Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2020-04-27
FOTO Ezequiel BECERRA / AFP

Costa Rica: Turismo dejaría de generar hasta US$2.500 millones

Economista recomienda que ICT enfoque atracción de turismo en Estados Unidos y que postergue promoción en Europa.

Por CRHoy

Sin alternativas ante la necesidad de resguardar a la población del nuevo coronavirus, el sector turístico costarricense perderá entre US$2.400 millones y US$2.500 millones al finalizar el 2020, un año calamitoso para la actividad.

Covid-19: Una crisis sin precedentes para Centroamérica

La cifra corresponde a una estimación que realizó la firma Consejeros Económicos y Financiero S. A. (Cefsa) sobre el impacto de la enfermedad respiratoria covid-19 en la economía costarricense y, específicamente, en la industria turística.

Según el Dr. Fernando Naranjo, economista y presidente de Cefsa, este año al país solo le ingresarían divisas por el orden de los US$1.557 millones generadas por el turismo. Costa Rica obtuvo durante el 2019 por la misma actividad US$3.968 millones en divisas.

La proyección que Cefsa presentó a sus clientes hace dos semanas estima que la caída en el sector turismo durante el 2020 será de un 48%.

Si el golpe efectivamente fuera de esa magnitud al finalizar este año, el producto interno bruto se reduciría en -2,10 puntos porcentuales por la caída en el turismo, una actividad que, hasta el 2019, aportaba un 9% de la producción nacional.

“En el lapso de dos semanas, el turismo pasó de la temporada alta a la temporada de cero visitación. Con el cierre de las fronteras, medida que yo comparto plenamente, se vino el turismo en picada con una disminución del 50% en dos semanas. El turismo internacional representa un 80% del turismo total. La primera estimación que nosotros hicimos es que el turismo va a caer este año un 48% y el turismo internacional en este 2020 puede caer un poco más de un 60%, lo cual tiene implicaciones muy severas.”, narró Fernando Naranjo.

CRHoy.com le consultó al Instituto Costarricense de Turismo (ICT) si ya tiene alguna proyección sobre el impacto de la caída del turismo en la economía. No obstante, indicó que el cálculo de las divisas que genera la actividad el corresponde al Banco Central de Costa Rica (BCCR). El Instituto se limitó a contestar que prevé que la disminución “será impactante” para Costa Rica.

Nuevo pico de desempleo por caída del turismo

El empleo será el otro gran sacrificado por la crisis en el sector turístico. Y, si ya el país veía nervioso cómo la tasa del indicador superara un 12% en diciembre pasado, antes de que la pandemia terminara de volcar el carro de la economía, ahora, con en este en llamas, el trauma sería peor.

Cefsa proyectó que a junio del 2020 el empleo en el sector turístico tendría una variación interanual negativa de un 90%. Mientras que a diciembre próximo la variación interanual sería de un 52%.

Solamente por efecto de la crisis en el turismo, estimó Fernando Naranjo, el desempleo crecería este año en 2,51 puntos porcentuales.

Hasta el 2019 la cantidad de empleos que generaba el sector turismo era de 211.000. Las proyecciones de la firma consultora Cefsa son que al cerrar el año en curso esa cantidad se habrá reducido a 101.280 puestos de trabajo.

“No me gusta alarmar a la gente, pero hay que ser realistas. El otro problema que tenemos es que esta es una actividad que no se va a recuperar rápidamente. Podemos estar seguros de que el turismo internacional, por los próximos 5 meses, prácticamente va a ser cero, muy bajo. Habrá algo de turismo doméstico, pero no lo veo yo realmente antes de julio. El turismo internacional empezará a mostrar algún nivel de reactivación en noviembre o diciembre de este año.

“Pero, si nos va bien, andaríamos como en un 40% del turismo internacional que tuvimos durante el año 2019. Nos tomará dos años recuperar el nivel de visitación que tuvimos al cierre del 2019“, agregó Fernando Naranjo.

Según el experto, hay varios elementos que hacen previsible el retraso en el regreso de turistas extranjeros a Costa Rica.

Entre estos citó el tiempo que durará la ciencia desarrollando y realizando pruebas en humanos de una vacuna eficaz contra el coronavirus SARS-CoV-2.

Además, dijo que todavía hay incertidumbre en cuanto a los protocolos que se deberán implementar, principalmente en los aeropuertos internacionales del país, para poder reabrir las fronteras.

“Esto nos va a obligar posiblemente a hacer inversiones adicionales en los aeropuertos y a implementar medidas sanitarias que no teníamos antes de la llegada del COVID-19 y, también, posiblemente, a la reconfiguración de los aviones, que van a cambiar, lo cual va a encarecer los tiquetes”, amplió.

Esos factores hacen que Naranjo prevea que la recuperación del turismo durante el 2021 será muy lenta y que no se puede pensar en recuperar los niveles de visitación turística previos a la pandemia hasta el 2022.

El ICT contestó a este diario digital que aún no puede estimar cuál será el escenario más probable para el sector turístico durante la temporada alta 2020-2021.

Hay elementos que aún llenan el ambiente de inestabilidad, como el desarrollo actual de la pandemia en Estados Unidos, que es el principal mercado emisor de turistas hacia Costa Rica. Esa nación hoy es el epicentro de la crisis sanitaria mundial.

“Sí estamos claros en que pasarán muchos años para que Costa Rica pueda recibir una visitación internacional superior a los 3 millones (de turistas), cifra que se superó en diciembre del año anterior. Definitivamente volver a los niveles turísticos del año 2019 nos tomará entre 18 y 24 meses como mínimo”, vaticinó el ICT.

El Instituto consignó que la Organización Mundial de Turismo (OMT) prevé que las llegadas de los turistas internacionales a los destinos se reducirían entre un 20% y 30% en el 2020, en comparación con las cifras del año anterior. No obstante, salvó el ICT, la misma organización cita que estos números deben ser cautelosos a la luz de la extrema incertidumbre de la crisis actual.

“El escenario de visitación es sumamente incierto para lo que resta del año, una vez que se levanten las medidas sanitarias tanto en Costa Rica, como en los principales países emisores de turistas. A esto, se suma la recuperación de los itinerarios de vuelos de las líneas aéreas y el impacto económico global de esta pandemia que definitivamente reducirá los viajes de ocio, placer o negocio”, agregó el ICT.

Ante ese panorama oscuro, la pregunta es qué puede hacer Costa Rica para acelerar la recuperación de su sector turístico.

Para Naranjo, urge que el ICT actúe en la promoción del país de manera estratégica, relegando al mercado europeo por un tiempo para enfocar las campañas de atracción de turismo en Estados Unidos, sobre todo en las costas este y oeste, y para fortalecer el turismo de negocios centroamericano, el tercer gran mercado del país después del estadounidense y el europeo.

RELACIONADAS