Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2020-08-09
FOTO ASAMBLEA NACIONAL PANAMÁ

Petita Ayarza, líder indígena panameña que rompe esquemas

La panameña se abrió pasó en la política porque vio que los hombres electos no hicieron nada por el pueblo indígena, luego de asumir sus escaños en periodos legislativos anteriores.

Por estrategiaynegocios.net

2019 fue el año en el que el congreso de Panamá dio la bienvenida, luego de elecciones generales, a la primera líder indígena.

Petita Ayarza, una de nuestras Mujeres Desafiantes 2019, nacida en la comunidad de Río Sidra, Comarca Guna Yala, llegó para el periodo constitucional de 2019 al 2024, como representante electa del circuito 10-1, por el gobernante Partido Revolucionario Democrático (PRD).

Su carrera política se remonta al año 2000, cuando corrió como candidata a Representante de Corregimiento por el PRD, posteriormente, en 2004 fue Pre-Candidata del PRD como diputada suplente. Entre 2005-2007 trabajó en la Dirección Regional del Ministerio de Desarrollo Social – Comarca Guna Yala.

La panameña se abrió pasó en este mundo porque vio que los hombres electos no hicieron nada por el pueblo indígena, luego de asumir sus escaños en periodos legislativos anteriores, según sus propias declaraciones.

El poder hace mucho daño. El pueblo te da la confianza, te entrega esa posición (diputación), para que ayudes a la comarca”, agregó la también madre de cinco y originaria de Guna Yala, una zona que comprende una superficie de 3.260 kilómetros cuadrados, con casi 400 islas.

Petita estudió Sociología en 1997; cuenta con un diplomado en Turismo Ecológico y Geográfico, además de un Técnico en Turismo Geográfico y Ecológico (2007) y estudió Perito Comercial, en la Universidad de Panamá.

En Centroamérica hay 65 pueblos indígenas con casi siete millones de personas que ocupan casi 40% del territorio, según el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

En la región estos grupos son de los más vulnerables y olvidados por las políticas públicas.

El Día Internacional de la Mujer Indígena (5 de septiembre) es una conmemoración instituida en 1983​ durante el Segundo Encuentro de Organizaciones y Movimientos de América, para centrar la atención en las mujeres indígenas, su historia, su situación y sus perspectivas.

RELACIONADAS