente continúa generando decenas de millones de dólares aún cuando algunas de las propiedades que habían funcionado bajo la marca Trump han cortado lazos con él. Las primeras ofertas por su hotel de Washingto mostraron apetito por el activo, que ha generado ganancias por 40 millones de dólares anualmente, no obstante las ofertas no estaban ni cerca de los 500 millones que pagó la familia Trump por él. Trump paga al gobierno federal 3 millones de dólares al año por usar la propiedad.

Helicóptero en venta
Para calcular el valor de la fortuna del presidente, Bloomberg toma en cuenta una docena de fuentes, incluyendo registros de arrendamiento, propiedad y corporativos, métricas de valuación, datos comparables sobre propiedades, sus declaraciones financieras al gobierno, reportes de analistas y entrevistas. Estas fuentes revelan una amplia variedad de fuentes de ingresos: Trump obtuvo 5 millones de dólares en regalías por un desarrollo en Filipinas, 1 millón de dólares por un desarrollo en Kolkata y otro millón por las ventas de su libro "El arte de la negociación" (The Art of The Deal), publicado en 1987.

Tiene otra transacción en puerta que no tendría por qué detenerse por la pandemia: la venta de uno de los helicópteros de la compañía. La Organización Trump compró la aeronave Sikorsky en 1989, con paneles de caoba, vestiduras de piel y accesorios de oro sin siquiera preguntar el precio. El helicóptero apareció en el programa de televisión de Trump "The Apprentice".

"Actualmente tenemos tres helicópteros y con mi padre en Washington (quien además no tiene permitido usarlos) simplemente no los necesitamos todos", dijo Eric Trump en un correo electrónico este mes.

RELACIONADAS