Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2020-06-20

Panamá: Denuncia que mayoría de afectados por COVID-19 no recibe ayuda estatal

Los sindicatos indicaron este viernes en una conferencia virtual que en Panamá hay 'más de un millón y medio de trabajadores con contratos laborales formales', y que a 'más de 650.000 obreros no se les registró la suspensión de su contrato de trabajo'.

POR AGENCIA EFE

Sindicatos de Panamá reclamaron este viernes que la mayoría de los trabajadores que están parados por la emergencia de la COVID-19 no reciben una ayuda monetaria aprobada por el Gobierno, por ahora de 80 dólares, una cifra muy inferior a los 500 dólares que los dirigente obreros exigen.

Puede leer: Hospital más grande de Guatemala llegó al límite por COVID-19

Ante el confinamiento dictado en marzo pasado para frenar la propagación del coronavirus SARS-CoV-2, el Gobierno panameño autorizó a las empresas a suspender los contratos de sus trabajadores, un proceso que incluye una notificación ante el Ministerio del Trabajo.

Los sindicatos indicaron este viernes en una conferencia virtual que en Panamá hay "más de un millón y medio de trabajadores con contratos laborales formales", y que a "más de 650.000 obreros no se les registró la suspensión de su contrato de trabajo".

Agregaron que "las cifras oficiales solo reconocen un poco más de 250.000 contratos suspendidos", lo que "deja a miles y miles de trabajadores al margen de ayudas solidarias, sin contar que los registrados tampoco están recibiendo los bonos prometidos".

El Gobierno del presidente Laurentino Cortizo reparte bolsas de comida y un bono de 80 dólares mensuales, que se elevará a 100 dólares a partir del 1 de julio, a una parte de los afectados por la pandemia.

Los dirigentes obreros dijeron que han presentado este reclamo en la mesa establecida el 1 de mayo con la participación de los sindicatos, del Ministerio del Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) y de los empresarios que busca "consensos orientados a la recuperación y mejoras de las relaciones laborales".

En el marco del diálogo los sindicalista han rechazo que las empresas "adopten medidas unilaterales que alteren las condiciones generales de los trabajadores", entre ellas la "suspensión de los contratos de trabajos sin cumplir formalidades y bajo el amparo de un Decreto Ejecutivo visiblemente contrario al procedimiento establecido en el Código de Trabajo".

También la "implementación unilateral de reducciones abusivas de la jornadas de trabajado, despidos encubiertos con la figura de supuestos mutuos consentimientos, y la promoción de la suspensión arbitraria de cláusulas de Convenios Colectivos de trabajo vigentes".

El movimiento sindical exige "el cese inmediato de estas acciones arbitrarias, sean que provengan del Ejecutivo o de los empleadores".

En ese contexto, los sindicatos volvieron a pedir una renta básica de 500 dólares mensuales, una ayuda socioeconómica que también "debe contemplar a los trabajadores informales y desempleados, quienes tienen igual derecho a disponer de condiciones dignas en el marco de la presente situación".

Sobre la mesa tripartita, los sindicatos hicieron "un llamado urgente a las partes, en el diálogo nacional, para que confirmen su compromiso, suscribiendo acuerdos en beneficios de todos, pero en especial de la fuerza de trabajo".

En la conferencia virtual participaron la Confederación de trabajadores de la República de Panamá (CTRP); Confederación convergencia sindical; Central General Autónoma de Trabajadores de Panamá (CGTP); Confederación Nacional de Unidad Sindical Independiente (CONUSI); Casa Sindical; Central Nacional de Trabajadores de Panamá – CNTP; ConfederaciÓn de Unión General de Trabajadores (UGT); Confederación Unificada de Trabajadores de Panamá - (CUTP).

RELACIONADAS