Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2020-07-11

Costa Rica: Aumentan número de muertos por COVID-19

En esta semana se han contabilizado 2.610 casos positivos, lo que representa el 36 % del total de 7.231 casos que se han registrado hasta ahora.

POR AGENCIA EFE

Costa Rica contabilizó este sábado la muerte 28 por COVID-19, mientras que la cantidad de personas hospitalizadas continúa en aumento en el marco de la segunda ola pandémica en el país.

Puede leer: Costa Rica con las restricciones más severas de los últimos meses para frenar covid-19

El director de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud, Rodrigo Marín, detalló en conferencia de prensa que la muerte más reciente es una extranjera de 41 años que llegó a un hospital de San José el viernes y hoy falleció.

La mujer presentaba una enfermedad cardíaca e hipertensión arterial como factores de riesgo.

Ella es la víctima 28 durante los poco más de cuatro meses de pandemia en Costa Rica y la octava de esta semana.

Marín alertó que esta semana ha sido la de más casos, hospitalizaciones y muertes en lo que va de la pandemia en el país.

En esta semana se han contabilizado 2.610 casos positivos, lo que representa el 36 % del total de 7.231 casos que se han registrado hasta ahora.

Además, durante esta semana han sido hospitalizadas 110 personas de las 330 que durante la pandemia han requerido el internamiento.

En la actualidad hay 132 personas hospitalizadas, de las cuales 22 se encuentran en unidades de cuidados intensivos, ambas cifras récord durante la pandemia.

Este sábado las autoridades contabilizaron 386 casos nuevos de COVID-19, con lo que se mantiene la tendencia cercana a 400 casos diarios en los últimos días.

"Tenemos que tomar medidas extremas, necesitamos la colaboración de todos con el distanciamiento físico y social, con el lavado de manos y de ser posible no salir de casa", declaró Marín.

El ministro de Seguridad, Michael Soto, también hizo un llamado a la población a acatar las medidas y a mantener la distancia, pues la policía sigue recibiendo numerosas llamadas de personas que se aglomeran para tomar licor.

Este sábado comenzaron a regir por un plazo de nueve días, una serie de medidas restrictivas a la movilidad y el comercio en el área metropolitana, con el objetivo de reducir la velocidad de los contagios y recuperar el rastro del virus, según han informado las autoridades.

Estas medidas permiten la circulación de vehículos un día entre semana y uno del fin de semana de acuerdo con su número de placa y únicamente para ir a comprar alimentos, medicinas, acudir a centros médicos y de trabajo en algunas actividades que se mantienen habilitadas.

Los autobuses operarán a un 20 % y los taxis están habilitados para trabajar.

Estas restricciones aplican en el centro del país, donde se ubican las cuatro provincias con la mayoría de la población del país: San José, Heredia, Alajuela y Cartago, así como en algunos cantones de otras provinicias que han sido declarados en alerta naranja.

Desde mediados de mayo, Costa Rica lleva adelante un cronograma de apertura de actividades económicas que se suspende o se retrocede dependiendo de la situación de la pandemia.

RELACIONADAS