Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2020-07-25

'Hanna' toca tierra en Texas con vientos de 145 kilómetros por hora

Se prevé que el fenómeno meteorológico se debilite durante su paso por Estados Unidos e ingrese a nuestro país como tormenta tropical, según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Por Bloomberg

Hanna, el primer huracán del Atlántico en 2020, tocó tierra este sábado en la Isla del Padre, Texas, provocando marejadas ciclónicas "mortales", inundaciones y vientos que derriban árboles al sur de ese estado.

Poco antes de tocar tierra a unos 53 kilómetros al sur de Corpus Christi, los vientos de la tormenta habían alcanzado los 145 kilómetros por hora, advirtió el Centro Nacional de Huracanes en un aviso a las 17:00 horas. En ese momento, la pared del ojo de Hanna, con sus vientos más fuertes, ya estaba comenzando a rastrillar la costa.

Es probable que gran parte del daño del huracán de categoría 1 provenga de una marejada peligrosa e inundaciones por lluvias. Se han publicado videos de anegaciones y calles bloqueadas con escombros en Twitter. El gobernador de Texas, Greg Abbott, emitió una declaración de desastre para 32 condados en el camino de Hanna.

Otras tres tormentas atlánticas con nombre han azotado a EU en 2020 hasta el momento, pero todas ellas eran de una fuerza inferior.

"Se espera que Hanna produzca fuertes lluvias en partes del sur de Texas y el noreste de México", adelantó Stacy Stewart, especialista senior en el Centro Nacional de Huracanes.



El agua en muchas bahías de Texas podría alcanzar 6 pies por encima de los niveles de marea alta y a los residentes en el camino del meteoro se les ha dicho que escapen, una situación que se complica aún más por la pandemia del COVID-19. Las mareas de tormenta matan a aproximadamente la mitad de todos los que mueren en huracanes.

El meteoro podría tener un impacto en los cultivos de algodón en la región, pero los vientos más poderosos del fenómeno son bastante compactos y se extienden a solo 40 kilómetros de su centro, explicó Ryan Truchelut, presidente de WeatherTiger en Tallahassee, Florida.

Si bien Hanna ha provocado la evacuación de algunas plataformas en alta mar, el impacto en la producción de petróleo y gas natural en el Golfo de México ha sido poco.

En el caso de México, se espera que el fenómeno meteorológico provoque durante las próximas horas lluvias puntuales torrenciales en Nuevo León y Tamaulipas e intensas en regiones de Coahuila, de acuerdo con el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Así mismo, también se prevén rachas de viento superiores a los 80 kilómetros por hora en los estados mencionados y oleaje de dos a tres metros en la costa norte de Tamaulipas.

Se calcula que Hanna entrará a México en la frontera entre Nuevo León y Tamaulipas el próximo domingo, aunque ya como tormenta tropical.

RELACIONADAS